EE.UU.

Republicanos prometen escrutinio de ayuda a Ucrania tras ganar Cámara baja de EE.UU.

Ello podría generar tensiones con el gobierno de Biden y preguntas sobre el compromiso a largo plazo del país a medida que la guerra se extiende

El líder republicano en la Cámara Baja, Kevin McCarthy
Por Courtney McBride
17 de noviembre, 2022 | 07:01 AM

Los congresistas republicanos dicen que llevarán a cabo un escrutinio más exhaustivo del apoyo financiero de EE.UU. a Ucrania una vez que tomen el control de la Cámara de Representantes en enero.

Ello podría generar tensiones con el gobierno de Biden y preguntas sobre el compromiso a largo plazo del país a medida que la guerra se extiende.

El líder de la minoría republicana en la Cámara, Kevin McCarthy, que se convertirá en su presidente una vez que tome posesión el nuevo Congreso, dijo el mes pasado que los republicanos no darán un “cheque en blanco” a Ucrania, especialmente dada la inflación local.

PUBLICIDAD

Otros republicanos, como la congresista Marjorie Taylor Greene, han pedido cortar el grifo por completo. EE.UU. ha dado unos US$18.000 millones en forma de armas y transferencias desde la invasión.

Aunque es poco probable que Greene consiga su deseo, estas exigencias aumentarán la presión sobre los líderes republicanos y crearán dolores de cabeza a la administración de Biden, que se ha centrado en la unidad de los aliados occidentales para mantener el flujo de dinero y armas al ejército del presidente Volodymyr Zelenskiy. Aunque el presidente Joe Biden tiene formas de trabajar en torno a los legisladores recalcitrantes, sus demandas harán que los aliados se sientan incómodos.

Marjorie Taylor Greenedfd

“Deberíamos detener inmediatamente los pagos a Ucrania y comenzar una auditoría exhaustiva de los US$60.000 millones que Joe Biden y el Congreso ya han enviado allí”, tuiteó el 14 de noviembre el representante Thomas Massie, republicano de Kentucky, cuando el control republicano de la Cámara de Representantes se hacía más evidente.

PUBLICIDAD

A falta de contar las papeletas de algunas elecciones, el partido obtuvo el miércoles por la noche los 218 escaños necesarios para el control, según Associated Press. La estrechez de la mayoría republicana significa que Greene, Massie y otros que pretenden recortar la financiación a Ucrania pueden tener influencia, lo que complica la vida a los republicanos que quieren mantener el flujo de la ayuda.

Biden tendrá a otros republicanos de su lado, entre ellos el representante Michael McCaul, que va a tomar el control de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. En el Senado, donde los demócratas mantendrán una estrecha mayoría, el líder republicano Mitch McConnell ha dicho que su partido quiere enviar a Ucrania más ayuda, no menos.

Las dudas sobre la magnitud del apoyo a Ucrania también pueden resurgir desde la izquierda del Partido Demócrata. En octubre, una carta de un grupo de 30 demócratas progresistas de la Cámara de Representantes instó a Biden a entablar negociaciones con Rusia para lograr un final diplomático de la guerra en Ucrania. A las pocas horas, tras las críticas de otros demócratas, dieron marcha atrás y afirmaron su apoyo a la estrategia de Biden.

En una entrevista con Bloomberg News, la ministra de Economía ucraniana, Yulia Svyrydenko, dijo que creía que Estados Unidos mantendría el apoyo financiero a su lucha contra Rusia independientemente de quién estuviera al mando.

“Apreciamos mucho su apoyo bipartidista”, dijo. “No estamos preocupados. Ucrania lucha por derechos y valores muy concretos. Creo que Estados Unidos apoyará hasta conseguir la victoria”.

Las divisiones sobre Ucrania ponen de manifiesto cambios más amplios en el sentimiento sobre la seguridad nacional entre los republicanos.

PUBLICIDAD

Una vez conocido como el partido más belicoso, muchos republicanos bajo el presidente Donald Trump trataron de reducir los compromisos de Estados Unidos en el extranjero, tratando de retirar las tropas estadounidenses de Siria y Somalia y expresando escepticismo sobre las instituciones internacionales como la Unión Europea. Trump incluso amenazó con retirar a Estados Unidos de la OTAN.

Una persona familiarizada con el pensamiento de los líderes republicanos dijo que el partido se centra en la supervisión. La persona, que pidió no ser identificada al discutir las deliberaciones privadas del partido, dijo que hay un sentimiento creciente de que Zelenskiy está exigiendo demasiado dinero y demasiadas armas.

Los legisladores republicanos también están preocupados por la corrupción en Ucrania, sobre todo teniendo en cuenta el reconocimiento de que la embajada de EE.UU. en el país carece de recursos para hacer un seguimiento de los fondos desembolsados a Kiev.

PUBLICIDAD

En parte como respuesta a estas preocupaciones, el Departamento de Estado anunció a finales de octubre un plan para asegurarse de que los sistemas de armas destinados a Ucrania no se desvían. Este plan consiste en reforzar la seguridad de las armas proporcionadas por Estados Unidos en los puntos de almacenamiento y transferencia.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD