Economía

La confianza de los inversores alemanes disminuye ante la persistente preocupación por la oferta

Mientras los índices de infección empeoran, la confianza en la economía se reduce por cuarto mes consecutivo y llega a su nivel más bajo en un año y medio.

Confianza en la economía alemana disminuye ante preocupación por el suministro mundial
Por Carolynn Look
07 de septiembre, 2021 | 07:28 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La confianza de los inversores en la economía alemana se redujo por cuarto mes en septiembre tras el empeoramiento de las tasas de infección y las interrupciones del suministro mundial, lo que amenaza con interrumpir la fuerte recuperación de Europa.

El indicador de expectativas del instituto ZEW cayó a 26,5 desde los 40,4 del mes anterior, el nivel más bajo en un año y medio. Las perspectivas de la zona euro también se deterioraron, después de que la economía creciera más rápido de lo que se informó inicialmente en el segundo trimestre.

Ver más: Inflación en Alemania sube a nivel más alto desde 2008 por costos de energía

PUBLICIDAD
Los inversores pierden la confianza en las perspectivas de recuperación de Alemaniadfd

Los bonos europeos ampliaron su caída tras los dos informes, y el rendimiento de la deuda alemana a 10 años subió cuatro puntos básicos, hasta el -0,33%.

“En realidad, no podemos esperar la misma dinámica para el segundo semestre del año que habíamos previsto inicialmente”, dijo Christian Lips, economista jefe de NordLB. “La recuperación podría haber sido significativamente más fuerte en el tercer trimestre si no fuera por la escasez de oferta; ahora tendremos que conformarnos con un ritmo de crecimiento algo más lento”.

La situación se ve empeorada por los aumentos de casos de Covid-19 en todo el mundo. La suerte de los fabricantes que dependen de las exportaciones está parcialmente ligada a las decisiones de los gobiernos de otros países. Los brotes en Asia han desencadenado estrictas restricciones en las últimas semanas, amplificando la escasez de suministros y los retrasos en las entregas que antes se consideraban temporales.

PUBLICIDAD

El CEO de Volkswagen AG, Herbert Diess, advirtió el lunes que los semiconductores serán difíciles de conseguir durante años, un escenario que supondría un reto importante para la economía.

“La escasez mundial de chips en el sector del automóvil y la escasez de material de construcción en el sector de la construcción han provocado una importante reducción de las expectativas de beneficios en estos sectores”, dijo el presidente del ZEW, Achim Wambach, en un comunicado. “Esto puede haber tenido un efecto negativo en las expectativas económicas”.

Ver más: La escasez, desde chips hasta papel, amenaza la recuperación de Alemania

El ZEW dijo que su encuesta sugiere que el ritmo de crecimiento económico en Alemania durante los próximos seis meses será sólo ligeramente más rápido de lo que se observa actualmente. En el segundo trimestre, último periodo del que se dispone de datos, la producción aumentó un 1,6%.

La mayoría de los países de Europa, donde el 77% de la población adulta se ha vacunado al menos una vez, han señalado que no habrá confinamientos similares a los que paralizaron la economía el año pasado.

Sin embargo, los minoristas y los proveedores de servicios de hostelería podrían seguir sufriendo si los consumidores se resisten a salir. El consumo privado fue el principal motor del crecimiento en el segundo trimestre. También fue el principal lastre en los seis meses anteriores.

PUBLICIDAD

La aceleración de la inflación podría hacer más reticentes a los consumidores. Los precios de los insumos se han disparado como consecuencia de los cuellos de botella, y las empresas los trasladan cada vez más a sus clientes, lo que aumenta la presión sobre el Banco Central Europeo para que reevalúe sus perspectivas de inflación.

Los responsables de política monetaria se reúnen esta semana para discutir las nuevas previsiones y la necesidad inmediata de estímulos monetarios en la región. La mayoría de los economistas esperan que el BCE reduzca su ritmo de compra de bonos en el próximo trimestre, después de los buenos resultados obtenidos en el primer semestre.

En los tres meses hasta junio, la economía creció un 2,2%. Aunque el consumo privado contribuyó en mayor medida, el gasto público y la inversión también impulsaron la producción.

--Con la asistencia de Harumi Ichikura y Kristian Siedenburg.

PUBLICIDAD