PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Asia

Las divisas asiáticas caen a medida que alzas de tasas tardan en llegar

Los bancos de la región han adoptado una postura distinta con respecto a sus homólogos de otras regiones y siendo muy cuidadosos en cuanto a subidas de tasas

Filipinas
Por Karl Lester
22 de junio, 2022 | 03:44 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Las divisas de Asia cayeron este miércoles, poniendo de manifiesto la presión que ejerce sobre ellas un dólar estadounidense más fuerte a medida que la Fed se apresura a subir las tasas de interés.

El banco central de facto de Hong Kong adquirió el dólar local al mayor ritmo registrado este mes para evitar que cruzara el extremo débil de la banda de cotización. Al mismo tiempo la rupia india cayó a su mínimo histórico y el peso filipino se desplomó hasta su nivel más débil en 16 años.

PUBLICIDAD

Las divisas de la región se han visto sorprendidas por el endurecimiento monetario de la Fed, en contraposición a la postura más paciente adoptada por los bancos centrales asiáticos. Además, factores idiosincrásicos como el aumento del déficit por cuenta corriente de Filipinas y las amenazas geopolíticas para Corea del Sur aumentan la presión.

“Las indicios de los bancos centrales sobre sus tasas son cada vez más determinantes para las divisas asiáticas”, dijo la jefa de estrategia para Asia de Skandinaviska Enskilda Banken AB (SEK) en Singapur, Eugenia Victorino. “Se incrementará la presión a la baja sobre las divisas en las que los bancos centrales están retrasados en la gestión de la inflación, sobre todo si la Reserva Federal sigue subiendo las tasas de forma agresiva”.

PUBLICIDAD
Dólar y divisas asiáticasdfd

La rupia india descendió hasta un mínimo histórico de 78,29 unidades por dólar, en tanto que el peso filipino cayó hasta un 0,7%, hasta 54,635, su nivel más débil desde noviembre de 2005. El won surcoreano cayó a su nivel más bajo en 13 años, 1.297,85 por dólar.

La autoridad monetaria de Hong Kong ha comprado 78.100 millones de dólares de Hong Kong (US$10.000 millones ) a lo largo de este mes, incluidos los 20.800 millones de dólares de Hong Kong (US$2.663 millones) comprados el martes. La divisa sigue manteniéndose cerca del extremo débil de su banda de cotización de 7,75 a 7,85 por dólar.

La presión no afecta sólo a las divisas asiáticas en desarrollo. El yen cayó el miércoles a un nuevo mínimo de 24 años, de 136,71 por dólar, pues la política ultraflexible del Banco de Japón se contrapone a la tendencia alcista de la Reserva Federal.

“Preocupación continua por el crecimiento mundial, la inflación y el temor a un mayor endurecimiento de las condiciones financieras siguen frenando el apetito por el riesgo”, dijo Christopher Wong, estratega senior de divisas de Malayan Banking Bhd. (MAYBANK) “Los bancos centrales asiáticos (excepto el de Japón) que se perciben como atrasados podrían verse aún más marginados, por ejemplo el TWD (Taiwan dollar) y el THB (thai baht)”.

PUBLICIDAD
Compra de dólaresdfd

Thomas Barkin, presidente del Banco de la Reserva Federal de Richmond, dijo que el banco central de EE.UU. debería subir la tasas tan rápido como pueda sin causar un daño indebido a los mercados financieros o a la economía. Los bancos centrales de Filipinas y Malasia han comenzado a endurecer su política monetaria, pero probablemente lo harán más lentamente que el de EE.UU.

Sin prisa

El gobernador entrante del Bangko Sentral ng Pilipinas, Felipe Medalla, repitió el miércoles que es poco probable que la autoridad monetaria suba su tasa clave en más de 25 puntos básicos el jueves.

PUBLICIDAD

“Muy probablemente no”, dijo Medalla por teléfono móvil, cuando se le preguntó si era necesaria una mayor subida de tasas por la caída del peso. “Desde luego, no sé a ciencia cierta cómo votarán los miembros de MBM (por sus siglas en inglés)”, añadió, refiriéndose a los miembros de la Junta Monetaria.

El estratega jefe de mercado de BDO Unibank Inc (BDOUY) en Manila, Jonathan Ravelas, señaló que el peso podría caer a un nuevo mínimo histórico en caso de que Filipinas opte por subidas graduales de las tasas mientras la Fed endurece su política monetaria de forma agresiva.

PUBLICIDAD

Otros formuladores de políticas se inclinan más por esperar. El banco central de Indonesia no necesita apresurarse a subir las tasas de interés a menos que vea presiones inflacionarias fundamentales, dijo el miércoles el gobernador Perry Warjiyo. Del mismo modo, Tailandia se ha abstenido de subir los costos de los préstamos y ha optado por limitar los precios de los bienes esenciales para contener la inflación.

Con las asistencia de Jaehyun Eom, Ditas Lopez, Wenjin Lv y Chester Yung.

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD