El Salvador

El Salvador le estaba apostando al 2x1 para pagar los bonos: Carlos Acevedo

Los US$800 millones que el gobierno salvadoreño necesita para pagar el vencimiento de 2023 alcanzarían para recomprar las emisiones de 2023 y 2025; pero el mercado tiene la última palabra

Carlos Acevedo, economista salvadoreño, expresidente del Banco Central de Reserva, y exrepresentante de Centroamérica ante el FMI. Foto: Cortesía Carlos Acevedo
26 de julio, 2022 | 05:07 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

San Salvador — El gobierno salvadoreño anunció que en septiembre comenzará a recomprar bonos soberanos con vencimiento en 2023 y 2025, a precios de mercado, y a voluntad de los tenedores.

Con la iniciativa, busca aprovechar los bajos precios de los títulos valores, que han sido castigados fuertemente en ´los últimos meses. Previo al anuncio, estos cotizaban en los US$0,74 por dólar el 2023; y en US$0,34 el 205.

En entrevista con Bloomberg Línea, el economista Carlos Acevedo analiza que se trata de una medida acertada para aliviar la carga de deuda del Estado. Y es que con la valorización actual en los mercados internacionales, con los US$800 millones necesarios para liquidar el vencimiento de 2023 alcanzaría para recomprar ambas emisiones.

PUBLICIDAD

El éxito del plan, revelado este martes por el presidente Nayib Bukele en su Twitter, dependerá de que los bonos no suban demasiado. Los inversores tienen la última palabra.

Bloomberg Línea: ¿Qué opina de la recompra de bonos 2023 y 2025 que anunció el presidente Bukele?

Carlos Acevedo: De entrada, me parece que es una buena jugada, una jugada audaz, pero creo que es la mejor opción que tiene para este tema de los vencimientos próximos de eurobonos. Si fuera del gobierno o me hubieran pedido mi opinión, habría recomendado hacerlo.

¿Tiene los recursos el gobierno de El Salvador para recomprar ambas emisiones?

En los últimos días, el bono 2023 estaba como el 70% del valor y el de 2025, un poco más de 30%. Si el gobierno que de todas maneras tenía que conseguir US$800 millones para el vencimiento del 2023 a valor facial, con un poco más que consiga puede recomprar las dos emisiones, solo en valor facial se está ahorrando casi US$800 millones, más los intereses que tendría que pagar de aquí al vencimiento de ambos, que serían fácilmente otros US$100 millones.

PUBLICIDAD

Ahora, hay una gran condicionante, me imagino que el mercado va a empezar a reaccionar subiendo al precio de los bonos.

En su anuncio, Bukele dijo que espera que suba el precio...

En la medida que los precios empiecen a subir, el ahorro del gobierno se va a ir reduciendo. Por eso aquí la reacción del mercado es determinante. Mi punto es que, básicamente, el gobierno de El Salvador le estaba apostando al 2x1, con el dinero que tenía que recoger para honrar el vencimiento de 2023, con ese mismo dinero puede pagar el de 2025, si tuvieran estos valores de mercado.

Hoy se enviaron dos proyectos a la Asamblea Legislativa uno de ellos tiene que ver con la autorización del Banco Central de Reserva para darle al Ministerio de Hacienda los derechos especiales de giro; y el otro tiene que ver con una autorización de un préstamo del BCIE.

¿Significa que El Salvador ha conseguido los US$800 millones que estaba buscando para pagar los bonos de 2023?

Sí, bueno, yo estaba seguro de que los iba a conseguir. La diferencia ahora es que con los mismos US$800 millones se pueden retirar ambas emisiones si el mercado no empieza a reaccionar subiéndole mucho los precios.

¿Hay casos similares que han pasado en América Latina o en países emergentes que hayan implementado una estrategia similar?

No recuerdo ahora, pero ciertamente no es usual. Normalmente cuando un país está estresado, endeudado, lo que ha ocurrido son reestructuraciones de deuda, pero recomprar su propia deuda aprovechando que está barata, no me extrañaría que quizá alguno ya lo haya hecho, pero no es usual.

¿Este movimiento es una reestructuración de deuda?

No es una reestructuración convencional porque es completamente del mercado.

PUBLICIDAD