PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Banco de Canadá mantiene la tasa sin cambios, advierte sobre una inflación elevada

La aparición de la variante omicrón, junto con las recientes inundaciones en la Columbia Británica, también podría “pesar sobre el crecimiento”, dijo el Banco.

Los responsables de la política monetaria, encabezados por el gobernador Tiff Macklem, dejaron sin cambios la tasa de referencia a un día en 0,25% y reiteraron que la economía continúa requiriendo un apoyo considerable de política monetaria.
Por Theophilos Argitis
08 de diciembre, 2021 | 02:06 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El Banco de Canadá mantuvo los costos de endeudamiento sin cambios, pero destacó la fortaleza en el mercado laboral y la preocupación por la persistencia de la inflación que probablemente mantendrá intactas las expectativas de inminentes alzas en las tasas de interés.

En una decisión que se limitó a un comunicado el miércoles, los responsables de la política monetaria, encabezados por el gobernador Tiff Macklem, dejaron sin cambios la tasa de referencia a un día en 0,25% y reiteraron que la economía continúa requiriendo un apoyo considerable de política monetaria.

PUBLICIDAD

Aún así, los funcionarios dejaron de hacer referencia a que las presiones inflacionarias son temporales y señalaron que los recientes aumentos de empleo han sido de base amplia, con la tasa de empleo volviendo a los niveles anteriores a la pandemia.

Si bien los cambios en el lenguaje de la decisión anterior fueron incrementales, no hay nada en la declaración que pueda desviar las expectativas de los inversionistas de que el Banco de Canadá está a punto de embarcarse en una campaña agresiva de alzas de tasas.

PUBLICIDAD

La inflación es elevada y el impacto de las limitaciones de la oferta mundial se está transmitiendo a una gama más amplia de precios de los bienes”, según el comunicado, que añade que “los indicadores económicos recientes sugieren que la economía tuvo un impulso considerable en el cuarto trimestre”.

El Banco de Canadá está a la vanguardia entre los bancos centrales del Grupo de los Siete en la ralentización de sus esfuerzos de estímulo.

En octubre, puso fin a su programa de estímulo para la compra de bonos y aceleró el momento potencial de los futuros aumentos de las tasas en medio de preocupaciones de que las interrupciones de la oferta están impulsando la inflación. Los mercados están fijando el precio de las subidas de tasas en Canadá el próximo año a un ritmo más rápido que la Reserva Federal, que aún no ha puesto fin a su programa de flexibilización cuantitativa.

Cuadro comparativo de las tasas de interés implícitasdfd

Antes del miércoles, los inversionistas estaban valorando cinco aumentos canadienses el próximo año, con una probabilidad de más del 50% de un primer aumento en enero. Los 22 economistas encuestados por Bloomberg News esperaban una decisión firme. Los mercados habían calculado las posibilidades de un alza esta semana en alrededor del 20%.

PUBLICIDAD

Los rendimientos canadienses en la parte delantera de la curva cayeron al conocerse la noticia, y los rendimientos a dos años bajaron unos cinco puntos básicos, hasta el 1,09%. El loonie revirtió brevemente las ganancias anteriores antes de recuperar algo de terreno para negociar cerca de donde estaba antes de la decisión.

La medida del Banco de Canadá del 2 de marzo prevé al menos un aumento de tasas. Algunos analistas habían especulado con la posibilidad de que el banco central insinuara un aumento de tasas en su próxima decisión de finales de enero, lo que no se materializó. Esto llevó a los inversores a recortar las apuestas sobre una subida el mes que viene.

PUBLICIDAD

La decisión fue “ligeramente agresiva, pero no comprometida”, dijo por correo electrónico Simon Harvey, analista senior de mercados de divisas de Monex Europe Ltd.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“Seguimos esperando un enfoque lento a medida que la pandemia se desvanece, sujeto a la evolución de la inflación. Nuestra línea de base sigue siendo el despegue en abril y un total de tres aumentos el próximo año, cada uno de 25 puntos básicos“.

PUBLICIDAD

-Andrew Husby, economista

Sin embargo, al banco central le resulta cada vez más difícil mantener una política ultra acomodaticia.

PUBLICIDAD

Un informe de Statistics Canada que se publicará la semana que viene podría mostrar que la inflación alcanzó en noviembre un máximo de tres décadas, en torno al 5%. La tasa de desempleo está cerca de los mínimos de cinco décadas. Los empresarios tienen dificultades para cubrir puestos de trabajo y la presión salarial es cada vez mayor. Los precios de la vivienda, por su parte, se han disparado.

En la declaración, los formuladores de políticas citaron todos estos desarrollos en su evaluación de la economía canadiense.

PUBLICIDAD

El compromiso de no aumentar los tasas de interés hasta que la recuperación sea completa (algo que los funcionarios proyectaron en octubre que no ocurriría hasta los “trimestres intermedios” de 2022) limita la capacidad de movimiento del banco central. Eso significa que, como muy pronto, en abril, aunque en enero se publicarán nuevas proyecciones que podrían dar al banco central más margen para actuar antes.

Macklem también se ha comprometido a no vender las tenencias de bonos del gobierno canadiense del banco central hasta que al menos haya comenzado el ciclo de aumento de tasas.

Sobrepasar la marcadfd

En su evaluación de la economía mundial, el banco central afirmó el miércoles que sigue observando una recuperación de la actividad, con un aumento de la inflación en muchos países a medida que la fuerte demanda se enfrenta a las interrupciones de la oferta. Sin embargo, la variante ómicron ha “inyectado una nueva incertidumbre” al panorama económico mundial.

La aparición de la variante omicrón, junto con las recientes inundaciones en la Columbia Británica, también podría “pesar sobre el crecimiento”.

Sin embargo, hubo algunos cambios de matiz en torno al lenguaje sobre la inflación. El banco central dijo que los efectos de las limitaciones de la oferta mundial “probablemente tardarán algún tiempo en manifestarse, dados los atrasos de la oferta existentes”. Afirmaron que siguen esperando que la inflación siga siendo elevada en la primera mitad de 2022, antes de volver a relajarse hacia el 2% en la segunda mitad del año.

“El banco está vigilando de cerca las expectativas de inflación y los costos laborales para asegurarse de que las fuerzas que empujan los precios al alza no se incrusten en la inflación actual”, dijeron los funcionarios. Una frase similar en el comunicado de octubre describía estas fuerzas como temporales.

Le puede interesar:

Los mercados dirigen su atención a las maniobras de los bancos centrales

El postureo populista de Trudeau podría perjudicar a la economía de Canadá

Economía canadiense se contrae inesperadamente un 1,1%; el dólar canadiense se debilita

Con la asistencia de Shelly Hagan y Payne Lubbers.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD