Negocios

Cinco cambios que las OPA de Gilinski provocarán en el empresariado colombiano

Las OPA hostiles de los banqueros colombianos Gilinski en las empresas del GEA sacudieron el panorama de los negocios en el país y replantearon el ajedrez en el mercado

Este negocio generó un remezón en la bolsa de valores local
28 de febrero, 2022 | 04:04 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — Las OPA de la poderosa familia de banqueros colombianos Gilinski por dos empresas del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), Nutresa (NUTRESA) y Sura (GRUPOSUR), dio emoción a la Bolsa de Valores colombiana (BVC) y tras su remate este lunes provocará cambios que seguramente serán de largo plazo en el empresariado colombiano.

Tras el cierre de la segunda OPA por Grupo Sura en la tarde de este lunes, Gilinski quedó como mayor accionista con el 31,5% y el segundo es el Grupo Argos con el 27,7%.

PUBLICIDAD

De otro lado, la segunda OPA sobre el Grupo Nutresa concluyó sin que se cumpliera el objetivo mínimo que se propuso la familia Gilinski.

También escuche: La estrategia del día Colombia: Se acaban las OPA de los Gilinski, pero la confrontación cambia de lugar

PUBLICIDAD

Tras concluir el segundo período de recepción de aceptaciones apenas lograría incrementar su participación en Nutresa en un 3,11%, mientras que su objetivo era hacerlo en al menos 18%.

Una vez los banqueros Jaime y Gabriel Gilinski liberen los mínimos de la OPA y compren las acciones que les venderían en la segunda OPA, su participación en Nutresa pasará del 27,69% al 30,8%.

El que fue uno de los tres mayores negocios del año en Colombia en 2021, de acuerdo a algunas firmas que siguen el mercado de fusiones y adquisiciones, generó un remezón en la bolsa de valores local, poco acostumbrada a estos movimientos en los últimos años, así como en el aparato empresarial colombiano.

Sobre las OPA de Nutresa y Grupo Sura, José Luis Suárez, managing partner de Gómez Pinzón Abogados, firma que asesoró legalmente la transacción, dijo a Bloomberg Línea que la clave “fue haber confiado y creído en la institucionalidad y la regulación del mercado de valores. Estas transacciones fueron un espaldarazo a la institucionalidad del mercado, demostrando así que si las cosas se hace bien, funcionan aplicando la regulación que existe”.

PUBLICIDAD

A continuación, cinco cambios que se podrían avecinar en el empresariado del país tras este histórico movimiento:

Ver más: Los negocios del año: las movidas más grandes y millonarias de Colombia en 2021

PUBLICIDAD

1. Las empresas estarán más alerta

Tras interrumpirse la calma en el mercado local, algunos analistas coinciden en que las empresas listadas o que prevén listarse en el mercado pueden desistir para no verse sujetas a ofertas públicas de adquisición hostil.

A la vez, representa un llamado de atención para todas las firmas listadas en bolsa, en un escenario en el que muchas de sus acciones están infravaloradas.

PUBLICIDAD

2. Un nuevo tipo de liderazgo

El chief economist en Alianza Valores, Felipe Campos, dijo a Bloomberg Línea que luego de un período de estancamiento en las bolsas emergentes en general, los administradores de las compañías deben comprender los entornos y reconocer que si hay incentivos estos no pueden ser únicamente de largo plazo para los inversionistas.

Hay que trabajar en políticas de dividendo un poco más atractivas, tratando de balancear la salud de la compañía a largo plazo, que está muy bien, pero también la necesidad de los inversionistas de tener algún retorno”, comentó.

PUBLICIDAD

Según el analista, el GEA “se ha caracterizado por sacrificar el tema del dividendo, en pos del crecimiento de la compañía”, por lo que en futuro considera que esto debe repensarse para generar ese balance.

Ver más: GEA se sacude tras OPA de Gilinski: ¿qué lecciones quedan y qué cambiará?

PUBLICIDAD

3. Un foco en los inversores minoritarios

Si algo demostraron las recientes OPA es que la voz de los accionistas minoritarios debe ser escuchada y su satisfacción es clave, pues no se trata solo de “buscarlos en los momentos en que necesitan recursos, sino también retribuirles su confianza”, dijo a Bloomberg Línea Daniel Escobar, CFA.

En este tema coincide el analista económico Gregorio Gandini, quien dice en conversación con Bloomberg Línea que “los minoritarios son una fuerza determinante que debe ser tenida en cuenta”, pues sumados estos pueden definir el control de las compañías.

4. Acciones infravaloradas y anticipo de más OPA

Según Gandini, “los bajos niveles de liquidez y el precio de las acciones son escenarios que pueden dar oportunidades a acciones como las vistas en las OPA”.

De hecho, considera que tras estos movimientos “ahora el mercado de valores local tiene un alcance mayor” al de antes y por lo tanto “puede ser el escenario de más jugadas de este tipo”.

Escobar, por su parte, manifestó que “es cierto que una compañía no puede evitar la volatilidad del mercado, pero sí abrir las puertas para una comunicación más fluida. Llevábamos varios años de ostracismo de las inversiones, en el que la rentabilidad no compensó el riesgo”.

Insistió en que “también es una advertencia de que aún hay mucho valor que no está siendo reflejado en los precios de las acciones, lo cual genera la expectativa de más ‘movidas’ similares en el futuro”.

5. Nuevos mecanismos de blindaje

Tras las OPA hostiles cabe también el análisis con respecto a las figuras de blindaje que tienen las compañías para hacer frente, luego del ajedrez que montó la familia Gilinski para conquistar espacio en las principales joyas del GEA, que por mucho tiempo se consideró blindado.

Felipe Campos comentó que en el caso del GEA de alguna forma la misma estructura de participación cruzada pudo ser atractiva para los nuevos socios, pues luego de haber entrado se generó “un efecto ampliado”.

“Entonces básicamente en esos enroques hay un apalancamiento implícito en el que uno logra comprar algo y termina siendo dueño de muchas otras cosas”, afirmó el analista.

Y es que con la dinámica que impusieron los Gilinski con sus OPA quedó claro que los esquemas de participación cruzada no son un blindaje totalmente eficaz y que han perdido atractivo en el escenario actual.

Ver más: ¿Quién es Jaime Gilinski, el hombre que puja por dos joyas del GEA en Colombia?

PUBLICIDAD