Mercados

Goldman estima que yen seguirá cayendo con o sin intervención

El yen extendió su declive a un mínimo de 20 años, traspasando la anticipada marca de 130 frente al dólar

Impresión de yenes
Por Amelia Pollard
28 de abril, 2022 | 03:34 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El descenso del yen (JPY) a un mínimo de dos décadas generó comentarios sobre la posibilidad de que el Banco de Japón salga al rescate. Pero para Goldman Sachs Group Inc. (GS), ni siquiera una intervención cambiaría la suerte de la golpeada moneda.

Mientras los rendimientos estadounidenses sigan aumentando y la autoridad monetaria japonesa se ciña a sus principales parámetros de control de la curva de rendimiento, el yen seguirá bajo presión ya que los diferenciales de tasas juegan a favor del dólar, según el banco.

“Nos resulta difícil ver que la intervención impulse una apreciación sostenida sin ningún cambio en las expectativas de control de la curva de rendimiento”, escribió en una nota la estratega Karen Reichgott Fishman de la empresa con sede en Nueva York. “Con los riesgos para los rendimientos aún inclinados al alza, es probable que la intervención en el mercado de divisas parezca ser menos efectiva”.

PUBLICIDAD

El yen extendió su declive a un mínimo de 20 años, traspasando la anticipada marca de 130 frente al dólar, mientras el Banco de Japón se comprometió a comprar una cantidad ilimitada de bonos todos los días para limitar los rendimientos y, al tiempo que emitió un fuerte mensaje sobre su postura superfácil. El desplome llevó al Ministerio de Finanzas de Japón a tomar cartas en el asunto, prometiendo responder “apropiadamente” a la abrupta caída de la moneda.

Para Fishman, si el yen sigue depreciándose, existe un “alto riesgo de intervención”, basándose en el comportamiento pasado del banco central. La mayor parte de las intervenciones del Banco de Japón se produjeron cuando el yen se cotizaba en el rango de 127 a 130 por dólar.

Si la autoridad monetaria revisa los parámetros de control de la curva de rendimiento y el diferencial de tasas de Japón con respecto a Estados Unidos se reduce entre 40 y 45 puntos básicos, el yen podría fortalecerse hasta un 3%, según Goldman. Sin embargo, el banco no espera una convergencia inmediata de las tasas al valor justo, lo que significa que el impulso a la moneda probablemente sería menor.

PUBLICIDAD