Economía

En promedio $12 billones del presupuesto colombiano no se comprometen cada año

De los últimos cinco años, en tres se han usado menos recursos a final de cada uno frente a lo que se contemplaba en enero de cada periodo, según Minhacienda.

En promedio $12 billones del presupuesto colombiano dejan de gastarse cada año.
27 de octubre, 2021 | 06:00 am
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bogotá — El 19 de octubre, con dos artículos polémicos -uno retirado (traslado exprés a Colpensiones) y otro aprobado (suspensión de un apartado de la Ley de Garantías)- el Congreso de la República le dio el sí al proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación (PGN) para 2022 por $350,4 billones, 5,3% más que en 2021.

El presupuesto aprobado tiene el rubro de inversión “más alto de la historia en Colombia”. En los últimos años se ha destacado que el país ha logrado cifras históricas en este renglón, pero lo cierto es que una cosa es la cifra que se aprueba y otra cosa es lo que se termina ejecutando a final de cada año, no solo en este renglón sino en todos.

PUBLICIDAD

Con base en lo anterior, Bloomberg Línea realizó un ejercicio con las cifras públicas de la ejecución presupuestal de los últimos cinco años para saber si el monto que se aprueba cada año en el presupuesto se termina recortando o aumentando a fin de año.

Ver más: Presupuesto 2022 Colombia: aprobado en Congreso a la madrugada de este miércoles

PUBLICIDAD

Antes de entrar en detalles hay que tener en cuenta varios puntos para entender cómo funciona la ejecución presupuestal y qué significan los términos que allí se mencionan como por ejemplo, apropiación de recursos que en otras palabras son las autorizaciones máximas que el Gobierno le permite a las entidades gastar.

También se habla de compromisos que, para hacerlo más sencillo, son los recursos que como su nombre lo indica son comprometidos para gastarse cada año.

Aunque obligaciones y pagos también hacen parte de la jerga de la ejecución presupuestal, para el desarrollo de este artículo nos concentraremos en los primeros dos ya mencionados.

Ver más: El 55% del Presupuesto de Colombia en 2022 se concentra en cinco sectores

PUBLICIDAD

Hay que recordar también que el Presupuesto siempre debe quedar aprobado antes de medianoche del 20 de octubre de cada año por Ley. Por ejemplo, antes del 20 de octubre de 2021 se aprobó el monto que regirá para 2022.

Los detalles de la ejecución presupuestal desde 2016

De los últimos cinco años analizados, en tres ha habido recorte presupuestal en el total del presupuesto a fin de año según los datos públicos del Ministerio de Hacienda.

PUBLICIDAD

Solo en 2017 y 2020 el monto del presupuesto fue mayor al aprobado, es decir, hubo adiciones. Lo anterior se explicaría porque en 2017 el presupuesto se aprobó antes de la reforma tributaria del 2016 (antes del 20 de octubre de 2016), según le comentaron algunos expertos a este medio. Mientras tanto, en 2020 la adición presupuestal se dio por el coronavirus.

Ver más: Suspensión de la Ley de Garantías genera rechazo en Colombia: ¿por qué preocupa?

PUBLICIDAD
Los recortes

Empezando con los años en los que hubo recorte, con base en el contexto anterior, en 2016 la apropiación del presupuesto total en enero era de $215,92 billones y en diciembre terminó en $210,43 billones, es decir, hubo un recorte de $5,49 billones. Por su parte, los compromisos resultaron siendo por $200,9 billones a fin de ese año, lo cual quiere decir que se dejaron de gastar $15,02 billones frente a lo aprobado en el presupuesto de 2016.

En 2018 en enero el presupuesto llegó con una apropiación total de $235,57 billones mientras que finalizó el año con $233,26 billones, es decir, hubo un recorte de $2,31 billones ese año. Por su parte, los compromisos terminaron en $227 billones lo que quiere decir que se dejaron de gastar $$8,57 billones frente a lo que se había apropiado en enero.

PUBLICIDAD

Ver más: Cumplimiento de acuerdo de paz en Colombia se llevaría 3,1% del Presupuesto 2022

En 2019 la apropiación presupuestal de enero era $259,01 billones y terminó diciembre en $250,41 billones, lo que representa un recorte de $8,60 billones. Mientras tanto, los compromisos (lo que finalmente se gastó) fueron por $247,40 billones lo que representa que se dejaron de gastar $11,61 billones frente a la apropiación de enero de ese año.

PUBLICIDAD

Al revisar las cifras de esos tres años se resalta que en promedio $12 billones del presupuesto colombiano han dejado de gastarse cada año si a los compromisos de fin de cada año se le resta la apropiación contemplada en enero del periodo analizado.

Las adiciones

Como se mencionó de los cinco años analizados, solo en 2017 y 2020 hubo adiciones presupuestales. En 2017 la apropiación presupuestal de enero era de $224,42 billones y cerró el año con $229,32 billones, es decir, $4,89 billones más. Los compromisos a fin de año eran de $226,25 billones, es decir, se pudo gastar $1,83 billones más que lo que se había contemplado en la apropiación de enero.

En 2020 la adición presupuestal fue de $37,50 billones teniendo en cuenta que la apropiación de enero era de $271,73 billones y la diciembre cerró en $309,22 billones. Por su parte, los compromisos cerraron el año en $285,68 billones, es decir, se pudo gastar $13,95 billones más frente a lo que se tenía planeado en la apropiación de enero.

Ver más: Congreso colombiano aprobó monto del Presupuesto para 2022 en $350,4 billones

¿Qué ha pasado con el rubro de inversión?

En este renglón, a diferencia del presupuesto total, en cuatro de cinco años analizados ha habido recorte presupuestal y menor dinero para gastar. El único año en el que se evidencian adiciones en el rubro de inversión es en 2017.

Los recortes

En 2016 la apropiación de enero para el renglón de inversión era de $43,83 billones y cerró el año en $41,14 billones, es decir, hubo un recorte de $2,69 billones en el presupuesto de ese año. Además, se dejaron de gastar $3,90 billones pues los compromisos cerraron el 2016 en $39,93 billones, inferior a la apropiación contemplada en enero.

En 2018 la apropiación de enero fue de $40,07 billones y cerró el año en $38,62 billones, lo que representa un recorte de $1,45 billones en el rubro de inversión. Por su parte, los compromisos terminaron el año en $37,42 billones, una caída o menor gasto de $2,64 billones frente a la apropiación estimada en enero.

Ver más: Al menos tres artículos no ‘encajan’ en el Presupuesto de Colombia para 2022

En 2019 hubo un recorte del presupuesto de inversión en $5,04 billones pues la apropiación de enero era por $46,84 billones y terminó diciembre en $41,80 billones. Ese año se dejaron de gastar $6,44 billones pues los compromisos cerraron el año en $40,40 billones.

En 2020 la apropiación de enero en inversión era de $47,96 billones y cerró el año en $43,76 billones, es decir, hubo un recorte de $4,20 billones. Así mismo, se dejaron de gastar o invertir $5,95 billones pues los compromisos finales fueron por $42,01 billones.

Así las cosas, en promedio $4,73 billones se dejaron de invertir cada año si a los compromisos del rubro de inversión de fin de cada año se le resta la apropiación contemplada en enero del periodo analizado.

Las adiciones

En 2017 la apropiación de enero era de $35,86 billones y cerró el año en $40,42 billones, es decir, hubo una adición presupuestal de $4,56 billones para la inversión ese año. Como los compromisos cerraron diciembre en $39,64 billones, se pudieron invertir $3,77 billones más que lo estimado en las apropiaciones de enero.

Por último, vale mencionar que tal como lo han expresado diversos expertos, para que se puedan cumplir las correspondientes apropiaciones presupuestales es necesario que se comprometan la totalidad de los recursos disponibles. Además, que el país mejore la sostenibilidad de sus finanzas públicas y tenga más ingresos. Como se expuso previamente, una cosa es lo que queda aprobado en la Ley del presupuesto y otra muy distinta la que se termina comprometiendo o ejecutando a fin de cada año.






PUBLICIDAD