Ecuador

Exclusivo: La meta de Ecuador es firmar 12 acuerdos comerciales en tres años

México, República Dominicana, China, Japón, Corea del Sur y otros más están en la mira del Ecuador. En mayo, el presidente Lasso visitará Israel

El canciller del Ecuador, Juan Carlos Holguín
28 de marzo, 2022 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 10 minutos

QUITO — La política exterior del Gobierno ecuatoriano se ha enfocado en ser pragmática, abandonando la ideologización adoptada por administraciones previas. Es así que el canciller Juan Carlos Holguín aseguró a Bloomberg Línea que la meta de suscribir 12 acuerdos comerciales hasta 2025 se mantiene. México, República Dominicana, China, Japón, Corea del Sur, Israel, Canadá y otros más son los destinos que tiene en la mira el Ecuador.

El más próximo es el de México, sobre todo porque este acuerdo es una necesidad para formalizar la entrada a la Alianza del Pacífico. China es el segundo en importancia, especialmente por los tiempos, pues el plan es firmarlo hasta finales de año, un objetivo que Holguín lo ve posible. Para mayo, en cambio, está planeado que el presidente Lasso visite Israel, con la intención de lograr un memorándum de entendimiento.

PUBLICIDAD

Al momento, el enfoque está también en encontrar nuevos mercados a las exportaciones primarias que están sufriendo por la guerra en Ucrania. El plátano, el camarón y las flores han sido severamente golpeados.

En esta entrevista, el ministro de Relaciones Exteriores habla, además, del reto que significó sacar de la zona de guerra a más de 700 ecuatorianos y de cómo está actualmente la relación con Rusia:

PUBLICIDAD

LA DIPLOMACIA COMERCIAL COMO EJE

El comercio exterior ha sido una política del Gobierno del presidente Lasso, ¿en qué se está trabajando al respecto desde la cartera que usted dirige?

Mi misión en la Cancillería es, efectivamente, poner énfasis en la diplomacia comercial. Es la siguiente fase después del plan de vacunación y la diplomacia de las vacunas, que indudablemente fue el mayor plan de reactivación económica que tuvo el Ecuador el año pasado. Seguimos en la línea de “Más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador”, que básicamente se traduce en lograr, al menos, 12 Tratados de Libre Comercio en los siguientes tres años.

Dentro de esa estrategia seguimos con éxito la hoja de ruta iniciada tras el viaje del presidente Lasso a China para lograr nuestro Tratado de Libre Comercio con China hasta finales de este año. Hemos iniciado también la conversación con Corea del Sur, con República Dominicana, con varios otros países para lograr este objetivo. Al mismo tiempo, tenemos la buena noticia de la aprobación en la Comisión de Relaciones Internacionales del Senado de Estados Unidos de una ley que prioriza al Ecuador como política de Estado en cooperación comercial, de defensa y seguridad.

La guerra en Ucrania ha golpeado al comercio ecuatoriano, sobre todo a las exportaciones primarias. ¿Cómo está trabajando el Gobierno en aquello?

PUBLICIDAD

Ecuador es un afectado directo a nivel comercial del ataque de Rusia a Ucrania puesto que tenemos un monto de exportaciones a Rusia de más de US$ 1.000 millones al año, especialmente en banano, camarón y flores. Nuestra estrategia en este momento es abrir nuevos mercados, pero en lo inmediato nuevas posibilidades para que el producto que usualmente iba a Rusia llegue de manera inmediata a otros lugares.

El presidente anunció aquello hace varios días, pero no es tan sencillo ubicar, por ejemplo, millones de cajas de banano... ¿Cuáles son los mercados que están identificando realmente?

PUBLICIDAD

El mercado del Golfo Pérsico y China, especialmente, porque, por ejemplo, el banano que se exporta a Rusia tiene otros lineamientos fitosanitarios de los que se exporta a la Unión Europea o a Estados Unidos, por lo tanto, hay que buscar mercados inmediatos que puedan aceptar el producto del Ecuador.

¿El acercamiento se realiza a través de las oficinas comerciales o es más directo?

PUBLICIDAD

La estrategia del presidente Lasso ha sido generar un equipo de coordinación directa entre la diplomacia y la parte de política internacional con el Ministerio de Comercio Exterior, Producción y Pesca. Nosotros trabajamos de manera coordinada con el ministro (Julio José) Prado, quien lidera toda la estrategia de aperturas en este plan de contingencia.

¿Son optimistas al respecto?

PUBLICIDAD

Es muy difícil, en una situación de guerra el trabajo es cuesta arriba, pero hay que lograr tener la solidaridad de algunos países que se han mostrado muy abiertos a ayudar en estas soluciones de corto plazo.

El presidente habló de China e incluso dijo que había adelantado esas conversaciones…

PUBLICIDAD

Las hizo él personalmente y eso ayuda mucho para la voluntad política y la solidaridad de ese mercado.

Canciller, ¿se mantiene, entonces, la meta de los 12 acuerdos comerciales en los tres años siguientes?

Totalmente, salvo uno que se vería afectado, el de Eurasia, el resto de Tratados de Libre Comercio son mercados que no se verían afectados por esta coyuntura mundial.

En medio de esta búsqueda de mercados, el ingreso del Ecuador a la Alianza del Pacífico es casi una realidad. ¿Cree que el giro ideológico hacia la izquierda de la región afectará al bloque comercial?, ¿cómo ven la entrada del país?

Muy bien, con mucho optimismo, en la reunión de Buenaventura (Colombia) de enero pasado, todos los miembros de la Alianza el Pacífico dieron la bienvenida al Ecuador una vez que concrete su acuerdo con México, también lo ratificó el presidente de Chile, Gabriel Boric. Ese apoyo político nos da mucha tranquilidad y es una apuesta comercial muy importante. La Alianza del Pacífico es la octava economía del mundo y con México estamos ya en la última fase de negociaciones confirmadas para el mes de abril y esperamos terminar ese proceso lo más pronto posible.

Es decir, el tema ideológico ya no pesa tanto como antes…

Creo que algo muy positivo de la Alianza del Pacífico es que no está ideologizada, representa una oportunidad para los mercados de cada uno de los países. Los acuerdos comerciales bien llevados se traducen, sin importar la ideología, en mejores condiciones de los ciudadanos de cada país, y vemos con mucho agrado que los nuevo gobiernos no han tomado ninguna postura distinta a las bases fundamentales de la Alianza del Pacífico, lo mismo con el presidente (Pedro) Castillo, de Perú, que ha tomado una postura de apoyo a la Alianza del Pacífico.

¿Con Colombia se esperaría lo mismo en caso de que la izquierda gane las próximas elecciones presidenciales?

Creo que la Alianza del Pacífico pasa por su momento más sólido y, como decía antes, más allá de los gobernantes de turno es un sistema de integración regional que permite que perduren los acuerdos.

Hay otros mercados importantes como la Unión Europea con quien se tiene un acuerdo comercial de cinco años, pero el bloque le ha recomendado al Ecuador hacer varios ajustes en temas relacionados con la pesca sostenible, por ejemplo. ¿Cómo se está trabajando en ello?

La Unión Europea es uno de los ejemplos de por qué los Tratados de Libre Comercio son beneficiosos para países como Ecuador, tenemos un superávit en la balanza comercial, y en esta etapa de conflicto mundial la Unión Europea ha sido extremadamente solidaria con el Ecuador. Tuvimos una reunión hace 10 días liderada por el ministro Prado y estamos trabajando en cada uno de los temas que requieren una solución, tanto de la Unión Europea como del Ecuador. Hace 15 días también tuvimos reuniones de alto nivel con la Unión Europea aquí en el Ecuador y trabajamos con mucha fluidez con ellos para seguir potenciando ese Acuerdo Libre Comercio.

UNA LÍNEA MÁS PRAGMÁTICA

¿Cuáles son los beneficios de que Ecuador tenga una línea exterior pragmática y menos ideologizada?

Ecuador pasa por un gran momento internacional, sobre todo por la estabilidad democrática que existe y la estabilidad financiera que genera muchas oportunidades para que el Ecuador se convierta en un polo de inversión inmediata. Creo que esa política internacional pragmática, relacionada con no tener ideologizaciones pasajeras, como sucedió en el pasado, nos permite proponerle al país una política comercial internacional sostenible en el tiempo, es lo que vemos con la Alianza del Pacífico, no importan los gobernantes de turno, importan las bases sólidas en las que esos esos estamentos comerciales están basados.

Sobre el acuerdo comercial con China, ¿es realista decir que se puede alcanzar hasta fin de año, canciller? Considerando que países vecinos les ha tomado hasta dos años…

Completamente. Ha sido el compromiso de ambos presidentes en una conversación presencial y fue una propuesta del presidente Xi Jinping que se lo firme durante la cumbre de China-LAC de este año en Guayaquil, por lo tanto, los equipos técnicos de los ministerios de Comercio Exterior de ambos países y las cancillerías se encuentran trabajando con esa hoja de ruta.

¿Se tiene previsto en el corto plazo visitar otros destinos para un acercamiento comercial más formal?

Nuestro ministro Prado está liderando la estrategia, ya ha hecho viajes, por ejemplo a República Dominicana para abrir el proceso de negociación. En mayo, junto al presidente, viajaremos a Israel en busca de firmar un memorándum de entendimiento para el inicio del Tratado de Libre Comercio.

¿En qué otras aristas está trabajando la Cancillería?

Tenemos varios ejes de trabajo en esta diplomacia que el presidente Lasso ha llamado “De la Prosperidad”. Un eje muy importante es la diplomacia para la transición ecológica donde trabajamos de la mano del ministro de Ambiente, Gustavo Manrique, para aprovechar toda la cooperación internacional que existe alrededor de la transición ecológica. Vamos a participar en la cumbre de Estocolmo + 50 que se va a desarrollar en el mes de junio, donde Ecuador va a copresidir uno de los ámbitos más importantes. Tenemos también un fuerte componente de movilidad humana, no solamente vinculado a la migración riesgosa, sino ahora -como pudimos demostrar- en el proceso de evacuación en la guerra.

LAS LECCIONES DE LA GUERRA

Respecto a la guerra canciller, Ecuador tuvo que evacuar a más de 700 connacionales y fueron días de alta tensión, ¿qué lecciones le dejó?

Nosotros teníamos un plan de contingencia con varios escenarios. No hubiésemos querido llegar a un escenario de guerra, pero teníamos contemplada esa posibilidad por los informes de inteligencia. Tomamos la decisión en el mes de enero de hacer un censo en Ucrania, la cifra fue inusual, en un primer censo daba que más de 400 ciudadanos residían allí. El reto fue que Ecuador no contaba con una embajada en Ucrania y había cerrado su embajada en Polonia en 2014, por lo que hacer un plan de contingencia con esas falencias era complejo, pero tuvimos una respuesta inmediata con más de 21 funcionarios que estuvieron 26 días en frontera trabajando en el plan de evacuación de 716 personas que llegaron con vida al Ecuador.

También está el tema de los ecuatorianos que viven en Rusia y a quienes se les ha indicado que deberían volver por sus medios, ¿esa oposición se mantiene?

Hay contacto con muchos de ellos, la problemática en Rusia es distinta, hay más de 2.000 ecuatorianos allá, más de 1.300 estudiantes entre ellos. Las universidades de Rusia no han permitido la salida de algunos estudiantes porque dicen que no hay zona de conflicto allá, pero la Cancillería y el gobierno ecuatoriano han reiterado el llamado para que los ecuatorianos puedan salir por sus propios medios de Rusia.

Las sanciones económicas que ha recibido Rusia tienen una afectación directa sobre los ciudadanos ecuatorianos que se encuentran allá que poco a poco irán teniendo menos medios de subsistencia porque no hay manera de enviar dinero a Rusia.

¿Cómo la relación con la Embajada rusa en Ecuador? ¿Hay comunicación?

Rusia tiene su embajada en el Ecuador y nosotros mantenemos nuestra embajada en Rusia, que además se ha volcado en este momento a la atención de los ecuatorianos que se encuentran allá. Tenemos un una embajada que está trabajando y que tiene planes de contingencia en caso de que la situación dure más tiempo o tome otro camino.

El gobierno ecuatoriano ha condenado la invasión rusa Ucrania, por eso le consulto sobre la relación diplomática con Rusia…

Hay relación diplomática con la embajada y es muy necesaria en este momento para hacer respetar la vida y la seguridad de nuestros ciudadanos allá. Ecuador ha condenado de manera directa y frontal el ataque de Rusia a Ucrania y esa ha sido nuestra posición, creyentes además del multilateralismo en Naciones Unidas donde hemos manifestado la necesidad de que este ataque pare ya.

PUBLICIDAD