Argentina

¿Cuántos oficialistas podrían votar en contra del acuerdo entre Argentina y el FMI?

Los cambios en la jefatura del bloque obliga al oficialismo a reconfigurar estrategias en miras a un acuerdo con el organismo

Las diferencias en el Frente de Todos complican aún más al presidente Fernández
03 de febrero, 2022 | 08:29 AM

Buenos Aires — La renuncia de Máximo Kirchner como jefe del Frente de Todos en Diputados fue un cimbronazo en la coalición oficialista, que deberá reconfigurar la convivencia del frente dentro y fuera del Congreso.

Un día después del anuncio de Kirchner, el presidente Alberto Fernández y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, ya habían elegido al sucesor: el rosarino Germán Martínez, cuadro parlamentario de perfil bajo y de buen diálogo con bloques opositores.

La tarea de Martínez no será sencilla, en un mes con convocatoria a sesiones extraordinarias, y a la espera del acuerdo con el FMI, deberá recomponer los lazos entre los distintos sectores que integran la coalición oficialista.

PUBLICIDAD

No sólo deberá negociar un apoyo al acuerdo con Fondo, sino que, en esta nueva etapa, el funcionamiento del Frente de Todos deberá adoptar metodologías más típicas de los interbloques y dividir con mayor precisión autoridades de comisión y roles en los debates en el recinto.

VER MÁS: Quién es Germán Martínez, el elegido por Fernández para reemplazar a Máximo Kirchner

Radiografía

A grandes rasgos, uno de los principales subbloques con los que deberá dialogar es La Cámpora que, liderado por Máximo Kirchner, está compuesto por 16 diputados, de los 118 que tiene el Frente de Todos. Hay que sumar a los dos de la Corriente Clasista Combativa, los tres del Frente Patria Grande y otros diputados como Leopoldo Moreau y el sindicalista Hugo Yasky más vinculados a la figura de Cristina Fernández de Kirchner y, a priori, también en contra del pre acuerdo alcanzado entre el Gobierno argentino y el FMI.

PUBLICIDAD

Desde el sector que lidera el hijo de la vicepresidenta hoy dejan trascender que no frustrarán la aprobación del acuerdo cuando este sea tratado en el recinto. El propio Martínez afirmó que trabajará “para tener el mayor acompañamiento en el Congreso sobre el acuerdo con el FMI”, y reconoció que “hay mucha diversidad” en el Frente de Todos.

La categoría PJ no es un sector homogéneo. Hay diputados que responden directamente a Alberto Fernández, como Leandro Santoro, Eduardo Valdés o Victoria Tolosa Paz, están aquellos que responden a los gobernadores y también figuran diputados como Moreau que están alineados a la figura de Cristina Fernández de Kirchner, y podrían oponerse a un acuerdo con el FMI.

            • En el Senado: En la Cámara alta, de los 35 senadores oficialistas, son 10 los que responden directamente a Cristina Fernández de Kirchner. El bloque es liderado por el formoseño José Mayans, socio del gobernador Gildo Insfrán. Al momento no han habido fisuras en esta bancada.

Preocupación

Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI, reconoció ayer que “obviamente hay una preocupación por el trámite legislativo”. En declaraciones a Radio Urbana Play, corrigó que “no es preocupación, es estar pendientes. Porque forma parte de la proyección del acuerdo. Si ellos para perfeccionarlo tienen que pasar por el directorio y nosotros, por el Congreso”.

Aún así, desde el Frente de Todos aspiran a un acompañamiento de Juntos por el Cambio. Dijo Chodos: “Uno tiene la expectativa de que haya un sector importante de la oposición que entienda que habiendo sido responsables del mayor préstamo en la historia del FMI con la Argentina tengan una responsabilidad social”.

La postura de la oposición, difusa

La mesa nacional de Juntos por el Cambio, que se reunió ayer, transmitió el mensaje de que esperarán la letra chica del acuerdo para definir postura. Es en parte, una forma de postergar una toma de decisión que divide posiciones en el frente opositor. Mientras distintos sectores del espacio tienden hacia una postura más dialoguista ─en particular la UCR y los diputados que responden a gobernadores─, otra ala, referenciada en Patricia Bullrich, optan por no acompañar el acuerdo. Lo que estudió la mesa nacional de JxC, es abstenerse a la votación, una herramienta que podría beneficiar al Frente de Todos.

No obstante, aún falta para que este debate arribe al Poder Legislativo. La votación en el Congreso es el segundo de los tres pasos clave que faltan en las negociaciones con el FMI:

PUBLICIDAD