Negocios

Gerente de Monómeros reconoce interés de grupos colombianos en la empresa

Luis Hurtado, director principal de Monómeros, anunció que ha presentado su carta de renuncia a la Junta y reconoció que hay un “ambiente complejo para la toma de decisiones”.

Monómeros Colombo Venezolanos
27 de septiembre, 2021 | 02:33 PM

Bogotá — El gerente general de Monómeros Colombo Venezolanos S.A., Guillermo Rodríguez Laprea, descartó este lunes que el Gobierno colombiano se vaya a quedar con el productor de fertilizantes, aunque reconoció que sí hay grupos económicos de ese país “con deseos e intereses”.

“No veo esa posibilidad ni la he sentido, lo que sí hay es una necesidad de que nos acompañen”, comentó Laprea ante los cuestionamientos de los diputados acerca del supuesto interés del Gobierno colombiano por tomar el control de la empresa.

“Hemos estado dispuestos y con acercamientos abiertos con el Gobierno de Colombia al que le estamos pidiendo, desde hace mucho tiempo, su apoyo en el área que necesitamos, que era en el área financiera. Y desde ningún punto de vista hemos sido contrarios, ni hemos estado contra cualquier elemento que no implique total cooperación con el Gobierno de Colombia, porque es allí donde tenemos la posibilidad de ir superando estas situaciones y que nos permitan avanzar”, señaló.

PUBLICIDAD

Monómeros Colombo Venezolanos S.A., filial de la estatal Petroquímica de Venezuela (Pequiven), se acogió a un plan de salvamento en Colombia con miras a iniciar una negociación con sus principales acreedores en medio de la pugna por su control.

Acogerse a estas medidas le permitirá al productor de fertilizantes, fosfatos de calcio para la alimentación animal y productos químicos asegurar la operación de sus negocios, preservar los empleos y “proteger la seguridad alimentaria de Colombia”.

Laprea justificó en la comparecencia que acogerse al plan de salvamento les permitirá “proteger la empresa de algunos intereses adicionales que había”, así como “adelantar iniciativas nuevas y alianzas” que les van a permitir “salir de este punto de debilidad”.

PUBLICIDAD

“Sí hay factores que están afectando la imagen de la empresa con intereses clarísimos”, señaló el ejecutivo, quien fue cuestionado por su experiencia profesional en ese sector y defendió que ha “trabajado muchísimos años” en la gerencia de commodities.

En su intervención, Laprea también comentó que se han solicitado unos créditos a la banca estatal colombiana y se mostró abierto a que se hagan las revisiones pertinentes.

Estoy de acuerdo en que se abra una investigación porque tengo la absoluta tranquilidad de cómo se están llevando los procesos. Solicito que se haga una investigación para que esto quede totalmente aclarado”, comentó.

El pasado 13 de septiembre la presidenta de la junta directiva ad hoc de la empresa, Carmen Elisa Hernández, renunció a su cargo al exponer sus diferencias con la posición adoptada por la gerencia y la junta frente a la resolución de control de la Superintendencia de Sociedades, al considerar que este es “el único mecanismo para proteger a Monómeros y permitirle superar la grave situación en la que se encuentra”.

Al respecto, Laprea dijo que “evidentemente hay una diferencia de visión en los últimos tiempos” y señaló que “no hubo acuerdo” en la respuesta que decidieron dar frente a ese tema (el resto de los miembros de la junta y el gerente general).

Después de responder a los cuestionamientos se pronunció el ingeniero Luis Hurtado, quien informó acerca de su renuncia a la junta directiva ad hoc de la empresa luego de que radicara la carta correspondiente.

PUBLICIDAD

Ver más: Lo que contó la expresidenta de Monómeros en una reunión del Parlamento opositor

“El 20 de septiembre puse mi renuncia a mi cargo como director principal, la renuncia la hice a nombre de la Junta Directiva, a nombre de Pequiven, que es el accionista que me nombra acá, con copia a Juan Guaidó, al Gobierno interino, a la Comisión del Gas, siguiendo los trámites corporativos correspondientes, cuidando los compromisos fiduciarios”, manifestó.

La renuncia la hará efectiva dado que “la situación amerita decisiones radicales” y “rápidas” para que la empresa logre la consecución de los recursos y que se “aclare” lo que está ocurriendo con la organización.

PUBLICIDAD

En este sentido se refirió a que hay un “ambiente complejo para la toma de decisiones”, debido “a la cantidad de fuerzas que están tirando por detrás de todo esto” y de las cuales aún “no tienen certeza”.

En este sentido, señaló que existe un riesgo para la empresa, dado que así se estén tomando las acciones correspondientes desde el punto de vista técnico, sí hay una responsabilidad fiduciaria con Colombia y por ende llamó a la toma de decisiones.

PUBLICIDAD

Recordó que la empresa “venía en caída libre en 2019″ y que para finales de ese año la empresa logró detener esa bajón, las plantas volvieron a retomar su producción y se pudo negociar con los proveedores, un aspecto que denominó como “el talón de Aquiles” de Monómeros.

“El 2020 fue un año de consolidación y 2021 era un año de empuje, empezó muy bien”, pero luego se formó “la tormenta perfecta” debido a la devaluación del peso colombiano frente al dólar, así como el incremento del precio de las materias primas y de los fletes.

Señaló además que esta es una empresa que tradicionalmente tiene una “utilidad neta muy baja” y que la más alta se obtuvo en el 2015 cuando esta fue del 5 %, lo que da un absoluto de unos US$20 millones.

Le puede interesar: ¿Cuál es la importancia de Monómeros, la empresa que Maduro quiere recuperar?

PUBLICIDAD