Chile

Nuevo órgano constituyente debe ser representativo e incluir voz de expertos: Piñera

El expresidente dijo que Chile lleva más de 40 años discutiendo la Constitución de Pinochet: “No queremos llevar más años así”

Sebastián Piñera, presidente de Chile.
01 de noviembre, 2022 | 07:50 PM

Santiago — El expresidente Sebastián Piñera dijo que Chile necesita una nueva Carta Magna. “Llevamos más de 40 año discutiendo la Constitución de (Augusto) Pinochet, no queremos llevar más años así, lo que estamos haciendo ahora es buscar un acuerdo”, aseguró el exmandatario después de ser consultado por Bloomberg Línea sobre un nuevo proceso constituyente.

Sobre cómo debiera ser el organismo que debiera redactar la nueva propuesta, Piñera afirmó que “el órgano debe tener doble naturaleza, ser representativo e incluir la voz del conocimiento y de los expertos”.

El exmandatario participó este martes en el XII Foro organizado por la consultora Abeceb en la ciudad de Buenos Aires, donde también compartió con los expresidentes Mauricio Macri (Argentina), Álvaro Uribe (Colombia) y Mariano Rajoy (España).

PUBLICIDAD

“Los constitucionales presentaron un proyecto muy malo. Chile estuvo en un camino muy confuso y equivocado. Hoy día se está recuperando y espero que Chile sea un país que logre cruzar esa travesía del desierto, dejar atrás el subdesarrollo e integrarse a los desarrollados”, indicó el exjefe de Estado.

En su intervención, el político dijo que el país, después de recuperar la democracia (1990), redujo la pobreza, encabezó el ranking en Latinoamérica en ingresos per cápita, y en educación universitaria alcanzó los 1.200.000 (alumnos) “Todo esto fue fruto de un acuerdo tácito entre la centro izquierda y centro derecha que gobernaron en estos 30 años. El acuerdo era de democracia, de economía libre e integrada”.

Pero apuntó a que todo esto cambió cuando en algún momento una “izquierda extrema empezó a cuestionar a todos los actores de esos 30 años y algunos de ellos enmudecieron y ahí vino el estallido”. Reconoció que hubo reclamos legítimos, pero también una “reacción irracional”.

Las fuerzas políticas con representación parlamentaria están discutiendo para avanzar en un nuevo proceso constituyente después de que la propuesta elaborada por convencionales fuera rechazada un 61% de los electores, frente a un 38% que sí la apoyó, en el plebiscito del 4 de septiembre.

PUBLICIDAD