EE.UU.

Ian toca tierra en Florida; podría ser una de las tormentas más costosas para EE.UU.

Ian ganó intensidad a medida que se acercaba al territorio continental del país norteamericano, llegando sus vientos a estar a solo 2 millas de ser considerado como de categoría 5

Imagen de Fort Myers, Florida
Por Brian K. Sullivan
28 de septiembre, 2022 | 03:24 PM

Bloomberg — Ian tocó tierra en Florida este miércoles como un huracán de categoría 4, con potenciales efectos catastróficos que lo podrían convertir en una de las tormentas más costosas en la historia de EE.UU.

Ian ganó intensidad a medida que se acercaba al territorio continental del país norteamericano, llegando sus vientos a estar a solo 2 millas de ser considerado como de categoría 5, el más alto en la escala Saffir-Simpson.

Casi todos los 21 millones de habitantes de Florida se preparan para apagones masivos e inundaciones.

PUBLICIDAD

“Será un evento trágico”, dijo el gobernador del estado, Ron DeSantis mientras la tormenta se acercaba a la costa.

Imagen de Fort Myers Beachdfd

Una tormenta de esta magnitud supone una dura prueba para la infraestructura de Florida debido a sus zonas costeras bajas y densamente pobladas, propensas a las inundaciones. Se produce en un momento en el que el cambio climático ha provocado este año fenómenos meteorológicos extremos en todo el mundo, como inundaciones mortales en Kentucky y Pakistán, una ola de calor en Europa que mató a más de 2.000 personas en Portugal y España, y una sequía incesante en el oeste de Estados Unidos.

Sólo cuatro tormentas han azotado el territorio continental de EE.UU. con vientos más fuertes desde que se iniciaron los registros modernos en 1851: el huracán del Día del Trabajo de 1935, Camille en 1969, Andrew en 1992 y Michael, que azotó el Panhandle de Florida en 2018, según Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. Se espera que Ian cause más de US$67.000 millones en daños y pérdidas.

PUBLICIDAD

Andrew y Michael estuvieron entre los 10 más costosos de la historia de Estados Unidos, según los Centros Nacionales de Información Ambiental.

Se espera que un muro de agua de hasta 1,8 metros se adentre en la costa y los puertos a lo largo del litoral, dijo el Centro Nacional de Huracanes. Además, las olas dañinas pueden empeorar las condiciones y podrían literalmente sacar las casas de sus cimientos o convertirlas en escombros.

Imagen de Fort Myersdfd

Un acontecimiento tan catastrófico como éste amenaza con hacer tambalearse aún más un mercado de seguros de hogar ya inestable. Las mayores aseguradoras redujeron su presencia en el estado para esquivar las pérdidas provocadas por los huracanes del Atlántico, y las aseguradoras más pequeñas que siguen activas allí se han visto obligadas a subir las primas y a reducir la cobertura para seguir el ritmo de los litigios y el fraude. En lo que va de año, seis aseguradoras que suscriben pólizas en el estado se han declarado insolventes, y una gran tormenta podría poner a prueba las finanzas de las empresas que aún siguen en pie.

Se ha ordenado o instado a más de 2 millones de personas a evacuar antes de la llegada de Ian.

Además de los vientos y las marejadas que destrozan los tejados, se prevé que Ian deje caer casi 60 centímetros de lluvia en el centro de Florida y haga que los ríos de todo el estado se salgan de sus cauces durante días. Los cortes de electricidad serán generalizados, pudiendo durar días o incluso semanas, y muchas carreteras estarán intransitables.

Ian también golpea justo cuando la cosecha de cítricos de Florida estaba lista para ser cosechada, lo que podría dañar las perspectivas del estado, dijo Don Keeney, meteorólogo del pronosticador comercial Maxar. Además, ha bloqueado los viajes aéreos en todo el sur.

--Con la ayuda de Max Reyes.

PUBLICIDAD