Europa

Inflación en eurozona toca récord, reforzando argumentos a favor de alzas de tasas

Los gobiernos han intervenido con miles de millones de euros en ayudas, pero su capacidad de ayuda es limitada después de gastar enormes sumas durante la pandemia

Una tienda Rimi Hyper en el centro comercial Origo en Riga, Letonia, el 6 de junio de 2022.
Por Andrew Langley
01 de julio, 2022 | 09:43 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La inflación de la zona euro alcanzó un nuevo récord, superando las expectativas y reforzando los llamados a que se lleven a cabo alzas de tasas de interés agresivas como las que están llevando a cabo los bancos centrales de todo el mundo.

Impulsados una vez más por el aumento de los costos de los alimentos y la energía, los precios al consumidor aumentaron un 8,6% interanual en junio, en contraste con el 8,1% de mayo. La media de los economistas encuestados por Bloomberg un aumento del 8,5%. La estimación de la encuesta se ha quedado corta en 11 de los últimos 12 meses.

PUBLICIDAD
Otro máximo
La inflación de la zona euro se aceleró al 8,6% en junio
Blanco: Tasa de inflación de la zona euro
Azul: Inflación subyacentedfd

Los datos reflejan la creciente presión sobre los hogares y las empresas en el bloque monetario de 19 miembros, en el que Francia, Italia y España registraron nuevos máximos históricos esta semana. Alemania, la primera economía del continente, sólo experimentó una desaceleración gracias a los recortes de los impuestos sobre el combustible y a los descuentos en el transporte público, ambas medidas temporales. En la región del Báltico, el crecimiento de los precios se ha elevado por encima del 20% anual.

Los gobiernos han intervenido con miles de millones de euros en ayudas, pero su capacidad de ayuda es limitada después de gastar enormes sumas durante la pandemia. Mientras los consumidores se enfrentan a la subida del costo de la vida, minoristas como Zalando SE (ZAL) y Hennes & Mauritz AB (HM-B) están sufriendo. Las ventas de fabricantes de automóviles como Volkswagen AG (VOW3) llevan meses en caída.

PUBLICIDAD

El Banco Central Europeo (BCE), que está a punto de subir sus tasas de interés por primera vez en más de una década, ha sido criticado por dejar que la inflación se dispare por encima de su objetivo del 2%, mientras que sus homólogos, como la Fed de EE.UU., han llevado a cabo subidas que han alcanzado los 75 puntos básicos.

El dolor de la inflación
Los precios al consumo se disparan en toda la zona eurodfd

El BCE atribuye los problemas de Europa a un aumento de los costos de la energía, exacerbados tras la invasión de Rusia a Ucrania. Aunque ese incesante avance de los precios se ha ampliado, un indicador de la inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos, bajó al 3,7% en junio.

Los rendimientos alemanes a dos años (que son los más sensibles a las variaciones de las tasas de interés) bajaron tres puntos básicos, hasta el 0,62%, luego de haber subido hasta el 0,69%, mientras que los mercados monetarios recortaron las apuestas de endurecimiento, fijando un precio de 146 puntos básicos de subidas para finales de año.

Ante los indicios de que las expectativas de precios futuros se dirigen al alza, el BCE tiene previsto subir su tipo de depósito en un cuarto de punto en julio. El director del banco central belga, Pierre Wunsch, consideró esta semana que esa medida es un “hecho”, a pesar de que sus colegas del Consejo de Gobierno de Letonia y Lituania instaron a tomar medidas más duras como opción.

PUBLICIDAD

La siguiente reunión del BCE tendrá lugar en septiembre, y los datos del viernes prácticamente fijan una subida de tasas de medio punto prevista para entonces si el contexto de la inflación no mejora. Esto situaría el tipo de depósito, actualmente en el -0,5%, de nuevo por encima de cero por primera vez en ocho años.

Lo que dice Bloomberg Economics

“Las medidas desplegadas por los gobiernos de la región para frenar el impacto en los hogares del aumento de los precios de las materias primas no están logrando romper la ola inflacionaria. Y, a medida que Moscú refuerza su control sobre el suministro de gas, pueden producirse más subidas. Un pequeño descenso de la inflación subyacente proporcionará cierto alivio a los responsables de formular la política del BCE, pero esperamos que la preocupación por los excesos a corto plazo domine la toma de decisiones en los próximos meses.”

Maeva Cousin, economista senior de la zona euro

Más allá de eso, el BCE prevé un ciclo “sostenido” de alzas, aunque los vientos en contra de la economía se están fortaleciendo. Los fabricantes informan de un descenso cada vez mayor de la demanda, según una encuesta de S&P Global publicada el viernes, mientras que el creciente temor a los cortes de electricidad en invierno si Rusia limita el suministro de gas natural aumenta la perspectiva de una recesión.

PUBLICIDAD

“Este aumento de los precios no refleja un exceso de demanda en la zona del euro”, dijo Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutivo y uno de los funcionarios más moderados del BCE. “El consumo y la inversión siguen estando por debajo de su nivel prepandémico y aún más lejos de su tendencia prepandémica. Con los salarios aumentando a un ritmo moderado, los ingresos reales se han visto gravemente afectados por el aumento de los precios de las importaciones.”

Con la asistencia de Harumi Ichikura, Kristian Siedenburg, Alexander Weber y James Hirai.

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD