República Dominicana

República Dominicana baja a 5% las proyecciones de crecimiento para 2022

El Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo de República Dominicana ajustó las proyecciones producto del panorama internacional

El MEPyD proyecta un crecimiento de un 5% del PIB en el próximo cuatrienio (2022-2026).
06 de abril, 2022 | 03:03 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Santo Domingo — Luego de cerrar un año con un desempeño económico mejor a lo previsto por los organismos locales e internacionales, el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo (MEPyD) de República Dominicana ajustó las proyecciones de crecimiento para el 2022.

En 2021, el producto interno bruto (PIB) dominicano en creció un 12,3%, respecto al 2020, y las perspectivas para este año se inclinaban a un 5,5%, estas fueron reajustada a un 5%, producto del panorama internacional.

“Con un clima internacional que ha sufrido sucesivos embates, las perspectivas de crecimiento económico mundial para 2022 se revisan a la baja. Se espera que para este año el producto interno bruto de República Dominicana crezca un 5% en términos reales, en línea con su crecimiento potencial”, inicia el informe Panorama Macroeconómico 2022-2026 elaborado por el ministerio.

PUBLICIDAD

El crecimiento de un 5% del PIB se proyecta para el próximo cuatrienio (2022-2026).

El informe agrega que, se espera que las presiones inflacionarias internacionales se mantengan la mayor parte del 2022, por lo que, el país estaría cerrando el año con una inflación interanual cercana al 7%.

Actualmente la inflación interanual del país caribeño se ubica en 8,98% por encima del rango meta de 4,0% ± 1,0% establecido por el Banco Central, la más alta registrada en los últimos 14 años.

PUBLICIDAD

Inflación internacional

De acuerdo con la entidad, las proyecciones están sujetas a niveles muy altos de incertidumbre, dado el origen de los choques externos, por el panorama internacional y sus posibles efectos sobre las perspectivas macroeconómicas domésticas.

“La incertidumbre que permea los mercados internacionales, las persistentes disrupciones en la cadena de suministro, los shocks climáticos que ha seguido colocando presión sobre los precios de los algunos de los commodities, así como una mayor persistencia de las presiones inflacionarias, auguran un entorno internacional menos favorables”, añade el informe.

PUBLICIDAD