Actualidad

Vacunarse no evita que las personas propaguen la variante delta: estudio

Los resultados contribuyen a explicar por qué la variante delta es tan infecciosa aún en países con altas tasas de vacunación.

Vacunación en EE. UU.
Por Suzi Ring
28 de octubre, 2021 | 05:10 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las personas inoculadas contra el Covid-19 tienen la misma probabilidad de transmitir la variante delta del virus a los contactos en su hogar que aquellas que no se han vacunado, según una nueva investigación.

En un estudio de un año de duración sobre 621 personas en el Reino Unido con Covid-19 leve, los científicos encontraron que su carga viral máxima era similar, independientemente del estado de vacunación, según un artículo publicado el jueves en la revista médica The Lancet Infectious Diseases.

PUBLICIDAD

Los resultados contribuyen a explicar por qué la variante delta es tan infecciosa incluso en países con campañas de vacunación exitosas y por qué los no vacunados no pueden asumir que están protegidos porque otros han recibido vacunas. Aquellos que fueron inoculados eliminaron el virus más rápidamente y tuvieron casos más leves, mientras que los miembros del hogar no vacunados tenían más probabilidades de sufrir enfermedades graves y hospitalización.

“Nuestros hallazgos muestran que la vacunación por sí sola no es suficiente para evitar que las personas se infecten con la variante delta y la propaguen en el hogar”, dijo Ajit Lalvani, profesor de enfermedades infecciosas en el Imperial College de Londres, quien codirigió el estudio. “La transmisión continua que estamos viendo entre personas vacunadas hace que sea esencial que las personas no vacunadas se vacunen para protegerse”.

PUBLICIDAD

Se descubrió que la vacunación reduce la transmisión doméstica de la variante alfa, descubierta por primera vez en el Reino Unido a fines de 2020, entre un 40% y un 50%, y las personas vacunadas infectadas tenían una carga viral más baja en el tracto respiratorio superior que las que no se habían vacunado. Sin embargo, la variante delta ha sido la cepa dominante a nivel mundial durante algún tiempo ya.

Ver más: Monitor Covid: Así avanza la vacunación y los casos en América Latina

La investigación también mostró que la inmunidad de la vacunación completa disminuyó en tiempos tan cortos como tres meses. Los autores dijeron que no habían suficientes datos para determinar si esto debería conducir a un cambio en la política de vacunas de refuerzo del Reino Unido, donde actualmente se ofrecen terceras dosis a personas mayores y menores de esa edad que forman parte de grupos de riesgo seis meses después de su segunda inyección.

Seis meses fue un período de tiempo arbitrario elegido después de los primeros datos de Israel sobre la efectividad de los refuerzos, pero no hay razón para creer que serían menos efectivos si se administraran antes, dijo Neil Ferguson, epidemiólogo del Imperial College de Londres e investigador del estudio en una rueda de prensa el jueves.

PUBLICIDAD

El programa de refuerzos podría ayudar a detener el virus, ya que las inyecciones adicionales o las infecciones repetidas tienden a prolongar la memoria inmunológica, lo que podría proteger a las personas hasta por un año, dijo Lalvani. Se necesitan más datos para confirmar esto, dijo.

Los autores no analizaron las infecciones según el tipo de vacunas que habían recibido las personas. Maria Zambon, jefa de influenza y virología respiratoria de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, señaló que todavía hay más de 300 vacunas en desarrollo y dijo que es posible que las futuras generaciones de vacunas sean mejores para prevenir la transmisión.

PUBLICIDAD