Economía

Venta de Acerías Paz del Rio deja a inversionistas entre la espada y la pared

La acción, ilíquida en Bolsa de Valores de Colombia, vale $13,99, pero Trinity Capital, que comprará a Votorantim el 82,4%, ofrece $3,65. ¿Minoritarios deben vender?

Acerías Paz del Río es la única siderúrgica colombiana listada en la Bolsa de Valores de Colombia.
Por Daniel Guerrero
14 de diciembre, 2021 | 04:00 AM

Bogotá — El viernes pasado se conoció que Trinity Capital lanzó una Oferta Pública de Adquisición para quedarse con mínimo el 82,42% de Acerías Paz del Río, y máximo, el 100%.

Ya se sabe que la brasileña Votorantim venderá su participación en la siderúrgica ya que el pasado 18 de noviembre anunció su interés por desinvertir su participación en la empresa de Belencito, en Boyacá.

Tras el anuncio de que llegaría un nuevo dueño, las acciones de Acerías Paz del Río se dispararon un 44% en la BVC, sin embargo, al conocerse el precio de la OPA el panorama cambió.

PUBLICIDAD

Ver más: Lanzan OPA para comprar acciones de Acerías Paz del Río a brasileña Votorantim

Analistas de comisionistas de bolsa consultados por Bloomberg Línea sostuvieron que el precio de la OPA parece bajo y podría no ser atractivo para los minoritarios. No obstante, aclararon que es una empresa a la cual no le hacen cobertura constante y por lo mismo prefirieron ser citados.

De acuerdo con Andrés Moreno Jaramillo, experto bursátil y asesor financiero, el valor patrimonial de la compañía boyacense es de $21,48.

PUBLICIDAD

“Si uno lo mira se va a pagar un 0,17% del valor patrimonial en la OPA, mientras que, por ejemplo, en Grupo Nutresa, el valor patrimonial es de $17.787 y la OPA está alrededor de los $30.000, es decir, pagará 1,69 veces el valor patrimonial de la empresa”.

Para Moreno el precio que pagará por las acciones es extremadamente bajo, “Creo que ni el más pesimista daba este precio. Hace 13 años se hizo la venta en un “martillo” por $135″.

El problema para los minoritarios, explica Moreno, es que “si decide vender, le toca hacerlo a precios muy inferiores al mínimo histórico de la acción, y si decide no vender, es muy probable que quede atrapado porque como va por el 100%, lo más seguro es que después de la OPA lo que venga sea el desliste de la acción”.

La mayoría de los accionistas minoritarios son personas que ya fallecieron, o las acciones están en procesos de sucesión, por lo tanto, es probable que un gran número de tenedores de acciones no se presenten a la OPA.

Ver más: Primer negocio del 2022: Brasileña Votorantim venderá su parte en Paz del Río

Adicionalmente, según Moreno, el Instituto de Fomento y Desarrollo de Boyacá, que es propietario de un poco más del 13% de las acciones de la siderúrgica está obligado a vender dado que su rol no es de inversionista y esas acciones no pudieron ser vendidas en 2008, durante la última OPA, porque estaba en pleito quién debía ser el titular de los papeles.

PUBLICIDAD

Finalmente, hay que decir que tras una OPA suelen suceder dos cosas: la primera, que se reduce la liquidez de la acción, la cual es mínima en el caso de Acerías Paz del Río, y la segunda, que el precio de la acción se cae ante el mismo escenario de iliquidez.

Así las cosas, los accionistas deberán sopesar las dos realidades: por un lado, recuperar algo de su inversión vendiendo a precios mínimos, o aguantar y exponerse a un desliste que terminaría de resignar sus posibilidades de venta.

Ver más: Paz del Río se dispara 44% en BVC tras anuncio de venta de su dueño brasilero

PUBLICIDAD