PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Reservas turcas pierden “impactante” cifra de US$4.800 millones en sólo una semana

La lira tiene el peor desempeño de este año en los mercados emergentes frente al dólar

Turquía
Por Paul Abelski
20 de mayo, 2022 | 01:53 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Las reservas brutas de moneda extranjera de Turquía fueron las que más cayeron este año, lo que proporciona una prueba más de que un esfuerzo para apoyar a la lira tiene un costo cada vez más elevado.

La reserva se redujo en US$4.800 millones en los siete días que terminaron el 13 de mayo, según cifras del banco central publicadas el viernes. Eso llevó las tenencias totales, que excluyen las reservas de oro, a un mínimo de 10 meses de US$61.200 millones.

PUBLICIDAD

La caída semanal fue “impactante” y una señal de que Turquía se “está inclinando infructuosamente contra la corriente”, dijo Cristian Maggio, jefe de estrategia de cartera de TD Securities en Londres, en una nota a los clientes.

Turquíadfd

Incluso con los bancos estatales turcos interviniendo ocasionalmente en los mercados de divisas, la lira tiene el peor desempeño de este año en los mercados emergentes frente al dólar con una pérdida de más del 16%. Está cayendo en el contexto de una fuerte demanda de dólares por parte de las empresas turcas, que están tratando de protegerse de la inflación alimentada por episodios anteriores de depreciación de la moneda y un repunte en los precios mundiales de las materias primas.

PUBLICIDAD

Los bancos estatales no comentan sobre sus intervenciones monetarias, pero un exgobernador del banco central dijo en 2020 que los prestamistas estatales realizan transacciones de acuerdo con los límites regulatorios y pueden continuar activos en el mercado de divisas.

La disminución de las reservas representa una fuente clave de vulnerabilidad para Turquía. Durante un período que abarcó 2019 y 2020, el presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que Turquía gastó US$165.000 millones tratando de estabilizar la lira, una política que fracasó en gran medida y finalmente obligó al banco central a aumentar las tasas de interés.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD