Actualidad

Tormenta Nicholas golpea la costa del Golfo de EE.UU. con lluvias torrenciales

Las refinerías y las plantas petroquímicas de la costa enfrentan el riesgo de inundación.

Torres de transmisión el 13 de septiembre de 2021 en Galveston, Texas.
Por Brian K. Sullivan, Josh Saul y Maxwell Adle
14 de septiembre, 2021 | 08:05 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — La tormenta tropical Nicholas está azotando la costa estadounidense del Golfo de México con lluvias torrenciales que podrían durar varios días, provocando cortes de electricidad e inundaciones y asestando un nuevo golpe a la industria energética apenas dos semanas después del huracán Ida.

La tormenta tocó tierra en Texas en la madrugada del lunes, al suroeste de Houston, con vientos de 110 kilómetros por hora, siendo el octavo ciclón tropical que llega a Estados Unidos este año. Se esperan inundaciones repentinas “que pongan en peligro la vida” en todo el sur durante los próximos dos días, dijo el Centro Nacional de Huracanes. Los cortes de energía eléctrica cerraron dos ductos de combustible críticos para el noreste y una terminal de exportación de gas natural.

PUBLICIDAD

Ver más: Luisiana declara emergencia ante la tormenta tropical Nicholas

“Podrían ser varios días de fuertes lluvias en toda la costa del Golfo”, dijo Josh Weiss, meteorólogo del Centro de Predicción Meteorológica de EE.UU.

PUBLICIDAD

A última hora de la tarde del martes, los vientos de la tormenta habían descendido a 40 mph a medida que se adentraba en Luisiana, trayendo de 5 a 10 pulgadas (13 a 25 centímetros) de precipitaciones adicionales en toda la región. Podría haber totales aislados de 20 pulgadas (50 cm) en el sur y el centro de Luisiana y el oeste de Florida Panhandle, dijo el Centro de Huracanes.

Nicholas está empapando Texas mientras el cambio climático aumenta la intensidad de las catástrofes, desde tormentas y huracanes hasta incendios forestales. Al menos 80 personas murieron después de que el huracán Ida golpeara la costa de Luisiana y se dirigiera al noreste a principios de este mes y los incendios forestales han quemado grandes franjas del oeste de EE.UU. este año.

Más de 215.000 hogares y empresas se quedaron sin energía eléctrica el martes por la noche en Houston y los condados cercanos, frente a un máximo de 520.000, según PowerOutage.US, que hace un seguimiento de los cortes de suministro.

Los apagones obligaron a Colonial Pipeline Co. a cerrar a primera hora del martes dos oleoductos, ambos conductos críticos de combustible desde la Costa del Golfo de EE.UU. hasta el noreste. Freeport LNG dijo que las tres unidades de producción de su terminal de exportación de gas natural licuado cerca de Houston no funcionaban, probablemente debido a una interrupción de la electricidad.

PUBLICIDAD

Ver más: Tormentas desde Texas hasta China empeorarán la congestión global de barcos

Aunque el huracán Nicholas ha evitado en su mayor parte las plataformas petrolíferas y de gas natural del Golfo de México, las lluvias torrenciales suponen una amenaza para las refinerías costeras y las instalaciones petroquímicas. El sector energético de la región todavía se está recuperando del impacto del huracán Ida hace más de dos semanas, con cerca del 40% de la capacidad de crudo en alta mar del Golfo fuera de servicio. Los futuros del petróleo cotizaron al alza el martes por la posibilidad de que Nicholas se sume a la interrupción del suministro.

PUBLICIDAD

Según el Centro de Predicción Meteorológica, las lluvias más intensas se producirán probablemente entre el lunes y el miércoles. La marejada ciclónica podría alcanzar un metro y medio en la bahía de Galveston en Houston.

El lento avance de la tormenta aumenta el riesgo de inundaciones a su paso por la región.

PUBLICIDAD

Nicholas es la decimocuarta tormenta del Atlántico en 2021. La mitad de las tormentas hasta ahora han golpeado a EE.UU. e Ida fue la peor de la temporada, chocando contra la costa de Luisiana antes de devastar Nueva York con lluvias e inundaciones. El lunes, AIR Worldwide actualizó sus previsiones de pérdidas por Ida, diciendo que la tormenta probablemente causó entre US$20.000 y US$30.000 millones en pérdidas aseguradas. Las estimaciones anteriores rondaban los US$18.000 millones.

Se espera que la última tormenta afecte a zonas de Luisiana que todavía se están recuperando del huracán Laura del año pasado y es probable que traiga fuertes lluvias a las zonas azotadas por Ida, dijo Edwards. Esto también podría interrumpir los esfuerzos para restablecer la electricidad.

PUBLICIDAD

Nicholas también podría dificultar los esfuerzos de restauración de las plataformas petrolíferas y oleoductos del Golfo de México que han permanecido fuera de servicio desde Ida. Los precios del crudo físico de la Costa del Golfo de EE.UU. podrían aumentar si no se restablecen los suministros pronto.

Una temporada de huracanes del Atlántico promedio produce 14 tormentas cuando termina en noviembre, por lo que 2021 está muy por encima.

Con la asistencia de Sheela Tobben, Yueqi Yang, Sergio Chapa, Lars Paulsson y Will Wade.

PUBLICIDAD