Economía

Warren califica a Powell de “peligroso” y rechaza su reelección en la Fed

El presidente de la Fed y la secretaria del Tesoro participan de una audiencia sobre inflación, el mercado laboral y divisas digitales.

Fuente: Bloomberg
28 de septiembre, 2021 | 11:25 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, testifican este martes ante el Senado de EE.UU. en el marco de una audiencia que trata sobre inflación, el mercado laboral y divisas digitales.

Durante el transcurso de la audiencia, la senadora demócrata Elizabeth Warren rechazó la reelección de Powell al frente del banco central estadounidense. Durante su tiempo para cuestionar al funcionario, aseguró que es un “hombre peligroso” para estar al frente de la entidad y lo presionó sobre su historial en materia de regulación financiera.

“Su historial me preocupa mucho”, dijo Warren el martes durante una audiencia del Comité Bancario del Senado. “Ha actuado para que nuestro sistema bancario sea menos seguro, y eso le convierte en un hombre peligroso para dirigir la Fed y por eso me opondré a su renominación”.

PUBLICIDAD

Yellen dijo a altos asesores de la Casa Blanca en agosto que apoyaba la reelección de Powell como presidente. Su apoyo es una voz clave en el proceso de deliberación de la Casa Blanca, según ha informado Bloomberg, dada su experiencia previa como presidenta de la Fed y en el banco central.

Los votos del jefe del banco central que se unieron a las políticas del vicepresidente de supervisión Randal Quarles de aligerar la regulación en nombre de la eficiencia han sido un punto de fricción tanto para Warren como para Sherrod Brown, senador demócrata por Ohio y presidente del panel bancario del Senado.

La oposición de Warren complica el cálculo de la administración Biden. Tendrá que aumentar su presión por Powell o elegir a otro candidato, que podría enfrentarse a una mayor resistencia de los republicanos en el proceso de confirmación en un Senado en el que los demócratas ocupan 50 de los 100 escaños.

PUBLICIDAD

Un funcionario de la Casa Blanca se negó a ofrecer un comentario inmediato.

Powell, un republicano nominado a la Junta de la Fed por el expresidente Barack Obama y elevado de cargo por Donald Trump, ha recibido el apoyo de varios senadores republicanos para otros cuatro años.

El mandato de Powell expira en febrero y Bloomberg News ha informado de que los asesores de la Casa Blanca están considerando recomendar al presidente que lo mantenga en el puesto.

El historial del jefe del banco central en materia de regulación financiera ha sido uno de los puntos de fricción para su renominación, que cuenta con cierto apoyo bipartidista y es ampliamente respaldado por los mercados.

Lael Brainard, gobernadora de la Fed, se considera otra de las principales aspirantes al puesto de presidente. Ella y Powell han divergido en sus puntos de vista sobre la regulación financiera en particular.

Warren es la primera senadora en anunciar su oposición a la reelección de Powell. Inmediatamente después, el republicano Mike Rounds, de Dakota del Sur, se expresó en la línea contraria, reportó Bloomberg.

PUBLICIDAD

Yellen, por su parte, advirtió al Congreso antes de la audiencia que su departamento se quedará sin efectivo alrededor del 18 de octubre a menos que se tomen acciones legislativas para suspender o aumentar el límite de deuda federal, lo que pone presión a los legisladores para evitar un impago de las obligaciones de EE.UU.

¿Flexibilidad?

La declaración de Warren en contra de Powell indica que ella no cree que un nuevo vicepresidente de supervisión pueda establecer la agenda con un presidente que quizás no esté de acuerdo con él o ella. Powell ha mostrado flexibilidad en el pasado, al menos resistiéndose a disentir en los votos de la Junta contra las iniciativas de Daniel Tarullo, quien dirigió una revisión agresiva de la supervisión a raíz de la crisis financiera de 2008-2009.

Powell interpreta la Ley Dodd-Frank, las reformas de 2010 implementadas para fortalecer a los bancos después de la crisis, en términos legales bastante estrictos. La ley dice que el vicepresidente de supervisión “desarrollará recomendaciones de políticas” para la Junta de la Fed y “supervisará la supervisión y regulación de dichas empresas”.

PUBLICIDAD

El asiento de la silla es solo uno de los cuatro puestos que podría ocupar la administración de Biden. El mandato del vicepresidente Richard Clarida como gobernador expira en enero, y el mandato de Randal Quarles como vicepresidente de supervisión expira el próximo mes. Además, hay un asiento vacante.

Los nombramientos podrían tener un impacto dramático en las expectativas de política el próximo año. Además, Robert Kaplan y Eric Rosengren, presidentes de los bancos de la Fed de Dallas y Boston, han dimitido tras el escrutinio de sus operaciones bursátiles en 2020, posiblemente introduciendo dos nuevos pronósticos en la ecuación cuando los funcionarios de la Fed se reúnan en diciembre.


PUBLICIDAD