Actualidad

Perú calma temores con plan para aprovechar riquezas del cobre

El Gobierno aseguró que tiene la intención de enfocarse en aquellos proyectos mineros que apunten a la rentabilidad social.

Un trabajador opera una máquina de perforación a 500 metros bajo tierra en una mina en Perú.
Por María Cervantes
16 de agosto, 2021 | 02:59 PM

Bloomberg — El nuevo Gobierno socialista de Perú está trabajando con la industria minera en un nuevo enfoque de relaciones comunitarias y destrabar la burocracia para desbloquear la enorme riqueza mineral del país.

“Todas (las empresas) están contentas, hasta ahora”, dijo el sábado el ministro de Energía y Minas, Iván Merino, en una entrevista. “Todos estamos de acuerdo en que hay que darle una nueva cara social a los proyectos, que hay la necesidad de un nuevo pacto”.

Ver más: América Móvil logra reducir multa en Perú, pero las tensiones con el regulador aumentan

PUBLICIDAD

El tono conciliador y pragmático del ministro podría aliviar aún más los temores avivados por los dichos durante la campaña electoral de que habría una mayor intervención estatal en los recursos naturales que sofocaría la inversión y la producción futura. Perú es el principal productor de cobre después de Chile y el mercado depende de que la nación andina desarrolle más sus gigantes depósitos para satisfacer la creciente demanda en el cambio hacia una energía limpia.

Naciones productoras están buscando sacar provecho del auge del cobre.dfd

Las tensas relaciones entre los proyectos mineros y las comunidades rurales a menudo aisladas, combinadas con la lentitud de la concesión de permisos, han obstaculizado el progreso de la industria.

De 60 proyectos mineros en diferentes etapas, el Gobierno tiene la intención de enfocarse primero en aquellos que están cerca de iniciar a operar y liberar aquellos que están atrapados en la burocracia.

PUBLICIDAD

“Reconocemos que el Estado no ha estado presente, que la mejor manera es el diálogo directo y el intercambio de información para que no haya distorsiones”, señaló Merino.

Ver más: Vuelven las reglas fiscales en Perú: Déficit fiscal para el 2022 será de 3,7%, según el MEF

Cuando se le preguntó sobre la iniciativa Tía María de Southern Copper Corp., Merina dijo que su trabajo era cumplir con el programa del presidente Pedro Castillo, quien ha dicho que se opone a ese proyecto.

“El presidente ya lo dijo: los proyectos con rentabilidad social van, los que no tienen rentabilidad social simplemente no van”, dijo Merino.

Agregó que hay depósitos en Perú más ricos y más grandes, y que la región entre Apurimac y Cuzco contiene suficiente mineral para igualar la producción de Chile.

La Administración de Castillo está estudiando una propuesta para elevar impuestos y dejar más ganancias mineras en el país, aunque eso aún debe pasar por diferentes departamentos gubernamentales y un congreso liderado por la oposición.

PUBLICIDAD

El mensaje para las empresas es que el Ministerio de Minería garantizará reglas claras y actuará como mediador y facilitador para agilizar “esta maraña burocrática”, dijo. “Lo que vamos a hacer es promocionar la industria para que las cosas estén bien hechas y no seamos un obstáculo”.

En algún momento, el Estado peruano jugaría un papel más activo en sectores estratégicos e incluso podría ser accionista en algunos proyectos, dijo, pero la prioridad es poner orden en procesos y solicitudes que languidecen por más de un año.

Ver más: Consejo de Ministros del Perú aprobó retorno de reglas fiscales para el sector público

PUBLICIDAD

Con respecto a los campos de gas de Camisea, que Castillo prometió nacionalizar durante su campaña, el Gobierno está investigando si sus percepciones están respaldadas por datos.

“Primero tiene que haber más gas, para que haya más gas tiene haber mayores reservas y para que haya mayores reservas tiene que haber más exploración”, indicó el ministro.

PUBLICIDAD

El Gobierno ha recibido muestras de confianza mientras mantiene conversaciones con líderes de la industria de materias primas. Una de ellas es que algunas empresas recién pagaron sus impuestos atrasados.

“No estamos en cuestiones ideológicas”, dijo. “Estamos generando consenso”.

PUBLICIDAD