Economía

Trump cambió las reglas del Partido Republicano para ganar más fácil la nominación

En su momento, el expresidente utilizó su influencia para apilar partidos estatales con leales que aumentaron el número de estados en los que el ganador se lo lleva todo. El número pasó de siete en 2016 a 17 en 2020.

Fotógrafo: David Paul Morris/Bloomberg
Por Gregory Korte
14 de mayo, 2023 | 10:03 AM

Los republicanos que quieran evitar que Donald Trump se convierta en el candidato de su partido deberán superar reglas mucho más favorables para el expresidente que las que había en 2016.

En 2024, serán más los estados otorgarán delegados a través de primarias en las que el ganador se lo lleva todo, un sistema que ayudó a Trump cuando sus oponentes dividieron el voto, lo que le permitió adjudicarse todos o la mayoría de los delegados con menos apoyo que la mayoría.

Una vez en el cargo, Trump utilizó su influencia para apilar partidos estatales con leales que aumentaron el número de estados en los que el ganador se lo lleva todo: eran siete en 2016 y pasaron a 17 en 2020.

El resultado es un sistema que podría dar a Trump una ventaja en la nominación antes incluso de que se celebre la primera contienda, lo que supondría un impedimento importante para posibles aspirantes como el gobernador Ron DeSantis, de Florida.

PUBLICIDAD

DeSantis no ha anunciado su candidatura, pero apareció durante el fin de semana en Iowa, el primero de los 56 concursos separados que otorgarán delegados de estados, territorios y el Distrito de Columbia durante la primera mitad de 2024.

Trump está en una posición mucho mejor en 2024 que en 2016″, dijo Edward Brookover, que fue su director de delegados hace siete años. “Ahora mismo hay que decir que el lado del proceso le sigue favoreciendo, así como las encuestas”.

Trump ganó en 2016 con primarias de ganador se lleva todo | Nominación asegurada a pesar de solo obtener el 45% de los votos.dfd

Según los cálculos de Associated Press, Trump llegó a la convención del partido republicano de 2016 en Cleveland con el 63% de los delegados, a pesar de haber obtenido menos del 45% de los votos emitidos durante las primarias republicanas.

PUBLICIDAD

Todavía hay tiempo para que las campañas rivales presionen a los partidos estatales para cambiar sus planes de selección de delegados de 2024, los cuales deben ser presentados al Comité Nacional Republicano antes del 1 de octubre.

Las primarias de todo o nada ayudaron a Trump a dividir y conquistar al campo republicano en 2016. En Carolina del Sur, por ejemplo, recibió menos del 33% de los votos. Pero su oposición se dividió en cinco partes, lo que le permitió ganar los 50 delegados del estado con una pluralidad.

Esas mismas dinámicas podrían ayudarlo el próximo año. Con la antigua gobernadora del estado, Nikki Haley, ya en carrera y uno de sus senadores, Tim Scott, a punto de unirse a ella, los votos podrían dividirse nuevamente, entregándole a Trump una victoria completa y privándoles a ambos de una ventaja en su territorio.

VER +
Donald Trump: su fortuna, propiedades y cómo se hizo rico

Circulando las carretas

Cuando Trump controlaba la infraestructura del partido en 2020, los republicanos trabajaron para convertir los sistemas proporcionales -donde los candidatos recibían delegados en proporción al voto que recibían- o híbridos en sistemas de ganador se lleva todo.

Los líderes del partido querían evitar un desafiante en las primarias de 2020 que pudiera prolongar la nominación y perturbar la convención, según Elaine Kamarck, quien estudia las nominaciones presidenciales para la Brookings Institution. Funcionó: el ex gobernador de Massachusetts, Bill Weld, ganó solo un delegado en Iowa.

Reglas de delegados favorables a Trump se expandieron | Más estados han adoptado reglas de "ganador se lo lleva todo".dfd

Ambos partidos adoptan esta estrategia de acorralar las caravanas cuando tienen un presidente en ejercicio, dijo Kamarck, demócrata que sirve en el Comité de Reglas y Estatutos de su partido. En enero, votó a favor de mover Carolina del Sur a la ventana de las primeras primarias a petición del presidente Joe Biden.

Cuando hay un presidente en ejercicio, no vas por ahí haciendo lo que quieres hacer. Él es el jefe del partido, así que lo escuchas”, dijo.

PUBLICIDAD

En muchos sentidos, Trump sigue siendo el líder de facto del Partido Republicano, y las reglas de 2020 que lo favorecen son ahora la norma.

El senador Ted Cruz de Texas ganó varios estados tempranos en 2016 antes de que entraran en vigencia las reglas de “ganador se lo lleva todo” en las primarias del Supermartes del 15 de marzo. Según las reglas del partido, las contiendas de “ganador se lo lleva todo” no se pueden celebrar hasta entonces.

Cruz perdió todas las seis carreras ese día. Ganó cuatro estados en el mes siguiente, pero para entonces la ventaja de Trump era insuperable.

Se espera que el gerente de campaña de Cruz, Jeff Roe, desempeñe un papel importante en las operaciones de delegados para DeSantis, quien aún no ha anunciado su candidatura. Roe es ahora asesor principal de Never Back Down, un comité de acción política súper a favor de DeSantis, donde una portavoz dijo que era “ridículamente temprano” para discutir la estrategia de delegados.

PUBLICIDAD

Algunos estados que Cruz ganó han cambiado sus reglas para ser más favorables a Trump, especialmente porque las primarias de “ganador se lo lleva todo” o “ganador se lleva la mayoría” benefician a los candidatos más conocidos.

Cómo se seleccionan los delegados para la Convención del GOP | Muchos estados donde Donald Trump es popular tienen reglas favorables a él.dfd

Al ser de todo o nada, obtenemos más atención que dividiendo el voto”, dijo Mike Brown, presidente del Partido Republicano en Kansas, donde Cruz ganó 24 de los 40 delegados en 2016. “Tenemos que saltar más alto y gritar más fuerte que nuestros estados grandes compañeros para ser escuchados y vistos”.

PUBLICIDAD

Reconoció que Trump lo hizo mejor en las primarias de todo o nada en 2016, pero eso no garantiza que ganará Kansas en 2024. “El panorama político es diferente en 2024″, dijo. “Están jugando un juego de ajedrez diferente”.

Lea más en Bloomberg.com