Economía

Otras 291 millones de personas no tendrán suficiente para comer este año

A principios de este mes, las Naciones Unidas estimaron que la inseguridad alimentaria mundial en 2020 había alcanzado el nivel más alto en 15 años.

El sufrimiento humano a gran escala impulsado por el hambre está alcanzando nuevas profundidades de desolación.
Por Mike Dorning
01 de agosto, 2021 | 12:32 PM

Bloomberg — El hambre a nivel mundial se incrementará en aproximadamente un tercio este año, acelerado por las pérdidas de ingresos persistentes a causa de la pandemia, según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por su sigla en inglés).

La evaluación anual del departamento de seguridad alimentaria en 76 países de ingresos medianos y bajos, que son receptores antiguos o actuales de ayuda alimentaria por parte de EE.UU., estima que 291 millones de personas adicionales en esos países no tendrán suficiente para comer en 2021. Eso se suma a un enorme aumento de hambre el año pasado cuando la pandemia desató dificultades económicas.

Ver más: El costo mundial de los alimentos finalmente desciende tras máximo de una la década

PUBLICIDAD

A principios de este mes, las Naciones Unidas estimaron que la inseguridad alimentaria mundial en 2020 ya había alcanzado el nivel más alto en 15 años, ya que la pérdida de ingresos provocó que las dietas saludables estuvieran fuera del alcance de aproximadamente una décima parte de la población mundial. Se prevé que el escenario empeore en 2021, ya que la inflación de las materias primas y la interrupción en las cadenas de suministro llevaron los precios de los alimentos a nivel global a los más altos en casi una década. Estas son particularmente malas noticias para los países más pobres que dependen de importaciones de alimentos.

El sufrimiento humano a gran escala impulsado por el hambre está alcanzando nuevas profundidades de desolación. Un estudio publicado este mes en la revista Nature Food proyectó que la desnutrición exacerbada entre madres y niños en países de ingresos bajos y medianos costará al mundo US$30,000 millones en pérdidas de productividad futuras. El aumento del hambre para cientos de millones de personas, principalmente en Asia y África, también incrementará el riesgo de inestabilidad política.

A nivel total, 1.200 millones de personas en los 76 países que abarca el informe del USDA, que representan el 31% de la población combinada, sufrirán inseguridad alimentaria este año. Antes de la pandemia, el USDA estimaba que 761 millones de personas, o menos del 20% de esa población, entraban en la categoría en esos países.

PUBLICIDAD
Yemen, Sudán y Libano, están entre los países con más riesgo.dfd

La gran mayoría de las personas adicionales que el USDA estima que caigan en un estado de inseguridad alimentaria este año se encuentran en Asia, lo que representa el 72% del aumento total. Bangladesh, India, Pakistán e Indonesia verán grandes saltos particularmente en el número de personas sin acceso a suficiente comida, indica el informe. África subsahariana representa el 21% del aumento a nivel global de personas desnutridas.

Ver más: Cuba alivia las restricciones a la importación de alimentos y medicamentos tras las protestas masivas

Se prevé que Yemen, Zimbabwe y Congo tengan la prevalencia más alta de hambre, con más del 80% de la población en cada uno de los países sin poder conseguir lo suficiente para comer.

El principal impulsor del aumento de la inseguridad alimentaria es la caída persistente de los ingresos en los países en comparación con los niveles previos a la pandemia, según el informe. Los autores advirtieron que en las proyecciones no consideraron el impacto potencial del cambio climático, los conflictos armados o la inestabilidad política o económica.

El departamento clasifica a una persona como con inseguridad alimentaria si no puede mantener una dieta de al menos 2.100 calorías al día, cifra considerada como el nivel mínimo para mantenerse activo y saludable.

Con asistencia de Ziad Daoud (Economista) y Felipe Hernandez (Economista).

PUBLICIDAD