Economía

Las reservas del Banco Central cayeron por tercera rueda consecutiva

De acuerdo a estimaciones de analistas, las reservas netas de la autoridad monetaria rondan los US$7.000 millones.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Buenos Aires — Por tercera jornada consecutiva, el Banco Central (BCRA) acudió a la venta de reservas internacionales para hacer frente a la demanda de dólares en el mercado local.

En una señal contundente de que la autoridad monetaria no podrá contar en el corto plazo con el ingreso de divisas de la mano de las liquidaciones del sector agropecuario, las ventas del BCRA totalizaron US$355 millones entre el 26 y el 29 de julio.

Así, la demanda de divisas por parte de importadores y pagadores de deudas financieras llevaron a las reservas del Central a los US$42.670 millones al cierre de hoy, según informó Bloomberg, o US$690 millones menos que hace 12 meses.

Ver más: Economía colocó $150.367 millones en la última licitación de julio

Netas y líquidas

Para el economista Pablo Lavigne, las reservas internacionales netas del BCRA — dato no informado por la institución — hoy suman US$7.800 millones, mientras que las divisas extranjeras líquidas y netas están en aproximadamente US$4.200 millones.

“Todo va a evolucionar para abajo por que estamos ante el semestre ‘seco’ de ingresos de divisas”, advirtió el experto. En caso de que las reservas caigan abrupta y fuertemente, las autoridades podrían restringir más los pagos de importaciones, lo cual provocaría una caída del nivel de actividad económica, agregó.

Por otro lado, la brecha cambiaria con el dólar blue, hoy cerca del 90%, podría eventualmente obligar a que “dejen saltar el oficial”, conluyó Levine.

De acuerdo a los cálculos de Martín Vauthier, economista de Anker Latinoamérica y profesor de la Maestría en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, habiendo estado cerca de los US$2.900 millones en febrero, las reservas netas del BCRA hoy se ubican por debajo de los US$7.000 millones.

“Las reservas crecieron en los últimos meses y ahora llegaron a un punto de inflexión, ya que esperamos que se reduzca la liquidación del agro en línea con la estacionalidad”, afirmó Vauthier, señalando, además de la demanda por parte de los importadores, a “un mercado que está comprando cobertura cambiaria” antes de las elecciones legislativas como uno de los factores clave en la merma.

El economista apuntó además a los pagos de deuda internacional al Club de París y las intervenciones del BCRA en la compra venta de bonos para operaciones de dólares paralelos como causas del declive.

“El Central va a tener un segundo semestre muy desafiante, porque va a haber más pesos en la calle, una mayor emisión monetaria y un mayor déficit fiscal”, dijo Vauthier.

Ver más: Rumbo a las elecciones: ¿cuándo son las PASO?

Cepo

A pesar del panorama complicado, Vauthier no ve un riesgo significativo de una corrida cambiaria.

“Hoy el contexto es muy distinto al de la corrida cambiaria del 2018 por el cepo cambiario, lo cual limita la demanda de divisas autorizadas, y por otro lado los pasivos remunerados están todos dentro de los bancos”, consideró.

Para el economista, no obstante “mientras no haya un programa económico que permita brindar tranquilidad y certidumbre y reforzar la demanda de dinero, todas las alternativas van a tener costos, y la situación macroeconómica cambiaria seguirá siendo frágil”.

Stock del agro

De acuerdo a las estimaciones de la consultora Equilibra, el sector agropecuario aún cuenta con stock disponible para liquidar de más de 23 millones de toneladas de soja, correspondientes a la cosecha actual.

Sin embargo, sólo el 20% de ese total — equivalente a US$9.200 millones — está declarado para exportación, y hay incertidumbre acerca de lo que pasará con el 80% restante, si se venderá o se acopiará, agrega el informe.

Ver más: Dólar hoy: el blue se mantuvo quieto y los bursátiles avanzan 0,6%

Francisco  Aldaya

Francisco Aldaya

Periodista argentino con 10 años de experiencia. Francisco cubrió al sector financiero latinoamericano en S&P Global Market Intelligence, y también trabajó en las secciones de economía y política del Buenos Aires Herald. También ha colaborado con el Buenos Aires Times.