Con condiciones, Gobierno dejará sin efecto la norma que despertó el enojo de MercadoLibre

La decisión llega tras las críticas de Mercado Pago a la medida que había tomado el Banco Central, que apuntaba a reemplazar el sistema de Débito Inmediato por el de Transferencias Pull

Sergio Massa y Miguel Pesce
27 de septiembre, 2023 | 07:17 PM

Buenos Aires — La decisión del Banco Central (BCRA) que desató un nuevo round con MercadoLibre quedará sin efecto. El propio Sergio Massa instruyó al directorio de la autoridad monetaria a derogar la resolución que apuntaba a reemplazar el sistema de Débito Inmediato (DEBIN) por el de Transferencias Pull. Esta marcha atrás llega menos de 48 después de que Mercado Pago advirtiera, a través de un duro comunicado, que la medida afectaría unas cuatro millones de personas, que tendrían dificultades para ingresar dinero a su cuenta.

La decisión del ministro de Economía y candidato a presidente, sin embargo, llega con una serie de condiciones en favor de los comercios PyME. Entre ellas, que tanto Mercado Pago como el resto de las billeteras deberán otorgar una bonificación para cobros con QR de Mercado Pago. Deberán bonificar el arancel para cobrar con QR usando dinero en cuenta de Mercado Pago para los nuevos comercios que se incorporen al sistema, para ventas de hasta $330.000 (1.000 UVAs) o los primeros tres meses, lo que ocurra primero.

Además, deberán comprometerse a una reducción de comisiones para cobros con QR con tarjeta de crédito. El objetivo de este punto es que se reduzcan comisiones que pagan comercios pymes para a cobros a través de QR pasando de $6,99 más IVA a $5,77 más IVA con acreditación inmediata.

VER +
MercadoLibre contra el BCRA y bancos argentinos por norma que afectará a millones

De esta manera, el equipo económico del Gobierno dejará sin efecto la medida que había llevado a Mercado Pago a apuntar el lunes contra el BCRA y los bancos tradicionales del país. El Débito Inmediato, habían argumentado, “tiene el índice de fraude más bajo del que se tiene registro en el país”, afectando a apenas el 0,02% del total de transacciones.

PUBLICIDAD

El rechazo de Mercado Pago estaba dirigido a la decisión del Banco Central de eliminar esta herramienta desde diciembre. La decisión, argumentaban, implicaba “un nuevo ataque a la inclusión financiera”, al tiempo que alertaban que afectaría a unas cuatro millones de personas e induciría el uso de efectivo.

El propio Galperin, incluso, se metió en la disputa a través de un mensaje publicado en redes sociales. “No lo rompieron y no lo van a poder romper tampoco”, contestó en referencia a un mensaje que elogiaba a la billetera virtuales de Mercado Pago y criticaba la decisión del BCRA.

Fotógrafa: Sarah Pabst/Bloomberg

Respuesta de Mercado Pago

Desde Mercado Libre, difundieron un comunicado en el cual aseguran que es positivo lo que expresó el ministro Sergio Massa de revisar la normativa, al señalar que esa normativa “afectaba a millones de personas para ingresar dinero en cuentas digitales, una medida que no tenía sentido porque no traía ningún beneficio, y que, por lo tanto, era innecesaria dado que es un sistema eficiente y seguro”.

PUBLICIDAD

“Este entendimiento evitaría que más de cuatro millones de usuarios se vean perjudicados y puedan continuar utilizando las billeteras digitales como siempre. Quedamos a la espera de la resolución del Banco Central sobre este tema”, dijo Jacobo Cohen Imach, Vicepresidente Sr. de Asuntos Gubernamentales y Legales de Mercado Libre.

Qué decía el comunicado del BCRA

A través de un comunicado emitido el lunes, titulado “Modificaciones consensuadas con todo el sistema en los instrumentos de pago para evitar fraudes”, el BCRA había informado que dispuso una serie de modificaciones en el sistema de pagos y transferencias que comenzarían a regir para todo el sistema a partir del 1° de diciembre.

El propósito de este cambio, consensuado con todos los actores con participación en el sistema de pagos del país, es optimizar las operaciones utilizando los instrumentos con el fin que fueron diseñados, mejorar la experiencia de las personas usuarias y dotar al sistema de mejores estándares de seguridad”, decía el texto.

El principal cambio introducido, marcaba la autoridad monetaria, era organizar el sistema entre pagos y transferencias “para prevenir confusión entre las personas usuarias”. De tal manera, señalaba, “los Débitos Inmediatos se acotan a las operaciones de pago mientras que las transferencias entre cuentas se realizarán a través del sistema de Transferencias Inmediatas Pull”.

Estas modificaciones, aseguraba el BCRA, no alterarían la capacidad de las personas de administrar sus fondos entre los distintos proveedores de productos financieros.