Mundo

Cuando vacunarse puede significar ganarse un apartamento de US$1,4 millones

Si bien los responsables políticos no esperan que estos incentivos tengan un gran efecto sobre los escépticos, la esperanza es que den un empujón a los que posponen su inoculación.

Bloomberg Línea
Por Felix Tam y Emily Cadman
24 de julio, 2021 | 08:00 PM

Bloomberg — Cuando se inició la campaña de vacunación contra el Covid, el mayor premio material era una pegatina que se podía subir a Instagram. Ahora, en Hong Kong, puedes conseguir un Tesla o incluso un apartamento en el mercado inmobiliario más caro del mundo.

Con lingotes de oro, un Rolex de diamantes y un viaje de compras de US$100.000, las loterías de vacunas de Hong Kong son fácilmente las más llamativas. Sin embargo, no es el único lugar que ofrece incentivos extravagantes para tratar de aumentar las bajas tasas de vacunación. Rusia regala motos de nieve. Los residentes de West Virginia en EE.UU. pueden conseguir licencias de caza de por vida y rifles personalizados. En Alabama, a las personas vacunadas se les ofrece la posibilidad de conducir en una pista de carreras de carros.

A medida que la variante delta se extiende por el mundo, las peticiones para que la gente se vacune son cada vez más contundentes en los países que tienen la suerte de contar con abundantes suministros. Los gobiernos y las empresas privadas están probando toda una serie de tácticas, desde anuncios con mensajes tranquilizadores de figuras locales de confianza (como médicos o trabajadores de hospitales) hasta esfuerzos en lugares como Francia para limitar el acceso a lugares públicos.

PUBLICIDAD

Los sorteos son la opción menos conflictiva desde el punto de vista político, a pesar de que han planteado cuestiones éticas. Si bien los responsables políticos no esperan que estos incentivos tengan un gran efecto sobre los escépticos, la esperanza es que den un empujón a los que lo posponen.

Retrasándose
La adopción de vacunas en Hong Kong está muy por debajo de las zonas ricasdfd

Pero, ¿hacen que aumenten las tasas de vacunación?

Las evidencias son irregulares. Hay muchas pruebas anecdóticas de aumentos iniciales. En Hong Kong, por ejemplo, el número de residentes totalmente vacunados contra el Covid-19 se ha duplicado en las últimas siete semanas hasta superar los dos millones de personas, coincidiendo con la puesta en marcha de una serie de incentivos del sector privado.

PUBLICIDAD

Por otra parte, un estudio reciente sobre la lotería de vacunas de Ohio no halló pruebas de que hubiera aumentado el número de vacunaciones, aunque sí señaló que las tasas habían disminuido en menor medida en Ohio que en el ámbito general de Estados Unidos.

En los casos donde los datos sugieren que hay un impulso, las razones son difíciles de desentrañar. ¿Se trata sólo de la idea de ganar algo bonito, o la gente también está motivada por la publicidad positiva que acompaña a las campañas de vacunación? La mayoría de los expertos coinciden en que merece la pena probar los incentivos, porque la historia sugiere que los mensajes sanitarios por sí solos no son suficientes.

“Los incentivos son los que cambian el comportamiento de la gente”, afirma Noel Brewer, profesor especializado en investigación sobre la aceptación de vacunas en la Universidad de Carolina del Norte. “La comunicación del miedo, o del riesgo, es ineficaz”.

Los incentivos eficaces tienen en cuenta el contexto de la población local, dice Brewer. Carolina del Norte, señala, dio pagos de US$25 a las personas que recibieron su primera dosis de la vacuna, lo que puede parecer poco, pero habría sido significativo para los residentes de menores ingresos.

En Hong Kong hay suficientes vacunas para todos, y son gratuitas para todos a partir de los 12 años. Pero el despliegue ha tenido dificultades debido a la falta de confianza en el gobierno respaldado por Pekín y a la preocupación por los efectos secundarios.

Más de un millón de residentes totalmente vacunados se inscribieron en el sorteo de un nuevo apartamento de US$1,4 millones (una unidad de un dormitorio de 449 pies cuadrados) ofrecido por Sino Group y Chinese Estates, en la primera semana en que el sorteo estuvo abierto, según los operadores.

PUBLICIDAD

Como todas las loterías de vacunas de la ciudad, se trata de un sorteo de gestión privada. La administración respaldada por Pekín se está apoyando en las empresas e instituciones locales para ayudar a la gente a vacunarse, después de que el gobierno se esforzara en convencer a los residentes reticentes en un ambiente de desconfianza tras las protestas generalizadas contra China en 2019.

Los magnates locales, deseosos de que la ciudad no se quede atrás con la apertura de otros centros financieros, respondieron con una serie de incentivos. Los sorteos diarios de algunos de los premios más pequeños, como los iPhones, comenzaron en julio, y los premios más grandes están programados para agosto y septiembre.

Alvin Chan, un ejecutivo de marketing de 25 años, ha estado participando en todos los concursos de Hong Kong que ha podido encontrar. Al principio era reacio a vacunarse por la preocupación de los efectos secundarios, pero se vacunó tras convencerse de que no había otra forma de que la sociedad se abriera. Aunque los premios no fueron un factor decisivo, cree que los concursos ayudan. La mayoría de ellas exigen que los participantes sean mayores de 18 años, residentes en Hong Kong y que hayan recibido dos inyecciones de la vacuna antes del cierre del sorteo. Sin embargo, normalmente sólo se comprueba la elegibilidad de los ganadores.

PUBLICIDAD

“Han creado un ambiente de bienvenida y positivo”, dijo Chan. “Mucha gente se anima a dar un pequeño paso y vacunarse”.

Probabilidades de ganar

¿Y qué pasa si realmente gana? En comparación con las loterías normales, las probabilidades de llevarse el premio mayor son bastante buenas.

PUBLICIDAD
Acelerando
Cada vez más hongkoneses se vacunan, aunque la motivación del aislamiento es difícil.
La vacunación semanal sí se administra en Hong Kong.dfd

La lotería Mark Six de Hong Kong tiene unas probabilidades de 1 entre 14 millones de ganar el premio mayor. Las probabilidades de ganar el bote de la Powerball de Estados Unidos son de 1 entre 292 millones. Pero las probabilidades de ganar el apartamento podrían ser de 1 entre 2,1 millones, según los cálculos basados en el rastreador de vacunas de Bloomberg, y eso sólo si entran todos los hongkoneses actualmente vacunados.

“Las loterías para animar a la gente a adoptar un comportamiento ambivalente, como vacunarse, pueden ser bastante eficaces”, afirma Matthew Browne, profesor de psicología de la Universidad CQ de Australia. “No creo que la gente tienda a pensar detenidamente en las probabilidades de ganar”.

Trampas ocultas

Si tiene suerte y gana, hay que tener en cuenta algunas cosas.

PUBLICIDAD

En Estados Unidos, la mayoría de los estados tributan las ganancias de la lotería al mismo ritmo que los ingresos ordinarios, por lo que si está en Florida o en Nueva York supondrá una gran diferencia para su cartera.

“El tratamiento fiscal de las ganancias de la lotería Covid debe reflejar el tratamiento fiscal de otras ganancias de loterías y rifas”, dijo Jody Vanarsdale, director general de H&R Block Expat Tax Services. “Hay que incluir las ganancias en efectivo y el valor justo de mercado de cualquier otro premio o propiedad ganada”.

Por el contrario, el Departamento de Hacienda de Hong Kong dice que está eximiendo del impuesto sobre las apuestas (un impuesto local sobre los ingresos de las lotería) a los ganadores de los premios en metálico de los sorteos. De hecho, advierte que el hecho de que te pidan ese impuesto podría indicar que te están estafando.

PUBLICIDAD

Además, estas ganancias no estarían sujetas al impuesto local sobre la renta de las personas físicas, que se centra en las rentas del trabajo, según Agnes Cheung, directora de impuestos de BDO Hong Kong.

Puede que no sea un mal problema, pero si gana un premio físico (como uno de los lingotes de oro, por ejemplo) tendrá que pensar en un almacenamiento seguro. (Pista: debajo de la cama no es una gran opción).

Si gana un premio importante y lo vende inmediatamente, los ingresos podrían considerarse sujetos al impuesto sobre actividades económicas, dice Cheung. Los ciudadanos extranjeros también pueden encontrarse con que su país de origen quiere una parte de las ganancias.

“Puede ser complicado”, dice Cheung.

Con la asistencia de Charlie Wells y Shamsiya Hussainpoor.

PUBLICIDAD