Negocios

Magnate del carbón gana miles de millones en un mundo que busca ser ecológico

La quema de carbón sigue siendo común, generando alrededor del 35% de la electricidad del mundo y el doble en Indonesia

Una pila de carbón en mercado mayorista
Por Yoojung Lee y Fathiya Dahrul
18 de abril, 2022 | 06:55 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Antes de que comenzara la pandemia, Low Tuck Kwong intentó, y fracasó, vender una participación en su empresa minera de Indonesia. Incapaz de encontrar al comprador adecuado, decidió duplicar la apuesta, agregando acciones en lugar de reducirlas.

La apuesta valió la pena: las acciones de PT Bayan Resources (BYAN) han más que duplicado su precio desde entonces, convirtiendo a Low en una de las personas más ricas de la industria, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Su participación, ahora del 61%, vale US$6.100 millones.

PUBLICIDAD

“Es muy simple: si no puedo vender parte de mis acciones, mejor compro más”, dijo Low en una rara entrevista desde Yakarta en marzo, el mes en que agregó otros 199 millones de acciones.

Acciones de Bayan Resourcesdfd

Los productores de carbón han estado en una buena racha recientemente, un desarrollo inesperado para la industria más responsable de las emisiones de carbono. En la cumbre climática COP26 del año pasado en Glasgow, más de 40 países se comprometieron a alejarse de ese combustible. Indonesia, su mayor exportador, ha impulsado la regulación para salvaguardar los recursos naturales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la quema de carbón sigue siendo común, generando alrededor del 35% de la electricidad del mundo y el doble en Indonesia. La actividad económica posterior a la pandemia ha aumentado la demanda, al igual que la guerra en Ucrania. Las naciones, incluido Japón, han prohibido las importaciones de combustible ruso, lo que reduce aún más el suministro y eleva aún más los precios.

Para Bayan Resources, donde Low se desempeña como presidente, ha sido una bendición. Las acciones cotizan cerca de un máximo histórico. Los ingresos se duplicaron con creces a US$2.900 millones el año pasado y la compañía pagó toda su deuda. Ahora, la minera está construyendo nueva infraestructura para aumentar su capacidad de producción hasta 60 millones de toneladas para 2026 desde 37,6 millones de toneladas en 2021, según el director financiero, Alastair McLeod.

“Todavía hay un mercado muy equilibrado, con algo de escasez de oferta”, dijo McLeod en la entrevista de marzo. “Obviamente, aún enfrentaremos una variedad de desafíos. Pero desde la perspectiva del precio de mercado, hay demanda de carbón. Anticiparíamos márgenes saludables en 2022″.

Las acciones de mineras de carbón han ganado, impulsando las fortunas de otros magnates indonesios. PT Adaro Minerals Indonesia (ADMR), controlada por PT Adaro Energy Indonesia (ADRO) del multimillonario Garibaldi Thohir, se ha disparado casi un 2.800% desde su debut en bolsa en enero. El salto del 175% en PT Harum Energy (HRUM) durante el último año ha enviado el valor de la participación de su fundador a US$2.000 millones.

PUBLICIDAD

Las preocupaciones ambientales aún tienen que controlar la demanda mundial de carbón, dijo Shirley Zhang, analista principal para el mercado de carbón de Asia Pacífico en la consultora energética Wood Mackenzie. Incluso si el conflicto ruso-ucraniano disminuye, dijo, “la mayoría de los países asiáticos seguirán necesitando carbón para 2050 y la falta de financiación en las minas de carbón proporcionará respaldo a los precios”.

Bayan Resources ha instalado paneles solares e iluminación con energía solar en sus proyectos y su mina Tabang, que contribuye con más del 80% de su producción, genera niveles más bajos de azufre, nitrógeno y cenizas cuando quema carbón, según una presentación de la empresa. Pero las limitaciones son obvias, dijo McLeod: “Inherentemente, solo podemos hacer una cierta cantidad de cambios si aún vendemos carbón”.

PUBLICIDAD

Low se mudó a Indonesia hace más de cinco décadas, listo para aprovechar las oportunidades en la economía más grande del sudeste asiático. Inicialmente, el nativo de Singapur se dedicó a la construcción: su primer proyecto fue construir una instalación para almacenar helados. Pero el sector era un ajetreo constante.

“Todavía había que buscar otro proyecto para que nuestra gente trabajara”, dijo.

PUBLICIDAD

La minería parecía más estable y, a finales de los ochenta y en los noventa, la empresa constructora impulsó su negocio de carbón. Bayan Resources se creó en 2004 y Low también se convirtió en el accionista mayoritario del transportista de carbón de Singapur Manhattan Resources Ltd. (SGD)

Low dice que es un amante de los animales y pasa su tiempo libre paseando por el zoológico y las plantaciones de frutas que estableció en la isla de Borneo, cerca del sitio de su mina Tabang. Invirtió unos US$4 millones en el parque, que está abierto al público de forma gratuita.

PUBLICIDAD

-Con la asistencia de Pei Yi Mak y Yudith Ho.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD