Actualidad

Paraguay lucha contra retrasos en la vacunación y la sequía de sus ríos: asesor de asuntos estratégicos del presidente

Federico González habló con Bloomberg Línea sobre los retos que enfrenta el país en materia de salud, economía y climática.

El asesor de asuntos estratégicos de Paraguay, Federico González.
21 de agosto, 2021 | 09:39 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

El gobierno paraguayo ha tenido una de las campañas de vacunación contra el Covid-19 con más obstáculos en la región. El presidente Mario Abdo Benítez y su gabinete han atribuido las demoras en la llegada y distribución de las vacunas a fallas del mecanismo Covax, auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que han generado importantes demoras en los envíos de las dosis.

Federico González, asesor de asuntos estratégicos del presidente de Paraguay, desarrolló en una entrevista con Bloomberg Línea las distintas dificultades que el país ha enfrentado para inocular a su población. También se refirió a otros retos coyunturales en materia económica y climática, en un momento donde el río Paraná, por donde se transporta el 73% de las exportaciones del país, enfrenta una bajada histórica.

González dijo que el gobierno inició el proceso de compra de vacunas con Covax porque “nos dijeron que era la manera de asegurar una distribución equitativa”. Sin embargo, indicó, las 4.300.000 millones de dosis adquiridas con las que esperaban inocular a “más del 50% de la población objetivo” prácticamente no han llegado.

PUBLICIDAD

El país recibió el último lote de vacunas por parte de Covax el pasado 3 de junio. Fue un cargamento de 134.000 vacunas, que completaron un total de 340.800 dosis entregadas.

Ver más: ¿Qué se sabe de las vacunas que recibirá Venezuela a través del mecanismo Covax?

El 17 de agosto Paraguay reportó haber vacunado a 2.227.705 personas. Según datos de Our World in Data, hasta ese día el país solo había logrado inmunizar completamente al 14,42% de su población y parcialmente al 17,12%.

PUBLICIDAD

Según el funcionario, el gobierno ha logrado “acelerar” el ritmo de vacunación gracias a una donación de dos millones de dosis por parte de Estados Unidos y otras de otros países. Catar, por ejemplo, entregó 400.000 dosis y Colombia unos 20.000 biológicos.

El país también vio frustrados otros compromisos, uno para adquirir la vacuna Covaxin de India y otro para adquirir las dosis desarrolladas por la farmacéutica china Sinopharm. El primero se canceló por el repunte de casos en el país asiático, que llevó al gobierno a suspender las exportaciones de dosis producidas localmente para inocular a su población, y el segundo por motivos geopolíticos.

Ver más: J&J y Covax ayudarían a que África y el Caribe alcancen la meta de vacunación si cumplen sus compromisos

El acuerdo con la empresa G42, subsidiaria de Sinopharm en Emiratos Árabes Unidos, contemplaba que Paraguay recibía un millón de dosis por US$30 millones. Y, aunque el país recibió 250.000 dosis a finales de mayo tras un abono de US$7.5 millones, la empresa canceló unilateralmente el contrato. Consultado sobre si estaba relacionado al hecho de que Paraguay reconoce a Taiwán como país soberano (es el único en Sudamérica en hacerlo), el funcionario indicó que ese es el caso. “A buen entendedor pocas palabras”, señaló. “Ya anteriormente al ministro de Salud, China le había indicado que una compra directa no sería posible”.

El 31 de julio, el ministro de Salud Julio Borba dijo en una entrevista con Telefuturo que la empresa hizo “uso del derecho de rescisión de contrato unilateral, sin explicación”, pero aclaró en que las razones serían “estrictamente geopolíticas”.

González también informó que presentaron una queja a la OMS y la OPS por los retrasos. Y es que el programa Covax ha sido fuertemente criticado. La iniciativa se había propuesto suministrar 2.000 millones de dosis para finales de 2021. Sin embargo, hasta el 19 de agosto había enviado solo un poco más de 209 millones de vacunas a 138 países participantes.

PUBLICIDAD

El viernes, el ministro Borba anunció la firma de un contrato por un segundo millón de dosis de vacunas desarrolladas por Pfizer, que se agregan a un primero comprado previamente en el año. El país todavía debe recibir más de 800.000 dosis de la primera compra, pero el gobierno está negociando para obtener todas las restantes en uno o dos cargamentos, dijo. También indicó que Covax informó que proveerá 265.410 dosis en septiembre y que espera que también lleguen 400.000 de Covaxin a principios del próximo mes.

Exportaciones

Además de los problemas con las vacunas contra el coronavirus. Paraguay se está viendo afectado por el bajante de sus ríos. Pronósticos meteorológicos indican que la sequía de los afluentes de los ríos Paraná y Paraguay podrían llegar este año a nuevos récords. La situación podría impactar la navegabilidad, la operatividad de los puertos, la provisión de agua y la mitigación de riesgos sobre el sector agroindustrial y los incendios forestales.

El Paraná es el segundo río más caudaloso de Suramérica detrás del Amazonas y según informó Bloomberg, la cuenca del río está experimentado su peor crisis de agua en más de 70 años, desde su nacimiento en Brasil hasta su desembocadura en Argentina y también su paso por Paraguay.

PUBLICIDAD
Vista aérea del bajo nivel del río Paraná en Argentina el 24 de juniodfd

Para Paraguay la vía es sumamente importante, pues el 73% de sus exportaciones se marchan a través de ella. Brasil también depende de este afluente para su actividad agropecuaria, al igual que Argentina, pues alrededor del 80% de sus exportaciones de granos y productos agroindustriales salen desde puertos del Paraná Inferior hacia el Océano Atlántico.

González indicó que les preocupa que “al no poder enviar productos, el impacto pueda ser significativo teniendo en cuenta condiciones favorables en el mercado”.

PUBLICIDAD

El Paraguay es otro río fundamental para la agricultura del país, la pesca y la importación de productos. Según Raúl Rodas, director de la Dirección de Meteorología e Hidrología, es muy probable que este afluente llegué a su cero hidrométrico a finales de agosto. “La tendencia indica que podríamos tener un nuevo récord en cuanto a los descensos del nivel del río Paraguay”, dijo al medio Última Hora.

“Al no tener costa, el sistema de ríos es fundamental para nosotros. Es la columna vertebral para nuestro desarrollo y para sacar productos al exterior”, dijo González, quien agregó que prevén que la sequía también tendrá un impacto “en las hidroeléctricas que compartimos con Brasil y Argentina”.

Paraguay comparte con Argentina la represa hidroeléctrica de Yacycretá, y con Brasil la represa binacional de Itaipú. Según informes recientes de los gobiernos, ambas centrales están operando a menor capacidad debido a las bajas en los cauces.

PUBLICIDAD

El asesor presidencial anunció que están analizando en conjunto, con los países vecinos, algunas alternativas como liberar más agua desde la represa de Itaipú para que las “barcazas puedan navegar regularmente desde Yacyretá para abajo”.

Mercosur

Anuncios de Brasil y Uruguay sobre Mercosur han generado tensiones en el grupo. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió flexibilizar las reglas para reducir aranceles; mientras que el presidente Uruguayo, Luis Lacalle, advirtió a principios de año que comenzaría a negociar acuerdos comerciales con terceros países al margen del bloque.

Al respecto, el presidente argentino Alberto Fernández se manifestó en contra. El pasado 21 de julio, durante la inauguración de la cumbre de Mercosur, aseguró que “el camino es cumplir con el tratado de Asunción, negociar juntos y respetar el consenso a la hora de la toma de decisión. Es importante honrar los tratados fundacionales”.

PUBLICIDAD

En concordancia con lo dicho por Argentina, el asesor presidencial de Paraguay aseguró que el gobierno paraguayo está convencido de que la “única manera de salir adelante en todo proceso de desarrollo económico es la integración” y que creen en Mercosur como un “sistema que dice que la manera de negociar es en bloque”.

Frontera

Con respecto a la frontera con Argentina, González dijo que desde el año pasado están en conversaciones con el gobierno de Fernández para abrirla, considerando la situación epidemiológica. “Entendemos que las condiciones están dadas hace mucho para reabrir, entendemos que la decisión se toma de a dos gobiernos y uno considera que no están. Respetamos profundamente, pero nosotros estamos listos y preparados”, puntualizó.

PUBLICIDAD