EE.UU.

EE.UU. dice que dos miembros de ISIS murieron en ataque tras la explosión en Kabul

“Perdieron la capacidad de planear y llevar a cabo misiones”, dijo el vocero del Pentágono John Kirby.

Un dron estadounidense
Por John Harney y Tony Capaccio
28 de agosto, 2021 | 01:51 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Fuerzas estadounidenses mataron a dos miembros de alto perfil del ISIS-K en un ataque contra la organización terrorista a la que se atribuye el atentado que dejó al menos 88 muertos cerca del aeropuerto de Kabul, dijeron funcionarios militares, aumentando el número de objetivos alcanzados.

Otro objetivo resultó herido en la operación contra la rama del Estado Islámico activa en Afganistán, dijo el general de división William Taylor a periodistas en el Pentágono el sábado.

“Han perdido algo de capacidad para planificar y llevar a cabo misiones”, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby. El ejército estadounidense informó inicialmente de la muerte de un planificador del ISIS-K. Kirby dijo que una evaluación posterior determinó que el ataque estadounidense alcanzó otros dos objetivos.

PUBLICIDAD

“La corriente de amenazas sigue activa”, dijo Kirby, añadiendo que el ataque “no nos deja en paz”. No hubo víctimas civiles, según el Pentágono.

El Mando Central de Estados Unidos dijo inicialmente que una persona, descrita como un planificador del ISIS-K, murió en una operación antiterrorista en la provincia afgana de Nangahar, al este de Kabul.

Se sospechaba que la persona estaba involucrada en la planificación de futuros ataques, pero no tenía relación directa con el asalto del jueves en Kabul, según un funcionario estadounidense.

PUBLICIDAD

La operación tuvo como objetivo a un planificador de ISIS-K, sospechado de estar involucrado en la planificación de futuros ataques.

Ver más: “vamos a hacer que paguen”: Biden a ISIS-K

El funcionario, al que se le concedió el anonimato para hablar de la operación, dijo que el objetivo fue abatido por un dron Reaper mientras viajaba en un vehículo.

Atentado suicida

Trece estadounidenses de servicio y al menos 75 ciudadanos afganos murieron en lo que el Pentágono dice ahora que fue un singular atentado suicida y no dos, como había sido informado anteriormente.

El presidente Joe Biden prometió completar la misión de evacuación de Estados Unidos en Afganistán y se comprometió a perseguir a los atacantes, diciendo el jueves por la noche que “no perdonaremos, no olvidaremos, los perseguiremos y vamos a hacer que paguen.

Cuando periodistas le preguntaron el viernes a la secretaria de Prensa de la Casa Blanca Jen Psaki si el presidente ordenaría una misión para matar a los responsables del atentado, la funcionaria dijo: “No quiere que sigan viviendo en la Tierra”.

A última hora de la noche del viernes, la Casa Blanca declinó hacer comentarios, remitiéndose a las declaraciones anteriores de Psaki.

PUBLICIDAD