PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Ecuador

Justicia de Ecuador ordena que exvicepresidente Jorge Glas vuelva a prisión

Con esta decisión, el exfuncionario sentenciado por corrupción deberá volver a la cárcel a seguir cumpliendo su condena

El exvicepresidente Jorge Glas a su salida de la cárcel de Latacunga el domingo 10 de abril.
20 de mayo, 2022 | 02:52 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

QUITO — El Tribunal de la Corte de Justicia de Santa Elena revocó el hábeas corpus concedido el 9 de abril pasado al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, sentenciado por corrupción. Con esta decisión, Glas deberá volver a la cárcel a seguir cumpliendo su pena.

Medios locales reportaron que un tribunal de esa jurisdicción aceptó el recurso de apelación solicitado por el Gobierno y dejó sin efecto la decisión de abril del juez Diego Moscoso. Además, ordenó la “localización, captura y traslado” al centro de detención donde cumplía su condena, en Latacunga.

PUBLICIDAD

LAS SENTENCIAS

Glas, que fue binomio presidencial de Rafael Correa (2013-2017) y de Lenín Moreno (2017-2021), tiene dos sentencias ejecutoriadas por los delitos de asociación ilícita y cohecho relacionados con casos de corrupción. Además, existe una tercera sentencia que está próxima a quedar en firme por peculado.

La primera sentencia se dio el 13 de diciembre de 2017, cuando cumplía su segundo periodo vicepresidencial, por el delito de asociación ilícita en el caso Obebrecht. La investigación arrojó que la compañía brasilera entregó coimas a funcionarios públicos entre los años 2007 y 2016.

PUBLICIDAD

El 7 de abril de 2020, en cambio, recibió la segunda sentencia por el caso Sobornos, que evidenció una trama de entrega de contratos a empresas a cambio de dinero para financiar las campañas políticas del entonces movimiento Alianza PAIS, al que pertenecía Glas.

Pero el 25 de enero de 2021 recibió una tercera sentencia por peculado. Allí la justicia lo condenó a ocho años de prisión. Sin embargo, esta última no está ejecutoriada.

Aunque el exvicepresidente ya había presentado en tres ocasiones recursos para apurar su libertad, estos le habían sido negados. A inicios de abril, la defensa argumentó que Glas se encuentra en un estado de salud delicado, que existe un riesgo contra su integridad física y psicológica y que ha cumplido con el porcentaje legal para acogerse a la prelibertad.

PUBLICIDAD