Economía

¿Halcones en el BanRepública? Alza de tasas en Colombia podría acelerarse

Con la inflación por fuera del rango y el PIB creciendo mejor de lo esperado, en octubre se podría ver una subida más fuerte de los tipos.

Leonardo Villar, gerente del Banco de la República.
Por Daniel Guerrero
01 de octubre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — En un nuevo round de política monetaria las palomas dentro del Banco de la República se impusieron ante los halcones. La pelea pareja terminó 4 a 3 inclinada hacia incrementar tasas en sólo 25 puntos básicos, pero el ciclo de subidas apenas inicia.

Y es que la subida de tasas del jueves fue apenas el primer paso de un camino en el que algunos ven la meta en el 4,75% hacia finales del próximo año.

PUBLICIDAD

Si bien antes de la reunión de política monetarias se esperaba algún voto por 50 básicos, no estaba en las cuentas que la votación estuviera tan apretada.

“Eso lo que hace es entregar muchos mensajes. El primero es que la economía está creciendo mucho mejor de lo que se preveía. De hecho, revisaron al alza nuevamente la proyección para 2021; segundo, que le tienen miedo a la inflación. En Colombia muchos temas están indexados a la inflación y que se suba más puede afectar precios como los arriendes, entre otros; y tres, es también una forma de comunicación, puede ser una forma de decir que están pensando en subir 50 puntos en octubre”, explicó Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

PUBLICIDAD

Hay que tener presente que este jueves se revisó nuevamente al alza la proyección del staff del banco central sobre crecimiento económico para el 2021.

Ver más: BanRepública subiría tasas en Colombia, pero ¿podría ser un alza de 50 básicos?

“En el tercer trimestre la actividad económica retomó su senda de recuperación que se vio interrumpida por los bloqueos y el tercer pico de la pandemia durante el trimestre anterior. El fortalecimiento de la demanda interna al igual que la proveniente de los principales socios comerciales soportarían el mayor dinamismo económico en lo que resta del año, con lo cual se espera un crecimiento de 8,6% para 2021 y de 3,9% en 2022″, dijo el comunicado de la reunión de política monetaria de ayer.

Para Daniel Velandia, director ejecutivo de Research y economista jefe de Credicorp Capital, que en la reunión del jueves se dieran tres votos por subir las tasas en 50 básicos muestra que “el contexto es complejo y existe incertidumbre alrededor de la duración de los choques de inflación que se han visto recientemente en un contexto de crecimiento económico mucho mayor a lo que se preveía antes, generando el riesgo de que se desanclen las expectativas de inflación. Así, la decisión futura sobre el ritmo de subidas será muy sensible al comportamiento de la inflación y sus expectativas”.

PUBLICIDAD

Y es que la inflación está cada vez más lejos de la meta y los analistas cada vez creen menos que se podrá cerrar el año con el IPC dentro del rango del Emisor.

Ver más: Banrep subió sus tasas de interés a 2% en Colombia, primera vez en la crisis

PUBLICIDAD

Según la más reciente encuesta del Citibank, la probabilidad de que la inflación termine el año dentro del rango es de apenas el 14%. Hay tres entidades financieras que creen que la probabilidad es de 0% y una que considera que es del 80%. Las demás respuestas se reparten entre el 1% y el 30%.

Para Wilson Tovar, director de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, la votación de 4-3 muestra que “están valorando una posibilidad no menor de que la inflación continúe al alza, que la velocidad de recuperación requiere más ajustes en el futuro cercano y que hay un número importante de codirectores valorando riesgos importantes en el horizonte”.

PUBLICIDAD

En ese sentido la comisionista plantea que a medida que la inflación podría superar 5% en el primer trimestre de 2022, el Banco de la República continuara subiendo la tasa de interés de manera paulatina, de tal manera que permitirá la expansión del crecimiento económico; en todo caso no descarta que en próximos movimientos el Emisor considere necesario algún incremento de 50 puntos base dado el curso de la inflación.

Entre tanto, Felipe Campos, director de Investigaciones Económicas de Alianza Valores cree que “Es un mensaje hawkish que muestra que la Junta con un plan moderado de subir prácticamente todas las reuniones hasta finales del 2022, igual se quedaría con tasas de interés reales negativas, lo cual no solamente es inusual, sino que corre el riesgo de desanclaje de la inflación. El mensaje es que, si el IPC sorprende al alza de nuevo y termina cerrando por encima del 4,5% esperado ahora por el BanRepùblica, podríamos tener reuniones de 50 básicos más adelante”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Juan Pablo Espinosa, director de Investigaciones Económicas en el Grupo Bancolombia, asegura que “es una señal de la preocupación por la inflación y que los choques que han impulsado el alza, que son choques de oferta, puedan ser más duraderos. En ese orden de ideas, y dependiendo de lo que pueda venir, si viéramos más inflación podríamos pensar en un ajuste más agresivo en los próximos, sin embargo, nuestro pronóstico base sigue siendo que los incrementos sean de a 25 básicos en todas las reuniones en las que se tomen decisiones de tasas”.

¿Quiénes sentirán el alza?

Desde la Junta del Banco de la República siempre se ha enfatizado en que los movimientos de tasas son previendo lo que podría pasar en la economía en horizontes de seis meses a un año.

PUBLICIDAD

En ese sentido el alza de ayer en las tasas de interés de tiene por qué sentirse en los créditos de las personas naturales ni de las empresas en el corto plazo.

Ver más: Expertos del Banco de la República pierden optimismo con el desempleo de 2021

Sin embargo, sí es previsible que las tasas de crédito para las personas de a pie así como para las empresas comiencen a incrementarse hacia el primer trimestre del próximo año.

José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda, explicó la importancia de la decisión. “Es importante señalar que esto implica que seguramente en un periodo de tiempo se dará la trasmisión de esta tasa de interés de intervención a las tasas de interés que se cobran en los mercados financieros y eso puede llevar a un amento en el costo del crédito”.

Per al mismo tiempo el funcionario explicó que de no hacerlo “el riesgo es que se aumenten los precios, y con ello, la capacidad adquisitiva del ciudadano que toma un crédito se disminuya. Quiere decir que esta es una respuesta que se motiva en que el incremento de precios no sería conveniente para ese ciudadano. Pero esta tasa sigue siendo una de las tasas más bajas de la historia, incluso más baja que las de otros países de la región”.

PUBLICIDAD