Argentina

Argentina y FMI: qué puede pasar con los bonos y las acciones si hay acuerdo

La mayoría de brokers cree que un entendimiento total entre las partes redundaría en una baja del riesgo país y en un avance del equity, pero el optimismo es moderado

Foto: Tim Boyle/Bloomberg
24 de febrero, 2022 | 06:00 AM

Buenos Aires — Hay un refrán muy popular en la Argentina que reza “el que se quema con leche ve una vaca y llora”. Este dicho popular podría aplicarse a los activos financieros del país, que tantas veces han llevado a los inversores de la euforia a la agonía. Es por ello que el mercado ve como un driver favorable que se cierre finalmente el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, pero aún así, su optimismo es moderado.

Pese a la cautela, hay una cierta coincidencia en que los precios están deprimidos y que existe upside tanto en los activos de renta variable como de renta fija. Aunque varios creen que las subas van a llegar en cómodas cuotas.

TE PUEDE INTERESAR: Ya se puede invertir en Cedears de ETF en BYMA: qué son y cómo hacerlo

PUBLICIDAD

Los bonos

Esperaríamos una suba de 20% en los bonos soberanos, aunque teniendo en cuenta el escepticismo y el sentimiento negativo sobre Argentina que se percibe entre los inversores, el traspaso a precios podría tardar algunas semanas o meses”, indicó Ezequiel Zambaglione, head of strategy en el broker Balanz Capital.

Por su parte, Maximiliano Donzelli, jefe de Research en IOL invertironline, mencionó que un ejercicio que se puede hacer es el de analizar qué pasó en experiencias similares en otros países que cerraron acuerdos con el Fondo.

Al respecto, Donzelli consignó: “Tanto en Ucrania como en el de Egipto, el riesgo país tuvo una baja marcada durante las dos semanas previas a la firma del acuerdo con el Fondo, hasta una vez concretado el mismo. Luego, se presentó una suba abrupta, que da cuenta de la salida de los inversores. Se podría decir que los inversores operaron según el viejo refrán bursátil que enuncia comprar con el rumor y vender con la noticia. En este sentido, se visualiza una mayor volatilidad en los precios de los bonos que hace difícil en el corto plazo extraer una tendencia”.

PUBLICIDAD

“En los meses posteriores, el riesgo país en ambos países fue reduciéndose de forma gradual en un periodo mayor a seis meses. Por ellos, y considerando inversiones en bonos en dólares, el horizonte de inversión debería ser de seis meses a un año”, agregó.

ADEMÁS: Datos oficiales: ¿cuánto invierten los argentinos a través de Uruguay?

Haya acuerdo o no en Argentina, los inversores quieren algo más que una simple firma para convalidar una suba consistente del precio de los bonos y, por ende, una baja de igual naturaleza en el riesgo país. “Si Argentina comienza a dar señales de moderación política y la implementación del acuerdo queda fuera de duda porque se alcanzan los consensos políticos necesarios, el mercado se puede poner muy positivo rápidamente”, reseñó Javier Casabal, estratega de renta fija de Adcap Grupo Financiero.

Quien se mostró algo más pesimista fue el analista de Banco CMF Joaquín Candia puntualizó que luego de que se firme la carta de intención aún queda que si se toma como base el documento filtrado, los objetivos no parecerían requerir “reformas de fondo”. Por ello, Candia consideró que “en cada revisión la volatilidad aumentará, ya que por el momento sigue sin existir confianza por parte del mercado”. Y subrayó que “la coyuntura internacional que no favorece a los activos más riesgosos como los argentinos”.

Lo concreto es que hoy los bonos están a precio de saldo. El más emblemático de los ley extranjera, es decir el Global 2030, está en una paridad de US$33,40 en Wall Street y rinde más de 23% de tasa interna de retorno (TIR). Peor aún está la especie en dólares del Bonar 2030, que puede ser adquirida en la Bolsa porteña por US$30,41.

En este contexto, el riesgo país se ubica en 1.735 unidades. Para tomar dimensión de lo que empeoraron los valores se puede recordar que el 10 de septiembre de 2020, cuando JP Morgan actualizó su medición de riesgo soberano a partir de los bonos soberanos reestructuración, la sobretasa se ubicaba en 1.101 unidades. Ergo, el riesgo país tuvo un incremento de 57,6% en un año y medio.

PUBLICIDAD

Los que tienen más potencial

Pensamos que los bonos Globales son los que mejor deberían capturar el upside”, aseguró Ezequiel Zambaglione, mientras que Donzelli puntualizó: “Del análisis de sensibilidad a un año vista y contemplando el retorno total (es decir, el cobro de cupones y el valor de cada título en un año según la tasa interna de retorno implícita), se desprende que el Global 2035 es el que ofrece la máxima ganancia potencial, mientras que el Global 2029 ofrece un amplio rango de cobertura con rendimientos positivos en dólares”.

Quien prefirió estirar algo de duration fue Casabal, que detalló que, en un escenario positivo, “el Global 2038 debería convertirse en el bono preferido por el mercado. En términos históricos, los inversores vienen mostrando una fuerte preferencia por los bonos de mayor cupón, donde el 2041 ya rindió más de 20% que el 2030, que prácticamente casi no paga cupón”.

Además, el analista de Adcap Grupo Financiero no descartó la curva subsoberana: “Los bonos provinciales, que son mucho más cortos, tienen cupones aún más altos y además tienen situaciones fiscales superavitarias y continúan mejorando, por lo que deberían ser el instrumento ideal para devengar mientras Argentina navega lentamente hacia una normalización de la macroeconomía”.

PUBLICIDAD

Las acciones

El Merval en dólares contado con liqui se encuentra hoy en 438 unidades, por lo que un soplido a favor debería mejorar algo su valor, ya que el promedio histórico suele ubicarlo arriba de los 700 y su máximo llegó a ser de 1800 durante la primavera macrista.

El equity ofrece buenas oportunidades bajo escenarios positivos”, subrayó Zambaglione

PUBLICIDAD

Ahora bien, ¿qué sectores eligen los consultados? “Las principales beneficiadas de un acuerdo serían las empresas que ofrecen servicios públicos, en un contexto de sinceramiento de tarifas. Sin embargo, y considerando la situación financiera de varias de estas compañías, nos inclinamos por aquellas empresas que han presentado buenos resultados, aun en un contexto de congelamiento de tarifas. Destacamos dos: Transportadora de Gas del Sur y Pampa Energía”, resaltó Donzelli.

Mientras tanto, Santiago Ruiz Guiñazú, head de equity sales & trading de Adcap Grupo Financiero proyectó que todos los sectores se beneficiarán de un acuerdo con el FMI.

A la hora de desagregar, Ruiz Guiñazú indicó: “Una vez firmado, los bancos se podrían beneficiar de una suba de la tasa de interés. En Argentina, los bancos en general, y especialmente los que cotizan en Bolsa, tienen una estructura de fondeo muy barata, ya que prácticamente no pagan interés por aproximadamente la mitad de los depósitos (cajas de ahorro y cuentas a la vista). Por esto mismo, una suba en la tasa de interés les permitiría prestar a una tasa más alta, mientras que la diferencia entre lo que ellos prestan y lo que ellos pagan por captar depósitos se hace más grande”

PUBLICIDAD

Su opción favorita en este rubro es Banco Macro, “dada su alta capitalización, baja mora y fundamentos de crecimientos muy sólidos”.

“En cuanto al sector de energía, creemos que Transportadora Gas del Sur podría beneficiarse de una actualización en el valor de la tarifa en lo que es el segmento de transporte de gas. Por otra parte, al tener un segundo negocio de exportación de etano, propano y butano, por el que ingresan pesos atados al tipo de cambio, sería favorable para la empresa si ocurriese una devaluación del valor del dólar oficial”, expresó Ruiz Guiñazú.

Y añadió: “Por último, Pampa Energía es una empresa que tiene participación en casi toda la matriz energética en Argentina. En el negocio de generación de electricidad, con los contratos Power Purchase Agreement (PPA), la compañía recibe pesos actualizados al tipo de cambio oficial. Mientras que, en el segmento de producción de hidrocarburos, la empresa tiene un mix de producción 90% gas y 10% petróleo. Esta es una estructura adecuada, ya que la economía para producir gas en Argentina es más atractiva a la del petróleo”.

PUBLICIDAD

¿Arranca o no arranca?

Un informe reciente del broker Capital Markets Argentina advirtió: “Los activos argentinos se negocian con las expectativas puestas en la resolución de las negociaciones con el FMI y donde actualmente el ruido político generado impacta en estos, aunque se ha visto una leve mejora en el riesgo país en las ultimas semanas. Sin duda será lo que más impacte positivamente en los precios de los activos a medida que se llegue a un acuerdo, pero la consultora FIEL distribuyó una gacetilla en la cual indica que si bien la industria creció un 15,9% en 2021, las expectativas son de un freno en el crecimiento en 2022″.

ADEMÁS:

Súper bono de Bridgestone: ¿en qué conviene que inviertan los trabajadores?

Startups argentinas levantaron un nivel histórico de capital en 2021, según LAVCA

PUBLICIDAD