Edenor intenta evitar pago anticipado a acreedores

La empresa energética intenta eliminar cláusula de cambio de control y genera incertidumbre en inversores.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Los nuevos propietarios de la distribuidora eléctrica más grande de Argentina están provocando la ira de los acreedores pocos meses después de asumir el control.

Edenor, que vende electricidad a 2,5 millones de personas en el área de Buenos Aires, está intentando eliminar una cláusula de cambio de control que le exige pagar de forma anticipada sus US$98 millones en bonos en el exterior. La firma ofreció a los bonistas un pago único de US$ 20 por cada US$1.000 en pagarés que posean a cambio de renunciar a la cláusula.

La propuesta no ofrece explicación de por qué la empresa quiere evitar el pago anticipado del bono y no aclara qué pasaría si la oferta es rechazada. La situación pone de relieve los riesgos que enfrentan los inversionistas en un país que ha caído en default tres veces en los últimos 20 años y que, más recientemente, restringió el acceso de algunas empresas a los dólares que necesitan para realizar pagos de deuda. El año pasado, los bonos corporativos de Argentina estuvieron entre los de peor desempeño del mundo.

Este mes, la propuesta fue destrozada por un grupo de acreedores que dice poseer al menos 20% del capital principal del pagaré. La empresa es “próspera y solvente” y no debería tener problemas para reunir el dinero para pagar el bono, según Dennis Hranitzky, de Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan, asesor legal del grupo de bonistas.

“Los bonistas quieren entablar algún tipo de diálogo para comprender las actuales condiciones financieras de la compañía”, señaló Hranitzky. “El hecho de que la empresa esté tratando de hacer esto ahora no inspira mucha confianza en que cuando estos bonos venzan en un año, los pagarán”.

Hoy es el plazo para que los inversionistas acepten o rechacen el acuerdo, de no ser por el cual la firma tendría que realizar el pago total para el 30 de septiembre. Pero los bonistas dicen que sus solicitudes de diálogo con Edenor no han tenido respuesta. La empresa, conocida formalmente como Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte SA, declinó hacer comentarios antes de que expire la oferta, a las 5 p.m. en Nueva York.

El problema surge de la decisión de la perforadora argentina de petróleo y gas Pampa Energía de vender en diciembre su participación de control en la empresa, lo que generó la cláusula de cambio de control que permite a los bonistas exigir el pago inmediato. Entre los nuevos propietarios se incluye Daniel Eduardo Vila y José Luis Manzano, de Integra Capital, quienes son copropietarios de Grupo América, una de las empresas de medios más grandes de Argentina.

Los pagarés, que vencen en octubre de 2022, se cotizan aproximadamente al mismo nivel que estaban cuando Pampa anunció que vendería su participación, cerca de 90 centavos por dólar.

Para que se elimine la cláusula, la empresa necesita el apoyo mayoritario de un quórum que represente a los propietarios de al menos el 60% de los valores, según el contrato del bono.