PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Europa

Scholz sella acuerdo de coalición para convertirse en nuevo canciller alemán

Tras casi dos meses de intensas negociaciones, los socialdemócratas de Scholz dijeron que presentarán su acuerdo con los Verdes y los Demócratas Libres.

Olaf Scholz
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Olaf Scholz sucederá a Angela Merkel como canciller alemán tras forjar una alianza sin precedentes que pretende renovar la mayor economía de Europa abordando el cambio climático y promoviendo las tecnologías digitales.

Tras casi dos meses de intensas negociaciones, los socialdemócratas de centro-izquierda de Scholz dijeron que presentarán su acuerdo con los Verdes y los Demócratas Libres, favorables al mercado, el miércoles. Los detalles del acuerdo de coalición se publicarán más tarde, cuando Scholz y los líderes de los otros dos partidos ofrezcan una conferencia de prensa.

PUBLICIDAD

El acuerdo pone fin a los 16 años de mandato de Merkel. Durante sus cuatro períodos como canciller, se convirtió en una de las líderes más respetadas de Occidente, pero dejó la industria del país expuesta a las amenazas de China y a los cambios tecnológicos.

El nuevo gobierno pondrá la protección del clima en primer plano, impulsando la inversión en nuevas tecnologías y actualizando las envejecidas infraestructuras alemanas. El gobierno planea abandonar el carbón para 2030 - ocho años antes de lo previsto - y acelerar la transición a los vehículos eléctricos. También es probable que se vuelva más asertivo en la escena internacional.

El pacto asegura la mayoría en la Cámara Baja del parlamento, la cual se espera que tome juramento al nuevo gobierno a principios de diciembre, después de que los miembros de los partidos aprueben el acuerdo de coalición.

PUBLICIDAD

Planes políticos

Aquí algunas propuestas clave basadas en el acuerdo preliminar alcanzado el mes pasado:

  • Mantener intactos los límites constitucionales de deuda de Alemania
  • Abstenerse de subir los impuestos o imponer otros nuevos
  • Emprender una política activa para fortalecer la Unión Europea
  • Promover la construcción de 400.000 nuevas viviendas al año, incluidas 100.000 con financiación pública
  • Aumentar el gasto público en I+D hasta el 3,5% del PIB
  • Aumentar el salario mínimo a 12 euros por hora desde los 9,60 euros
  • Acelerar el abandono del carbón en ocho años, hasta 2030
  • Permitir que sólo se matriculen coches sin emisiones antes del objetivo de la UE para 2035

La alianza a tres bandas -la primera vez que se intenta a nivel nacional- crea un batiburrillo de prioridades políticas que van desde la inversión agresiva en la protección del clima hasta el aumento del salario mínimo y el control del gasto en deuda.

Ver más: La crisis de Covid-19 en Alemania se está saliendo de control

PUBLICIDAD

El nuevo gobierno tendrá poco tiempo para asentarse. El brote de Covid-19 en Alemania está fuera de control, las tensiones geopolíticas se intensifican a causa de la concentración militar de Rusia en su frontera con Ucrania, y la Unión Europea está luchando con las consecuencias del Brexit y las disputas en su flanco oriental.

Una coalición de tres partidos será necesaria para liderar a Alemania, algo que no tiene precedentes.

Scholz, un pragmático de bajo perfil con un estilo similar al de Merkel, tiene años de experiencia como ministro de Finanzas, alcalde de Hamburgo y es un peso pesado del SPD que se remonta a la cancillería de Gerhard Schroeder. Muchos de los posibles miembros de su gabinete no se han probado a este nivel, y las posiciones dispares de los partidos crean un amplio margen para las disputas.

Está previsto que el presidente del FDP, Christian Lindner, partidario de la disciplina fiscal, se convierta en ministro de Finanzas, según una lista preliminar de puestos del gabinete obtenida por Bloomberg el lunes.

PUBLICIDAD

Se espera que Robert Habeck -el colíder de los Verdes que hizo campaña con propuestas de un ambicioso gasto para mejorar la industria y las infraestructuras alemanas- se convierta en un “superministro” que supervise la economía junto con la política climática y energética.

Alemania también podría adoptar rápidamente un tono diferente en la escena mundial. Annalena Baerbock se perfila como la primera mujer ministra de Asuntos Exteriores de Alemania. La ex candidata a canciller de los Verdes ha pedido que el país adopte un papel más asertivo, ha criticado repetidamente a China por las violaciones de los derechos humanos y se opone al gasoducto Nord Stream 2 de Rusia.

Ver más: Nord Stream 2 ante nueva demora luego de que Alemania suspenda proceso de aprobación

PUBLICIDAD

Los cargos, que son cubiertos por los partidos, no podrán ser anunciados oficialmente hasta más adelante.

Aunque el sistema alemán de gobiernos de coalición promueve la estabilidad, el nuevo gobierno es la mayor ruptura posible después de 16 años bajo el mandato de Merkel. Su bloque, liderado por los demócrata-cristianos, queda relegado a la oposición por tercera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

PUBLICIDAD

Mientras que el FDP, favorable al mercado, ha desempeñado tradicionalmente un papel de “hacedor de reyes” (es decir, que su apoyo inclina la balanza hacia uno u otro lado), los Verdes sólo han formado parte del gobierno federal en una ocasión -con Schroeder de 1998 a 2005- y sus miembros tienen grandes expectativas.

La alianza de Scholz se ha formado rápidamente para los estándares alemanes, especialmente teniendo en cuenta las diferencias políticas. Los socialdemócratas vencieron por poco a los conservadores de Merkel en las elecciones del 26 de septiembre, y el fragmentado panorama político dejó pocas alternativas para formar gobierno.

PUBLICIDAD