Elecciones Colombia 2022

Sarmiento: Colombia siempre ha sido muy racional cuando se trata de elegir presidente

El presidente del Grupo Aval califica de “increíblemente ingeniosa” la jugada de los Gilinski con el GEA

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez
Por Daniel Cancel y Andrea Jaramillo
17 de mayo, 2022 | 08:20 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez podría ser una de las personas más preocupadas por la inminente elección del primer líder de izquierda en la historia moderna de Colombia. Sarmiento supervisa la mayor operación bancaria del país, el Grupo Aval, y una fortuna familiar de US$7.000 millones que es una de las mayores de toda América Latina.

Pero Sarmiento, al menos públicamente, no se muestra preocupado por el resultado de la votación de este mes.

PUBLICIDAD

El aumento de las exportaciones de materias primas está convirtiendo a Colombia en la economía de mayor crecimiento de las Américas y esto, según él, tendrá un efecto moderador en las políticas de quien asuma la Presidencia en agosto. Es más, dice, ambos candidatos -Gustavo Petro, que ha hecho campaña para que Colombia deje de exportar petróleo y carbón, y su rival conservador Federico “Fico” Gutiérrez- son políticos inteligentes y experimentados que saben que no les interesa poner en peligro la economía.

“La economía está creciendo y todo el mundo se monta en el crecimiento de la economía, independientemente de lo que digan”, dijo Sarmiento, de 60 años, en una entrevista de una hora. “Así que creo que mientras eso siga ocurriendo, veremos más o menos lo mismo”.

PUBLICIDAD

Ahora mismo, Sarmiento ve un crecimiento en auge en todos los ámbitos de Aval, tanto en su negocio tradicional de préstamos bancarios como en sus inversiones en infraestructuras y agricultura.

“El crecimiento de los préstamos está siendo muy bueno. El negocio del turismo, los hoteles, vuelven a estar en números negros”, dijo Sarmiento, que asumió el cargo de director general en 2000. “También la agroindustria, que es el otro negocio que tenemos, está viendo un gran impulso por el hecho de que una gran parte de la inflación es de alimentos”.

Aval tiene inversiones en aceite de soja, ganado, pesca y caucho, dijo.

Sarmiento también habló de las lecciones de la pandemia, las elecciones y las fintech

PUBLICIDAD

La economía colombiana crecerá un 5,8% este año, más del doble de la media regional del 2,5%, según el Fondo Monetario Internacional. En el primer trimestre, el producto interior bruto creció un 8,5% con respecto al año anterior, mientras que las ventas minoristas y la industria manufacturera de marzo superaron las estimaciones con creces, con un aumento del 12% cada una.

Colombia acude a las urnas este mes después de ver cómo sus vecinos andinos, Perú y Chile, eligieron a líderes de izquierda en 2021. Si bien esos cambios políticos trajeron ansiedad e incertidumbre a los inversores, los líderes recién elegidos han evitado en gran medida cualquier cambio de política radical.

PUBLICIDAD

El imperio Aval

El imperio Aval, que fue iniciado por el padre de Sarmiento a principios de los años 70, ahora incluye el Banco de Bogotá, el tercer banco más grande de Colombia por activos; Porvenir, la mayor administradora de fondos de pensiones; la compañía de inversiones Corficolombiana y una casa de bolsa.

Sarmiento, cuya carrera comenzó en Procter & Gamble Co. y en el First Bank of the Americas de Nueva York, tras obtener un MBA en la Universidad de Cornell, habló antes del evento Bloomberg New Economy Gateway Latin America en Panamá, del que es miembro del consejo asesor.

PUBLICIDAD

A principios de este año, los accionistas de Aval aprobaron la escisión de BAC Holding International, una empresa registrada en Panamá que servirá de holding para BAC Credomatic Inc., uno de los mayores bancos privados de Centroamérica. Aunque los activos cotizan ahora más alto como entidades separadas, el mercado sigue subestimando su valor, dijo.

Aunque Sarmiento se mostró muy optimista respecto a la economía colombiana, existen muchos riesgos para un país que aún se está recuperando del colapso provocado por la pandemia.

PUBLICIDAD

La subida de los precios de las materias primas y el aumento del consumo pueden alimentar un auge del crecimiento, pero también están provocando una subida de los precios al consumo similar a la que se observa en otros lugares. La inflación se ha disparado hasta un máximo de dos décadas, el 9,2%, lo que ha obligado al banco central a subir agresivamente los tipos de interés.

La economía se ralentizará en algún momento, pero las exportaciones de productos básicos y los negocios regulados, como la distribución de gas, deberían resistir, pero cualquier negocio que dependa de las importaciones sufrirá, dijo Sarmiento.

“Los minoristas lo están haciendo espectacularmente bien, pero hay que verlos con cierta cautela porque la fiesta no va a durar siempre. Todo lo que dependa de las importaciones va a sufrir un duro golpe. No veo que el tipo de cambio vuelva a bajar demasiado y las materias primas en todo el mundo están por las nubes”, dijo. “Hay que mirar industria por industria y algunas se verán afectadas negativamente”.

PUBLICIDAD