Costa Rica

Tasa de Política Monetaria de Costa Rica aumentó 200 puntos base

El BCCR ha adoptado una postura de política monetaria más restrictiva, para evitar efectos de segunda ronda de inflación

Deudas billetera
28 de julio, 2022 | 04:05 PM
Tiempo de lectura: 1 minuto

San José — La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica informó la mañana de este jueves que aumentará el nivel de la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 200 puntos base (p.b.), para ubicarla en 7,50% anual, como medida para controlar la inflación.

Esta es la cuarta vez desde diciembre del año 2021 que el Central toma la decisión de incrementar la TPM.

De acuerdo con cálculos de la entidad para el 2024 se proyecta que la inflación general y subyacente retorne a su rango de tolerancia, el cual es de 3% ± 1 punto porcentual.

PUBLICIDAD

Otra de las medidas adoptadas por la entidad fue fijar la tasa de interés bruta de los depósitos electrónicos a un día plazo (DON) en 5,56% anual. Ambos ajustes rigen desde el 28 de julio del 2022.

El Banco Central ejecuta su política monetaria sobre la base de un esquema de metas de inflación.

“Bajo este régimen, las decisiones de política monetaria y, en particular, los ajustes en la Tasa de Política Monetaria se fundamentan en un análisis del entorno macroeconómico actual, que incorpora la evolución prevista de la inflación, de sus determinantes y de los riesgos alrededor de esas proyecciones”, advierte la entidad en su comunicado de prensa.

PUBLICIDAD

Presiones y riesgos

Las presiones inflacionarias observadas globalmente desde el 2021 se intensificaron en lo que transcurre del 2022, en buena medida, como consecuencia del choque sobre los precios de las materias primas causado por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania. Ambos países tienen una participación relevante en las exportaciones mundiales de combustibles, granos básicos y metales.

Un riesgo inminente en que se prolongue, en el tiempo, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Esto acrecienta el riesgo de que la presión sobre los precios internacionales de las materias primas sea de mayor magnitud y persistencia a lo actualmente previsto.

Por otra parte, los precios internos del productor de manufacturas continúan al alza, con una variación interanual de 17,6% en junio último, lo que indica que el efecto del choque inflacionario de las materias primas aún no ha completado su potencial transmisión hacia los precios al consumidor.

Finalmente el Banco Central estipula como riesgo el hecho de que las expectativas de inflación se desanclen con respecto a la meta de largo plazo, lo que retardaría la convergencia de la inflación a dicha meta.

PUBLICIDAD