Honduras

Diputados hondureños plantean regulaciones en importación de electrodomésticos

El anteproyecto de Ley para el Uso Racional y Eficiente de la Energía establece una serie de disposiciones para los equipos que podrán comercializarse en el país

En Honduras hay una industria relativamente significativa de importadores de electrodomésticos de gama blanca.
14 de agosto, 2022 | 08:22 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos
Últimascotizaciones

San Pedro Sula — Una serie de disposiciones contempladas en el anteproyecto de Ley para el Uso Racional y Eficiente de la Energía en Honduras preocupa a los comerciantes de electrodomésticos usados.

El artículo 17 de la iniciativa presentada días atrás en el Congreso Nacional establece que “los distribuidores de equipos, aparatos y sistemas que funcionen con energía eléctrica o combustibles, y estén destinados al uso doméstico serán responsables de que estos cuenten con etiquetas del consumo anual de energía de cada artículo”.

De igual forma, el mismo enunciado expone que “en caso de que el artículo no esté etiquetado deberá abstenerse de distribuirlo”.

PUBLICIDAD

El anteproyecto de ley en mención, presentado por el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Rafael Sarmiento, tiene entre sus objetivos el fomentar el uso racional y eficiente de la energía, así como regular los órganos a cargo del fomento del uso racional y eficiente de la energía y sus competencias.

Otras medidas de regulación técnica

También, el artículo 13 del anteproyecto señala que solamente podrán comercializarse en el país equipos, aparatos y sistemas que utilicen energía eléctrica o combustibles para su funcionamiento, que incluyan información normalizada de aplicación nacional referente al consumo y desempeño energético mediante etiquetas de acuerdo con la reglamentación.

También, el artículo 14 expone que las etiquetas deberán ser visibles en los equipos, aparatos y sistemas en los puntos de exhibición y en el material publicitario utilizado para la comercialización en los sitios de ventas.

PUBLICIDAD

En el caso de que un equipo esté etiquetado en un idioma extranjero, el importador deberá fijar al lado de la etiqueta original otra con la correspondiente traducción al idioma español. Los fabricantes e importadores serán responsables de la exactitud de la información contenida en la etiqueta.

El artículo 15 dispone que la información brindada al consumidor sobre el consumo y desempeño energético del equipamiento, se hará con base en normas técnicas de eficiencia energética nacionales o, en su defecto, emitidas por organismos internacionales de normalización que sean adoptadas por la regulación nacional.

En tanto, el artículo 16 indica que la adopción de normas y regulación técnica relacionada con el uso racional de la energía y de eficiencia energética, se realizará respetando los términos del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la Organización Mundial del Comercio y las buenas prácticas de normalización establecidas por la Organización Internacional de Normalización, ISO.

Reacciones de los importadores

“Dicha regularización prácticamente nos impediría desarrollar las operaciones que por más de 40 años algunos compañeros han venido ejecutando”, dijo Ronald Bardales, integrante de la Asociación de Importadores de Electrodomésticos Usados a medios de la capital.

Según estimaciones del sector, esta industria genera 1.800 empleos directos y 6.000 indirectos. “Si la ley se aprueba, automáticamente nos desaparecen a los importadores de electrodomésticos usados y estos artículos no podrán ingresar al país”, agregó Bardales.

El anteproyecto de Ley les exige al momento de importar y traer los electrodomésticos a las aduanas la etiqueta de eficiencia energética, generalmente de color amarillo, que tienen los electrodomésticos nuevos, principalmente.

PUBLICIDAD

“Una etiqueta nos va a brindar el consumo anual de ese aparato, pero una refrigeradora nueva o usada consume la misma cantidad de energía y esto puede provocar un efecto dominó para los importadores de vehículos usados y para los de ropa usada”, dijo Ricardo Cruz, integrante de la Asociación de Importadores de Electrodomésticos Usados.

El importador ejemplificó que una lavadora digital con una durabilidad de uno a dos años cuesta 17.000 lempiras (HNL), US$693, y una mecánica de segunda mano cuesta 7.000 lempiras, US$285, y dura 10 años.

El anteproyecto en cuestión sigue siendo socializado por la Comisión de Energía del Congreso Nacional para posteriormente discutirse en el Legislativo.

PUBLICIDAD