Economía

Así es como se le están desbaratando los impuestos petroleros al Gobierno Petro

Varios impuestos propuestos en la tributaria se están ajustando porque la propuesta inicial no ha gustado de a mucho. ¿Qué cambios plantean para el sector petrolero?

Así es como se le están desbaratando los impuestos petroleros al Gobierno Petro
20 de septiembre, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La reforma tributaria de Gustavo Petro fue presentada un día después de que este se posesionara como presidente de la República, el 8 de agosto y desde entonces no ha avanzado mucho.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

Luego de generar varios malestares, la mayoría de la reforma se desbarataría y por eso, entre otras cosas, ha habido tanta demora en la construcción del texto que llegará al primer debate.

PUBLICIDAD

Entre los impuestos que no le gustan al Congreso, a los que se le harían varios cambios, están precisamente algunos de los pilares con los que Petro ha vendido su reforma, los que gravan a los más ricos. Entre estos están las ganancias ocasionales, los dividendos y el patrimonio.

En el ámbito sectorial no cayó bien, entre muchos otros, la propuesta de nuevos impuestos al sector petrolero y estos también se están desbaratando. Son dos los principales tributos propuestos a esta actividad: las regalías no serán deducibles del impuesto de renta y un impuesto de 10% sobre un porcentaje de las exportaciones extraordinarias, cuando haya boom petrolero o en los precios del carbón.

Según funcionarios de la Dian, se está planeando, como ya han sugerido varios expertos, que en lugar de gravar un porcentaje de las exportaciones extraordinarias del sector petrolero, se cree una sobretasa en el impuesto de renta, similar a lo que ya ocurre con el sistema financiero. “Esto podría ser mucho más benéfico para el sector”.

PUBLICIDAD

De acuerdo con expertos, el impuesto a las exportaciones de petróleo y carbón está mal armado y es distorsionante pues grava los ingresos, algo que se debería evitar hacer. Mientras tanto, una sobretasa en el impuesto de renta gravaría las utilidades.

Así las cosas, explicaron funcionarios de la Dian, lo que se está analizando en el Congreso junto con el equipo económico del Gobierno Petro es “cuál es el monto estimado de recaudo vía no deducibilidad de las regalías y el impuesto a las exportaciones y por el otro lado una sobretasa de renta como alternativa a alguna de las dos propuestas iniciales del Gobierno en la tributaria o de las dos”.

El ajuste fiscal...

Además de que los impuestos propuestos por el Gobierno para gravar los ingresos extraordinarios del sector extractivista del país podrían afectar de manera significativa su actividad económica, razón por la que se propone mejor una sobretasa en renta, la regla fiscal plantea que los ingresos extraordinarios que tenga el Gobierno por el boom petrolero deberían ir a cubrir déficit fiscal y no a gasto.

Lo anterior pondría en aprietos aún más el plan del gasto social que tendría el Gobierno con los nuevos recursos de la tributaria, que por cierto hasta ahora no se ha definido bien a dónde irían, cuánto, ni cómo.

Por último, vale mencionar que de los $25 billones que espera recaudar el Gobierno con la nueva tributaria, la mayoría de ese recaudo vendría de renta y patrimonio de personas naturales ($8,1 billones), seguido por los recursos del uso del subsuelo del Estado -donde entran los impuestos propuestos al sector extractivista- ($7 billones) y renta de personas jurídicas ($5,1 billones).

No obstante, hay que recordar que el texto que se debatirá en el Congreso continúa en construcción, razón por la que el recaudo esperado podría ser inferior y por ende las cifras expuestas podrían cambiar de manera significativa.

PUBLICIDAD