Economía

La inflación turca supera el 80% y se espera que siga subiendo

La inflación se aceleró por decimoquinto mes consecutivo, al 80,2%, desde un 79,6% el mes anterior, por debajo de las expectativas de economistas encuestados por Bloomberg

La inflación turca superó el 80% anual
Por Beril Ackman
05 de septiembre, 2022 | 07:59 AM

Bloomberg — La inflación turca se aceleró menos de lo esperado en agosto y está en camino a tocar un pico que se ubicará por encima del 80% en los próximos meses.

La inflación se aceleró por decimoquinto mes consecutivo, al 80,2%, desde un 79,6% el mes anterior, de acuerdo a la agencia estadística turca. La estimación mediana de economistas encuestados por Bloomberg era de 81,2%. La subida de los precios fue de un 1,5% intermensual.

“La inflación en Turquía en agosto, algo menor de lo esperado, es una buena noticia para el gobierno y el banco central”, dijo Per Hammarlund, estratega jefe de mercados emergentes de SEB AB. “Sin embargo, con precios de la energía que volverán a subir de cara a los meses de invierno (en el hemisferio norte), el problema de la alta inflación no se ha resuelto”.

PUBLICIDAD

Durante buena parte del año, Turquía se ha mostrado resiliente ante su inflación más alta en más de dos décadas y la inacción del banco central. Ahora, algunas partes de la economía de US$820.000 millones están viendo a algunas de las presiones moderarse rápidamente. Las tasas de agosto de la inflación de los costos de insumos y de precios de venta en la industria manufacturera son las más bajas en más de un año.

La inflación en Turquía se mantuvo en gran medida estable en un solo dígito de 2004 a 2016. Pero las políticas que priorizaron el crecimiento económico y los préstamos baratos a expensas de la lira y la estabilidad de los precios acabaron provocando rondas de inflación que culminaron con el estallido de este año.

Turquía corre el riesgo de que la inflación se mantenga en un nivel más elevadodfd

El daño a largo plazo de la crisis, sin embargo, puede estar en la forma en que deforma las expectativas de precios. Una encuesta realizada en agosto por el banco central reveló que los encuestados prevén que la inflación se sitúe por encima del 24% hasta dentro de dos años.

PUBLICIDAD

Lo que dice Bloomberg Economics...

“Es poco probable que las subidas hayan terminado todavía. Esperamos que la inflación aumente en los próximos meses debido al aumento de los costos de la energía y después de que el banco central haya recortado las tasas de interés. Esto debería hacer que el nivel interanual alcance un máximo en octubre antes de retroceder hasta el 69% a finales de año.”

-- Selva Bahar Baziki, economista. Pulse aquí para saber más.

El Gobierno ha aumentado su previsión de crecimiento de los precios hasta el 65% en 2022 -desde el 9,8% anterior- y sólo ve que se ralentiza hasta cerca del 25% el próximo año, según un nuevo plan trienal publicado en el Boletín Oficial el domingo. No se espera que esté por debajo del 10% hasta 2025.

Las autoridades turcas no se han inmutado hasta ahora, calificando el aumento de los precios de transitorio y culpando a la invasión rusa de Ucrania de haber provocado un aumento global de los costes de los alimentos y las materias primas.

Sin embargo, gran parte del daño ha sido autoinfligido.

PUBLICIDAD

Turquía tiene las tasas de interés negativos más profundos del mundo cuando se ajustan a la inflación. La lira ha bajado un 27% frente al dólar este año, siendo el país con peor rendimiento de los mercados emergentes.

Incluso excluyendo elementos volátiles como los alimentos y la energía, la inflación turca se ha disparado, y el índice subyacente superó el 66% en agosto, un récord en los datos que se remontan a 2004.

En Estambul, la ciudad más próspera de Turquía, la inflación al por menor aumentó el mes pasado hasta casi el 100% con respecto al año anterior.

PUBLICIDAD

Perspectivas económicas

Otro reto es la amenaza de una desaceleración económica en el futuro.

Aunque los principales bancos, desde Goldman Sachs Group Inc. (GS) hasta Morgan Stanley (MS), han revisado al alza sus perspectivas para Turquía en 2022 tras un crecimiento más rápido de lo previsto en el segundo trimestre, el riesgo de recesión en Europa es uno de los factores que pueden frenar la economía en el resto del año.

PUBLICIDAD

Preocupado por “cierta pérdida de impulso”, el banco central ya recortó el mes pasado su tipo de interés de referencia en 100 puntos básicos, hasta el 13%. La confianza económica también ha disminuido durante gran parte del año.

Los precios al consumo podrían volver a verse presionados si las autoridades desatan más estímulos antes de las elecciones que tendrán lugar dentro de menos de un año.

Por ahora, el Presidente Recep Tayyip Erdogan pide “algo de paciencia y más apoyo”, y dijo la semana pasada que la inflación empezará a bajar a principios del nuevo año.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD