Argentina

El gráfico que muestra cuánto cayeron las jubilaciones en Argentina desde 2017

Andrés Borenstein, economista jefe de Econviews, graficó la caída del gasto en jubilaciones en los últimos años y explica por qué difícilmente repunte en 2023

Foto: Angel Garcia/Bloomberg
25 de noviembre, 2022 | 05:00 AM

Buenos Aires — La polémica por el recorte del gasto en jubilaciones en términos reales volvió a irrumpir con fuerza en estas últimas semanas. Luego de que el Gobierno nacional anunciara un incremento del 15,6% para diciembre, la lupa volvió posarse sobre cuánto crecieron las jubilaciones, pensiones y asignaciones universales, que volverán a perder contra la inflación en este 2022.

La evolución de cuánto perciben los jubilados en la Argentina es observada especialmente de cerca por la sociedad argentina por dos hechos puntuales ocurridos en los últimos años: el primero data de fines de 2017, cuando el gobierno de Mauricio Macri pretendía aprobar una nueva fórmula jubilatoria, lo que desató una violenta manifestación frente al Congreso de la Nación. La segunda, la promesa de campaña del por entonces candidato y actual presidente, Alberto Fernández, que prometió que si ganaba las elecciones dejaría de pagar intereses de las Leliq para aumentar un 20% las jubilaciones.

Jubilaciones en caída libre desde 2017

Pero desde entonces, las jubilaciones no pararon de caer y en paralelo, el déficit cuasifiscal tampoco detuvo su ascenso. Los intereses que paga el Banco Central (BCRA) por sus instrumentos de deuda se encaminan a cerrar este 2022 por encima de los $3 billones, cifra que equivaldría a más de 4 puntos del PBI. También implicaría un aumento de más de 130% respecto de los $1,3 billones de intereses acumulados por las Leliq y pases en 2021.

PUBLICIDAD

Por el otro lado, las jubilaciones continúan en caída libre. Andrés Borenstein, economista jefe de Econviews, reflejó este descenso con suma nitidez en las últimas horas a través de gráfico que publicó en su cuenta de Twitter. Allí puede verse el deterioro acumulado en los últimos seis años.

Fuente: Andrés Borenstein. Twitter: @Coloborendfd

Para elaborar dicho gráfico, el economista jefe de Econviews plantea un índice en el que establece el nivel de 100 puntos en enero de 2004. Siguiendo ese índice, el gasto en jubilaciones alcanzó un pico de 421 puntos en octubre de 2017, justo el mes en el que se llevaron a cabo las elecciones legislativas de medio término.

Pero desde entonces, no hicieron más que caer y en estos primeros 10 meses de 2022 promedian niveles de 330,96 puntos, por lo que se ubican incluso por debajo de los niveles del mismo período del año anterior, donde el promedio fue de 331,88 unidades.

PUBLICIDAD

¿Aumentarán las jubliaciones en 2023?

Las perspectivas hacia adelante tampoco lucen alentadoras. Es que según explicó Borenstein en diálogo con Bloomberg Línea, de cara a 2023 es posible que las jubilaciones dejen de caer, pero difícilmente puedan revertir la tendencia. “Si uno se pone a pensar porqué cayeron las jubilaciones en los últimos cinco años es porque se aceleró la inflación”.

La única excepción, agrega, se dio en el año 2020, en el que la inflación bajó con la pandemia. Pero ese año, recordó el economista jefe de Econviews, “fue justo cuando el Gobierno de Alberto Fernández congeló la fórmula”. Eso hizo que “cuando tenían que haber subido las jubilaciones, Alberto las pisó”.

Ante ese escenario, añadió: “La pregunta que hay que hacerse, entonces, es si en 2023 la inflación va a ir para abajo o para arriba. Yo creo no va a bajar, que si las cosas le salen bien al Gobierno no subirá. Si no sube, ahí las jubilaciones pueden quedar flat o ligeramente hacia arriba si se otorgan bonos o cosas por el estilo. Pero no me imagino una suba en las jubilaciones”.

Por último, Borenstein indicó que como escenario base, desde la consultora proyectan una inflación de 110% para 2023, “lo que implicaría una pequeña suba en jubilaciones” o que las mismas permanezcan “planchadas en estos niveles”.

¿Cómo están las jubilaciones hoy?

En términos brutos, desde diciembre el haber mínimo pasará de $43.352,63 a $50.115, y el máximo, de $291.721,85 a $337.230.

En 2022 el incremento de los haberes jubilatorios llegará a 72,5%, es decir, más 27 puntos por debajo de la inflación esperada por las consultoras para este año. La ley de movilidad dispone cuatro aumentos para jubilados y pensionados. Estos se dan en: marzo, junio, septiembre y diciembre.

El primero de los aumentos fue de 2022 fue de 12,28%, el segundo del 15% y el tercero de 15,53%. Con el último incremento del 15,6%, se llega a una suba del 72,5%, que no llega a cubrir el alza de precios.

PUBLICIDAD