Negocios

Ante auge de baterías, CEO de Sherritt apuesta por expansión del níquel en Cuba

La minera canadiense planea aumentar la producción en las instalaciones existentes de Moa.

Paisaje de La Habana, en Cuba.
Por Stephen Wicary y James Attwood
05 de noviembre, 2021 | 06:56 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El nuevo jefe de Sherritt International Corp. considera que la revolución de los vehículos eléctricos se está extiendiendo hasta Cuba, con la minera canadiense planeando aumentar la producción de níquel y cobalto para baterías.

En su primera decisión importante bajo el mando del CEO, Leon Binedell, la empresa con sede en Toronto quiere aumentar la producción de su empresa conjunta Moa en Cuba entre un 15% y un 20% con respecto a las 34.876 toneladas métricas producidas el año pasado.

PUBLICIDAD

“Ir por la oportunidad de menor riesgo y menor capital para Sherritt es una forma significativa de aumentar los flujos de efectivo y perseguir el crecimiento”, dijo Binedell en una entrevista.

El plan, presentado el miércoles en un comunicado, implica extender la vida útil de la mina existente más allá de 2040 y está diseñado para aprovechar la fuerte demanda esperada de metales utilizados en baterías recargables a medida que el mundo se aleja de los combustibles fósiles.

PUBLICIDAD

También está destinado a marcar un punto de inflexión para Sherritt, que llevó a cabo una reestructuración de su deuda el año pasado después de salir de un costoso proyecto en Madagascar. Los próximos pagos de la empresa vencen en cinco años, momento en el que Binedell espera haber completado la expansión.

“Hay una medida de velocidad requerida”, dijo Binedell el jueves por teléfono. “La intención es tener todo el beneficio de la producción y la expansión antes del vencimiento de nuestra deuda”.

Ver más: El níquel se está convirtiendo en un campo de batalla por el futuro de las baterías

Riesgo político

Las acciones de Sherritt cayeron un 3,3% a 44 centavos canadienses el viernes a las 11:09 a.m. en Toronto, en camino a su cuarto día consecutivo de pérdidas. Las acciones han ganado un 7% este año, por detrás del aumento del 23% del índice compuesto de referencia S&P/TSX de Canadá.

PUBLICIDAD

Si bien las perspectivas de la demanda de los metales son brillantes, existen desafíos en el procesamiento de los minerales complejos que se encuentran en la nación isleña, donde las empresas también tienen que sortear el embargo comercial de Estados Unidos y trabajar con un gobierno hambriento de divisas.

El predecesor de Binedell, quien entregó las riendas en junio, esperaba que la elección de Joe Biden aliviaría la tensión política entre EE.UU. y Cuba que llevó a Sherritt al borde del abismo durante la presidencia de Donald Trump. Pero los vínculos siguen siendo tensos, especialmente después de que el gobierno de La Habana reprimió aún más a la disidencia en respuesta a las raras protestas callejeras a principios de este año. La economía de Cuba también se está recuperando de la pandemia, que cerró su vital industria turística.

PUBLICIDAD

“Los impactos del Covid-19, junto con las sanciones de EE.UU., han creado una gran presión sobre el gobierno”, dijo Binedell, añadiendo que Sherritt y los líderes cubanos han encontrado una “gran alineación” en el plan de expansión de Moa.

Sherritt espera proporcionar una actualización del proyecto el próximo trimestre, ya que la minera trabaja con sus socios cubanos para finalizar los plazos, las estimaciones de capital y las alternativas de financiación. Los cimientos de una de las nuevas instalaciones se colocaron como parte de un plan de expansión previamente archivado, lo que ayudará a mantener bajos los costes de construcción.

PUBLICIDAD

“Es más una cuestión de realizar pedidos de equipos e instalarlos”, dijo Binedell.

El ejecutivo nacido en Sudáfrica, que asumió el puesto más alto en Sherritt después de desempeñarse como director financiero en Guyana Goldfields Inc., pudo ver de primera mano la operación de Moa durante una visita a la isla el mes pasado. También se reunió con los principales funcionarios cubanos, incluido el presidente Miguel Díaz-Canel, quien, según Binedell, ofreció una garantía personal de que el gobierno con problemas de liquidez seguiría pagando sus facturas.

“A medida que vuelvan a abrir para el turismo en menos de dos semanas, comenzarán a tener un mayor acceso a las reservas de divisas”, dijo el CEO. “La paciencia es una virtud y será necesaria para lidiar con esto, pero no preveo un problema de recuperabilidad a largo plazo”.

PUBLICIDAD