Cinco gráficos clave a seguir esta semana en los mercados mundiales de materias primas

Las apuestas de los inversores a que los precios del gas natural europeo seguirán subiendo están indicando que los mercados esperan que los suministros se estrechen en los próximos meses

Cinco gráficos clave a seguir esta semana en los mercados mundiales de materias primas
Por Tarso Veloso - Priscila Azevedo Rocha - Jordan Fitzgerald
07 de julio, 2024 | 11:00 PM

Bloomberg — Los agricultores estadounidenses están acaparando maíz como si fuera 1988. Las apuestas de los inversores a que los precios del gas natural europeo seguirán subiendo están indicando que los mercados esperan que los suministros se estrechen en los próximos meses. Y la inusitada fuerza del huracán Beryl tan temprano en el Atlántico anuncia la posibilidad de que se avecine una temporada de tormentas supercargada.

He aquí cinco gráficos destacados a tener en cuenta en los mercados mundiales de materias primas a medida que avanza la semana.

Maíz

Los cultivadores de maíz estadounidenses mantienen las mayores reservas del cereal en sus explotaciones desde 1988, gracias a los elevados costes de producción y a los bajos precios. Los agricultores estadounidenses, que son los mayores productores de maíz del mundo, han estado frenando las ventas a principios de la temporada mientras los precios del grano clave se deslizan hacia los 4 dólares el bushel por primera vez desde 2020. La guerra de Rusia en Ucrania y los problemas meteorológicos de Sudamérica en los últimos años han dado ventaja a los agricultores estadounidenses a la hora de competir por una parte de la demanda mundial.

Metales básicos

La producción de zinc y plomo del principal proveedor, China, está en el punto de mira, ya que los inversores sopesan nuevos recortes de las fundiciones del país después de que los gastos de tratamiento al contado -un indicador de los márgenes de procesamiento- se desplomaran. Los llamados TC para el concentrado de zinc cayeron al nivel más bajo en los datos que se remontan a 2016, mientras que los del mineral de plomo cayeron al nivel más bajo desde 2018 en medio de una escasez mundial de oferta minera. Se considera que eso apoyará los precios de los dos metales básicos.

PUBLICIDAD

Gas natural

Han aumentado las apuestas alcistas a que los precios del gas europeo subirán, lo que refuerza la convicción en el mercado de que los suministros se estrecharán. La posición larga neta en los futuros del gas holandés de referencia en manos de fondos de inversión se encuentra en el nivel más alto desde noviembre de 2021, según los datos más recientes de Intercontinental Exchange Inc.

Las apuestas alcistas indican que el mercado sigue siendo extremadamente sensible a la posibilidad de una escasez de suministro y coinciden con un mayor número de operadores de gas estadounidenses que buscan cubrir las exportaciones de gas del país y toman posiciones sobre la demanda europea, vinculando el comercio a ambos lados del Atlántico.

Petróleo

Los inventarios estadounidenses de crudo registraron su mayor descenso semanal en casi un año, gracias a una reducción de 12,2 millones de barriles en la semana finalizada el 28 de junio, según datos de la Administración de Información Energética.

PUBLICIDAD

La disminución de los suministros se vio impulsada por la costa del Golfo, donde las exportaciones aumentaron y las importaciones han disminuido.

Los futuros del crudo han repuntado casi un 14% desde el mínimo de principios de junio y las noticias sobre las reservas -combinadas con los datos alcistas sobre la gasolina- están ayudando a impulsar los precios del petróleo al principio de la temporada de demanda veraniega en Norteamérica.

Tormentas

El huracán Beryl dejó un rastro de destrucción por el Caribe y la península mexicana de Yucatán mientras se adentraba en el Golfo de México.

La tormenta destacó por su fuerza inicial, con vientos que superaron los cinco escalones de la escala Saffir-Simpson para alcanzar en un momento dado una rara fuerza de categoría 5. Beryl fue la tormenta atlántica más temprana en conseguirlo y, debido al lugar en el que se formó - en las profundidades de los trópicos - señala una temporada de huracanes inusualmente activa a medida que las temperaturas oceánicas bajan a fuego lento. Beryl es el último indicio de cómo el calor extremo provocado por el cambio climático está desencadenando desastres meteorológicos en todo el mundo.

Lea más en Bloomberg.com