Colombia

Cinco recomendaciones para los empresarios exitosos en la era digital

La reputación corporativa no se puede dejar de lado de las redes sociales en un mundo cada vez más digitalizado. Esta es una guía práctica para los CEO de esta era

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
15 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — Las redes sociales se han convertido en parte fundamental de la vida cotidiana de las personas, incluso en su vida laboral. Los negocios, la reputación de marca, el crecimiento, entre otros factores, han empezado a depender de la actividad y el éxito que cada compañía tenga en el ecosistema digital.

De acuerdo con un estudio realizado por LLYC, consultora de comunicaciones y asuntos públicos, la sociedad exige cada vez más líderes que se desenvuelven en cualquier ámbito y tengan la capacidad de adaptarse fácilmente.

Se requiere de directivos empresariales más expuestos, dialogantes y comprometidos, que demuestren autenticidad y den a sus organizaciones el toque humano que es fundamental para empatizar con sus comunidades de interés.

PUBLICIDAD

Ante este panorama, es importante garantizar el futuro de una organización poniendo de manifiesto la robustez de su oferta dentro de entornos digitales, por lo que recomendamos trasladar las buenas prácticas de liderazgo a los perfiles sociales. Esto para cuidar el valor intangible de la reputación de la mano de una comunicación digital asertiva.

Con el fin de ofrecer soluciones reales que atraigan y mantengan interesada a la audiencia, , LLYC comparte recomendaciones que todo CEO debe tener en cuenta para prosperar en el mundo digital:

1. Alinear la comunicación a los objetivos generales de la compañía para que cada impacto logre aportar al crecimiento planteado. Al estar alineado con el equipo de comunicación y/o la estrategia de la empresa, se logrará el éxito.

PUBLICIDAD

2. Desarrollar habilidades dentro del equipo para gestionar los activos sociales de manera asertiva y concisa. Cada quien puede aportar algo importante en ese crecimiento digital, descubrir y delegar dichos roles siempre será muy positivo.

3. Replicar y aplicar, es decir, participar en las conversaciones existentes en las redes sociales en las que tenga cabida la empresa, aplicándolo como una herramienta constante de relacionamiento e influencia. A su vez, humanizar la comunicación a partir de la honestidad y la transparencia.

4. Activar las conversaciones, justamente las redes sociales se prestan para generar discusiones interesantes e intercambios de aprendizajes. Habilitar una narrativa más allá del mundo offline, aumenta la posibilidad de que más personas se sumen a ella y de generar influencia.

5. Anticiparse a las críticas, estos espacios también se prestan para que se generen fake news y hay que estar preparados para evitar cualquier crisis. Tener un ecosistema digital sólido con una audiencia construida nos permite estar más preparados ante una crisis ya que tendremos una comunidad que ya nos conoce y cree en nosotros.

Para concluir, es necesario que las empresas se adapten a los nuevos modelos comunicativos, y en especial que generen estrategias para hacerlo adecuadamente.

Son justamente sus directivos y grandes líderes quienes deben fomentar esta transición y participar en las conversaciones relevantes allí donde se están produciendo, en pro del crecimiento del negocio.

PUBLICIDAD