Actualidad

Compra de Twitter por parte de Musk estancada por financiamiento

El equipo legal de Musk dijo que este procedería con las condiciones originales del acuerdo en base a que recibe US$13.000 en financiamiento de deuda, lo que no figuraba en el acuerdo original

Elon Musk in 2019. Fotógrafo: Patrick T. Fallon/Bloomberg
Por Jef Feeley, Michelle Davis y Paula Seligson
06 de octubre, 2022 | 04:30 PM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Las conversaciones entre el CEO de Tesla (TSLA), Elon Musk, y Twitter Inc. (TWTR)sobre la adquisición de la red social por US$44.000 millones, están estancadas en parte por la afirmación de Musk de que su oferta está supeditada a la obtención de US$13.000 millones de financiaciamiento de deuda, de acuerdo con personas conocedoras del tema.

Su equipo legal dijo en una carta a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) fechada el 3 de octubre que Musk estaría de acuerdo con las condiciones originales de la operación de US$54,20 por acción “en base a que se reciba el dinero de la financiación de su deuda”. En el acuerdo original no figuraba dicha condición.

Las discusiones entre Musk y Twitter están dirigidas a solucionar las diferencias que quedan antes de cerrar el acuerdo, que él mismo propuso en abril y del que luego se echó atrás. Se prevé que las ambas partes presenten una petición al tribunal una vez hayan solucionado todas sus interrogantes, lo que detendría la demanda que Twitter presentó a raíz del incumplimiento de Musk.

PUBLICIDAD

El hombre más rico del mundo se ha reservado el derecho a interponer una acción judicial por fraude, alegando que los directivos de Twitter le ocultaron a él y a otros inversionistas la cantidad de cuentas de spam y de bots que había entre sus más de 230 millones de usuarios, de acuerdo a una de estas fuentes, que solicitó no ser nombrada por tratarse de cuestiones privadas.

Deuda bancaria

Siete bancos, encabezados por Morgan Stanley (MS), suscribieron completamente la porción de deuda del financiamiento, según un documento de abril. Como es habitual en este tipo de contratos, los bancos originalmente planearon vender la mayor parte de esa deuda a administradores institucionales de dinero antes de que se cerrara el acuerdo por Twitter, pero siempre han estado con la obligación de proporcionar la financiación si algo salía mal.

Hay muy pocas formas, si es que hay alguna, de que los bancos eviten proporcionar tales compromisos de deuda después de firmar el contrato. Y la mayoría de los bancos no querrían hacerlo, incluso si eso significara evitar una pérdida: dar marcha atrás se reflejaría negativamente en su negocio de banca de inversión y podría dañar su capacidad para ganar nuevos acuerdos con empresas y firmas de capital privado en el futuro.

PUBLICIDAD

Si las dos partes se ponen de acuerdo en una resolución, el acuerdo podría cerrarse rápidamente, tan pronto como en una semana, dijo el miércoles una persona familiarizada con el tema. El acuerdo podría cerrarse tan rápidamente que se esperaría que los bancos financiaran sus compromisos de deuda y probablemente sindicaran la oferta con los inversores una vez cerrado el acuerdo, informó Bloomberg.

Incluso si los bancos tienen tiempo para vender la deuda a los administradores de dinero, las condiciones del mercado crediticio se han deteriorado desde abril. El grupo liderado por Morgan Stanley podría tener dificultades para encontrar compradores para todos los bonos y préstamos y probablemente tendría que asumir pérdidas en al menos una parte del paquete de financiación. Pero ese es, en última instancia, el problema de los bancos, no de Musk.

Morgan Stanley no respondió a una solicitud de comentarios sobre el acuerdo de Musk.

Howard Fischer, socio del bufete de abogados Moses Singer, no ve ninguna base legal para que los bancos puedan salirse de los compromisos de deuda de Twitter, dijo en una entrevista telefónica. “En general, sería difícil que los acuerdos siguieran adelante si dependieran del financiamiento bancario y ese financiamiento bancario no fuera sólido como una roca”, dijo.

Con la asistencia de Katie Roof, Kurt Wagner, Kamaron Leach y Ed Ludlow.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD