Mercados

BoE anuncia compra ilimitada de bonos a largo plazo para calmar a los mercados

Los rendimientos de los gilts a 30 años cayeron hasta 73 puntos básicos, a 4,26%, tras el anuncio. Es la mayor caída en datos que se remontan a 1996

Imagen del Banco de Inglaterra (BoE)
Por Greg Ritchie y Naomi Tajitsu
28 de septiembre, 2022 | 07:45 AM

Bloomberg — Los bonos a 30 años del Reino Unido se encaminan a su mayor subida registrada luego de que el Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés), anunciara un programa temporal de compras ilimitadas de bonos a largo plazo y la demora del inicio del programa de ajuste cuantitativo.

En concreto, los rendimientos de los gilts a 30 años cayeron hasta 73 puntos básicos, a 4,26%, tras el anuncio. Es la mayor caída en datos que se remontan a 1996. Esto tras una incesante venta que llevó los rendimientos a subir más de un punto porcentual desde el viernes, hasta 5,41%, un nivel que no se veía desde 1998.

La libra se fortaleció brevemente, pero luego pasó a caer hasta un 1,5%, acercándose de nuevo a su mínimo histórico, de menos de US$1,06.

PUBLICIDAD

El BoE dijo que intervendría para ayudar a restablecer el orden en el mercado. La caída se ha visto alimentada por las preocupaciones sobre los planes de gasto fiscal del gobierno de Liz Truss y se ha acelerado cuando la venta forzada de los fondos de pensiones se ha enfrentado a las llamadas de margen.

“En los últimos días hemos visto un aumento desordenado de los rendimientos de los gilts a largo plazo y de los linkers, lo que podría haber provocado una nueva subida incontrolada si no se calma”, dijo Daniela Russell, estratega de tasas de HSBC Holdings Plc (HSBC).

“En los últimos días, miles de planes de pensiones se han enfrentado a demandas urgentes de efectivo adicional para depositarlo como garantía para hacer frente a las peticiones de márgenes”.

PUBLICIDAD
El rendimiento de los bonos a 30 años se encamina a una caída récord tras un histórico saltodfd

La repentina subida de los rendimientos de los gilts fue especialmente preocupante para las denominadas estrategias de inversión basadas en el pasivo, que son populares entre los programas de pensiones del Reino Unido. Suelen emplear el apalancamiento para ajustar los pasivos -que se extienden décadas en el futuro- a sus activos. La venta de gilts obligó a muchos a presentar más garantías.

“Esto es esencialmente un ejercicio de control de la curva de rendimiento a corto plazo”, dijo Geoffrey Yu, analista de Bank of New York Mellon Corp. “Si calman la volatilidad de la renta fija puede ayudar a calmar también las divisas”.

--Con la ayuda de Libby Cherry.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD