Conflicto en Sudán: ataques aéreos en la capital tras fallido cese al fuego

Ello ha dificultado la labor de los líderes regionales que tenían previsto viajar a Jartum esta semana para ayudar a negociar una tregua

El ejército del país está enfrascado en un conflicto con un grupo paramilitar
Por Mohamed Alamin y Simon Marks
19 de abril, 2023 | 08:42 AM

Bloomberg — Continúan los enfrentamientos entre el ejército y un grupo paramilitar en Jartum, la capital de Sudán, luego de que un alto al fuego propuesto no se sostuviera.

Se han registrado intensos combates y múltiples ataques aéreos, lo que ha dificultado la labor de los líderes regionales que tenían previsto viajar a Jartum esta semana para ayudar a negociar una tregua entre el ejército y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF, por sus siglas en inglés). Los enfrentamientos comenzaron el 15 de abril y han causado más de 270 muertos y 2.600 heridos, según la Organización Mundial de la Salud.

La zona de Amarat, densamente poblada, el cuartel general del ejército y las oficinas de las Fuerzas de Apoyo Rápido fueron los objetivos de los ataques del miércoles por la mañana. Amged Farid, ex asesor del primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok, declaró haber oído aviones sobrevolando la zona y fuertes explosiones desde primera hora de la mañana.

VER +
Cuáles son los principales intermediarios extranjeros en el conflicto en Sudán

La Unión Africana y la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo han estado intentando enviar funcionarios a Jartum para mediar en el fin del conflicto, que ha hecho temer una guerra civil en toda regla tras el golpe de Estado de 2021 que hizo añicos las esperanzas de un retorno al gobierno civil. Diplomáticos extranjeros, entre ellos el Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, también han participado en los esfuerzos por resolver la crisis.

PUBLICIDAD

El gobierno japonés se dispone a evacuar a unos 60 de sus ciudadanos, incluido el personal de la embajada, que se encuentran actualmente en Sudán, según declaró a la prensa en Tokio el Secretario Jefe del Gabinete, Hirokazu Matsuno.

Dado que ninguna de las partes parece dispuesta a retroceder, es probable que el conflicto se prolongue y corre el riesgo de atraer a los países vecinos, afirmó Verisk Maplecroft en una nota de investigación esta semana.

La reanudación de los combates el miércoles se produjo a pesar de los intentos de introducir una tregua de 24 horas a partir de las 18.00 horas (hora de Sudán) del martes. El ejército había dado señales contradictorias sobre si respetaría la tregua, y un oficial acusó a la RSF de movilizarse mientras solicitaba la pausa.

PUBLICIDAD

El presidente de Sudán del Sur, uno de los ocho miembros de la IGAD, viajará a Sudán cuando sea seguro hacerlo, dijo por teléfono el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Deng Dau Deng.

“La ida del presidente Salva Kiir y de los demás líderes dependía de un alto el fuego”, dijo. “Cuando tengamos garantías de que el aeropuerto es seguro y los líderes estarán a salvo en Jartum, entonces aconsejaremos al presidente que se vaya”.

Según Jonas Horner, analista independiente que sigue Sudán, cualquier cese de hostilidades tendrá que ser impulsado casi con toda seguridad por las potencias árabes regionales, debido a sus intereses en el país.

“Preocupantemente, sin embargo, los de mayor peso, Egipto y EAU, han empoderado sistemáticamente a las Fuerzas Armadas Sudanesas y a la RSF respectivamente, facilitando el fortalecimiento político y militar de ambas fuerzas y dando lugar a los catastróficos niveles de destrucción en al menos media docena de ciudades sudanesas”, dijo por teléfono.

--Con la colaboración de Go Onomitsu, Thomas Hall, Mike Cohen y Okech Francis.

Lea más en Bloomberg.com