PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Otras obras de arte que también fueron vandalizadas como La Gioconda

Durante los últimos 100 años, el famoso cuadro de Leonardo Da Vinci ha sufrido un robo y varias agresiones, pero no ha sido la única

Ataque a La Gioconda, de Leonardo Da Vinci
30 de mayo, 2022 | 05:00 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

La histórica obra de Leonardo Da Vinci, La Gioconda, también llamada Monna Lisa, sufrió el 29 de mayo un ataque en el Museo del Louvre, en París, cuando un hombre en silla de ruedas le arrojó un pastel. Sin embargo, no es la primera vez que alguien intenta ultrajar este obra de arte, de principios del siglo XVI. Aunque en esta oportunidad no pasó a mayores, ya que la agresión fue repelida por el cristal que protege el cuadro.

La Monna Lisa ha sufrido diversos ataques. El 22 de agosto de 1911, la famosa pintura fue hurtada y no se supo nada de ella hasta dos años más tarde, cuando Vincenzo Peruggia, un extrabajador del museo, intentó venderla en Florencia.

PUBLICIDAD

El hombre, que la había mantenido en su poder todo ese tiempo, fue detenido y la pintura restaurada al museo. Durante la ocupación alemana, en la Segunda Guerra Mundial, la obra de Da Vinci fue evacuada del museo parisino y trasladada a diversos lugares secretos de Francia para mantenerla a salvo de los nazis.

Vicenzo Peruggia, el hombre que hurtó y mantuvo escondida durante dos años La Gioconda.dfd

En 1956 la Gioconda sufrió dos nuevos ataques. En el primero de ellos fue rociada con ácido, lo que provocó pequeños daños en su parte inferior. Unos meses después, una persona lanzó una piedra contra el cuadro que impactó en el cristal que protegía la obra, rompiéndolo y provocando el desprendimiento de la capa pictórica a la altura del codo izquierdo.

PUBLICIDAD

Posteriormente, en 1974, una mujer roció con pintura roja el cuadro mientras estaba expuesto en el Museo Nacional de Tokio. El 2 de agosto de 2009, una mujer rusa, angustiada por la denegación de la ciudadanía francesa, lanzó una infusión comprada en el museo contra el cuadro. El recipiente se hizo añicos contra el recinto de cristal.

Tampoco es la primera obra de arte que sufre un ataque. De hecho, este tipo de atentados es más común de lo que se cree.

Venus del espejo

La Venus del Espejo es un cuadro de Diego Velázquez, el pintor más destacado del Siglo de Oro español (XVII) que se encuentra en la National Gallery de Londres. El 10 de marzo de 1914 fue atacada con un hacha corta de carnicero por Mary Richardson, una militante británica de origen canadiense, que peleaba por el derecho al sufragio. Su acción fue aparentemente provocada por el arresto de la compañera sufragista Emmeline Pankhurst el día anterior.

La Venus del Espejodfd

Richardson dejó siete cortes en la pintura, causando daños entre los hombros de la figura. Todos fueron reparados con éxito por el restaurador jefe de ese museo Helmut Ruhemann.

PUBLICIDAD

La Piedad

La Piedad es una escultura en mármol realizada por el italiano Michelangelo Buonarroti (más conocido en como Miguel Ángel) entre 1498 y 1499, la cual se encuentra en el Vaticano. El 21 de mayo de 1972 sufrió un atentado por parte de un geólogo australiano Laszlo Toth, quien golpeó con un martillo, en repetidas ocasiones, el rostro y uno de los brazos de la Virgen en la obra.

La Piedad, obra de Miguel Ángel, que se encuentra en El Vaticano.dfd

La estatua sufrió graves daños y su restauración se llevó a cabo en laboratorios cercanos a los Museos Vaticanos. La reconstrucción se pudo llevar a cabo con éxito gracias a la existencia de dos réplicas en la provincia de Lampa, Perú, y una en el cementerio de Medellín, Colombia.

PUBLICIDAD

Guernica

Guernica es un cuadro del pintor español Pablo Picasso que data de 1937. Su título alude al bombardeo contra la ciudad homónima, ocurrido durante la Guerra Civil Española.

Durante la guerra de Vietnam se encontraba alojado en el Museo de Arte Moderno de New York, cuando el 28 de febrero de 1974, el activista Tony Shafrazi escribió en el cuadro con un aerosol rojo la frase “kill lies all” (mata todas las mentiras).

PUBLICIDAD
Guernica, de Pablo Picassodfd

Aparentemente, se trataba de una protesta contra el recurso presentado por el teniente William Calley contra su sentencia condenatoria en el juicio por el asesinato de 109 civiles vietnamitas en la Masacre de My Lai. La pintura roja fue limpiada de la superficie barnizada con relativa facilidad y hoy el cuadro se expone en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid, España.

Dánae

Dánae es un óleo sobre lienzo del pintor holandés Rembrandt realizado en 1636, que se encuentra en el Museo del Hermitage de San Petersburgo, Rusia.

PUBLICIDAD
Dánae, de Rembrandt, fue atacada con cuchillos en 1985.dfd

El 15 de junio de 1985 el cuadro fue manchado con ácido y rajado con un cuchillo por Bronius Maigys, un lituano soviético, quien fue juzgado como loco. La restauración fue completada entre 1985 y 1997 por el equipo de expertos del Laboratorio Estatal del Hermitage.

La obra de Rembrandt, así luce restauradadfd

La Virgen y el Niño con Santa Ana y San Juan Bautista

La Gioconda no es la única obra de Da Vinci que ha sido vandalizada. También sufrió una suerte similar el llamado Cartón de Burlington House o también La Virgen y el Niño con Santa Ana y San Juan Bautista. Se trata de un dibujo del pintor renacentista que fue realizado en torno al año 1500. Está realizado con tiza negra, albayalde y difumino sobre ocho hojas de papel pegadas y conserva en la National Gallery de Londres.

PUBLICIDAD
Otra de las obras de Da Vinci vandalizadasdfd

En el año 1987 la obra fue atacada con una escopeta recortada por Robert Cambridge, quien sufría un trastorno mental. El impacto destrozó la cubierta de vidrio, causando daños significativos en la obra, que fue restaurada posteriormente.

Ecce Homo de Borja, un caso diferente

Un episodio singular, y relativamente contemporáneo, fue el de la obra Ecce Homo de Borja, una pequeña pintura mural del español Elías García Martínez, realizada en 1930. Esta obra no fue vandalizada, pero sí sufrió un intento de restauración muy mal llevado a cabo por una vecina de Zaragoza, ciudad en la que se encuentra la obra.

Ecco Homo, antes y después de ser restaurada.dfd

Se trataba de un cuadro modesto, a diferencia de los antes mencionados, sin gran valor económico. Pero que tras el fracaso de su refacción, en 2012, dio vueltas al mundo.

PUBLICIDAD