Colombia

¿Qué ganó la BVC con la disputa entre Gilinski y el GEA por Sura y Nutresa?

El mercado accionario colombiano tuvo como protagonistas a los líderes empresariales, los inversionistas y al público en general que curioseaba la operación

Bolsa de Valores de Colombia
Por Daniel Guerrero
28 de febrero, 2022 | 05:14 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bogotá — El mercado accionario colombiano conoció una nueva faceta del mundo bursátil en noviembre del 2021 cuando inició la toma hostil del Grupo Empresarial Antioqueño por parte de la familia Gilinski.

Si bien en la Bolsa de Valores de Colombia se habían llevado a cabo muchas ofertas públicas de adquisición, la de los banqueros del GNB Sudameris se constituyó en la primera OPA no conversada entre comprador y vendedor.

PUBLICIDAD

OPA hostil se conoce en el mundo de las acciones, pero hasta el arrebato de Gilinski, en Colombia no hacía parte del vocabulario bursátil.

VER MÁS: Gilinski es ahora el mayor accionista de Sura: en Nutresa no alcanzó el mínimo

PUBLICIDAD

Para Andrés Moreno, experto bursátil “la BVC ganó exposición mediática. Llevamos cuatro meses en los que la gente se enteró que existen dos empresas llamadas Grupo Sura y Nutresa y eso despertó el interés por saber qué es una OPA”.

Y es que, si bien las dos empresas son muy grandes en Colombia, son más reconocidas sus marcas que los nombres del holding.

“La BVC también ganó negociaciones y transacciones. Las OPA hacen parte de las negociaciones bursátiles, entonces se hizo una operación válida en la que un socio nuevo está comprando acciones por montos billonarios y la plataforma de la bolsa cumplió con facilitar la realización de negocios, porque para eso son las bolsas”, agregó Moreno.

VER MÁS: Cinco cambios que las OPA de Gilinski provocarán en el empresariado colombiano

PUBLICIDAD

Hay que tener presente que las OPA sobre los grupos Sura y Nutresa tuvieron dos momentos. El primero, el 10 de noviembre y el 29 de noviembre en 2021.

En esas fechas se conocieron las primeras ofertas por cada una de las empresas y de esa manera se inició la disputa entre los empresarios antioqueños y los Gilinski.

PUBLICIDAD

“El desgaste que tuvieron Gilinski y el GEA fue enorme, incluso el GEA intentó suspender las negociaciones de la OPA acudiendo al Consejo de Estado. Los abogados no lograron frenar una operación transparente, ahí ganó la bolsa que logró adjudicar y hacer respetar las nomas a pesar de presiones de abogados”, concluyó Moreno.

VER MÁS: Hoy terminan las OPAS de los Gilinski y la batalla llega a las juntas

PUBLICIDAD