Colombia

Advertencia, multa y cárcel a evasores: tributaria entró a la última milla

Tendrá su próximo capítulo en Senado y luego llegará a Cámara. El recaudo se mantendrá alrededor de los $20 billones, pero el Congreso tiene la última palabra

Bloomberg Línea
Por Daniel Guerrero
01 de noviembre, 2022 | 04:00 AM

Bogotá — Mañana será el primer día del último tramo del paso de la reforma tributaria del Gobierno Gustavo Petro. En la noche del lunes se radicó la ponencia para segundo debate, hoy será anunciada en Plenaria de Senado y mañana será la votación. A final de semana se espera haya conciliación con la Cámara de Representantes.

Una de las grandes novedades que trae la reforma para su recta final por el legislativo es la inclusión de penas privativas de la libertad para los evasores de impuestos. La ley tendrá 2 oportunidades, a la tercera habrá cárcel.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: TwitterFacebook e Instagram

PUBLICIDAD

Gustavo Bolívar, presidente de la Comisión Tercera de Senado y uno de los ponentes de la reforma asegura que “va a haber dos oportunidades. En la primera, hay unos que son omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes, ahí hay una advertencia se penalizan partir de más de 1.000 salarios mínimos. Y defraudación o evasión a partir de 100 salarios mínimos. La primera vez no va a la cárcel. Pero la segunda vez tendrá multa que sí le da cárcel de entre 48 y 108 meses”.

Y es que si bien ese artículo no fue aprobado durante los debates en comisiones económicas, el Ministerio de Hacienda los promovió para las discusiones en plenaria dado que ya obtuvo el concepto del Consejo Superior de Política Criminal que se requerí para poder tramitar dicho artículo en el texto de la reforma.

Hay que tener en cuenta que en el pasado se intentó imponen penas carcelarias a los evasores, pero por falta del concepto de dicho consejo asesor se cayeron los artículos antes de su aprobación final en el Congreso de la República.

PUBLICIDAD

Cambios en impuestos saludables

Una de las discusiones más grandes que se dio entre legisladores y Gobierno fueron los denominados impuestos saludables ya que se lanzaron alertas sobre el impacto que estos tendrían en negocios pequeños como las tiendas de barrio o panaderías.

Precisamente una de las preocupaciones era lo que sucedería con el pan y si entraría o no en la lista de ultraprocesados. “Se sacó el pan de las panaderías, es decir, el que se fabrica de forma artesanal, pero se mantiene el que se fabrica de forma industrializada”.

Fuentes dentro del Gobierno, que prefieren no ser mencionadas, explican que los comercios que facturen alrededor de 1.300 UVT de productos gravados con dicho impuesto estarán obligadas a pagarlo y que eso dejaría por fuera a las pequeñas tiendas de barrio y panaderías ya que dicho nivel supone ventas por casi $34 millones mensuales en solamente los productos sujetos del gravamen.

Además, explicó que la calidad de ultraprocesados se contempla cuando el producto producido sea alto en sal, azúcar o grasa, una de las tres. Las panaderías de barrio, dice el funcionario, puede que produzcan dichos productos, pero no facturan en esas magnitudes, el articulado contempla ventas anuales por más de $419 millones.

“Logramos sacar las donaciones a los bancos de alimentos en esos impuestos a los ultraprocesados. Seguimos dando la discusión para que la cárcel para evasores sea la última instancia porque la Dian tiene casi que $14 billones por cobrar, ahora lo que se necesita es recaudar para la ejecución de los programas sociales”, explicó la representante a la Cámara Saray Robayo.

Sobretasas a bancos y petroleras

A pesar del lobby que se realizó en el Congreso para eliminar las sobretasas de renta para el sector financiero y en especial para las empresas de hidrocarburos y mineras, la medida se mantuvo para su discusión en las plenarias de Senado y Cámara.

PUBLICIDAD

Además, la no deducibilidad de regalías se seguirá manteniendo en los textos que debatirán las plenarias, la novedad, explican voces no autorizadas del Gobierno, está en que cuando son regalías pagadas en especie se valorará dicho pago de regalías al costo de producción que significó para dicha empresa bien sea el barril de crudo o la tonelada de mineral.

Además, dentro del texto quedó establecido que de la sobretasa que les quedó definida a las empresas del sistema financiero 3 puntos se destinarán para el sector de infraestructura.

PUBLICIDAD