PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Mercados

Guerra e inflación obligan a Wall Street a cambiar su estrategia

Wall Street considera una serie de escenarios posibles, desde un menor nivel de tensión en Ucrania hasta un conflicto prolongado y coberturas contra la estanflación

Un cartel de la calle Wall Street frente a la Bolsa de Nueva York (NYSE).
Por Emily Barrett y Ruth Carson
30 de marzo, 2022 | 07:14 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — La guerra en Ucrania inicia su segundo mes y Wall Street considera una serie de escenarios posibles, desde un menor nivel de tensión hasta un conflicto prolongado. En un escenario, Goldman Sachs Group Inc. (GS) recomienda coberturas baratas contra la estanflación. BlackRock (BLK) favorece los bonos de corto plazo en otro. Y el titán francés Amundi SA (AMUN) advierte sobre una liquidez más ajustada.

Vivimos en un clima de elevada incertidumbre geopolítica”, dijo Mark Dowding, director de inversiones de BlueBay Asset Management en Londres, que gestiona US$127.000 millones en activos. “Es probable que parte de este aumento en las primas de riesgo sea permanente porque hemos visto algo sísmico en el transcurso de este mes. ¿Quién sabe lo que va a pasar en cualquier momento? Podría salir cualquier titular en la próxima hora o dos”.

PUBLICIDAD

Un punto de consenso es que la inflación no va a disminuir en el corto plazo y muchos advierten que las condiciones de liquidez y negociación pueden volverse mucho más difíciles.

“Las condiciones de liquidez del mercado parecen resistentes hasta ahora, pero este es un punto de atención”, comentó Vicent Mortier, director de inversiones de Amundi, la mayor gestora de fondos de Europa que administra US$2,3 billones en activos. Cubre carteras con derivados, como seguros de impago de deuda y opciones de venta.

Estos son algunos de los escenarios:

PUBLICIDAD

Guerra prolongada

“Una guerra prolongada es el escenario intermedio que parece probable para muchos”, dijo Agnes Belaisch, estratega jefe para Europa en Baring Investment Services Ltd. en Londres.

El dólar estadounidense sigue siendo un activo de refugio sólido, en su opinión. Los diferenciales de los bonos de corto plazo de países de la periferia de la eurozona son atractivos.

Las posiciones largas en acciones de empresas de tecnología de pequeña y mediana capitalización podrían funcionar bien en una era de intensificación de la seguridad nacional, según Mark Haefele, director de información de UBS Global Wealth Management. UBS Group AG (UBS) administra US$2,6 billones en activos, según su sitio web. Haefele favorece las inversiones en el sector de la ciberseguridad y tecnologías como 5G+ en las telecomunicaciones.

Las acciones estadounidenses que pagan dividendos son un refugio debido a su exposición a los “beneficiarios del aumento de los precios de la energía”, escribieron Michael Fredericks y Justin Christofel de BlackRock Financial Management Inc., en una nota a clientes el miércoles.

Desescalada

PUBLICIDAD

Para DBS Bank Ltd., la gran tecnología global con énfasis en empresas con poder de fijación de precios es la opción para la empresa, que prevé que el mundo vuelve al “crecimiento inflacionario”, un escenario que considera positivo para las acciones en general. Sin embargo, al igual que muchos inversionistas, DBS está infraponderado en acciones europeas porque la región tardará en resolver su dependencia energética de Ucrania y Rusia.

Los bonos de corto plazo parecen más atractivos que los de largo plazo, según el instituto de inversiones de BlackRock (BII), ya que los bancos centrales aprenderán a vivir con una inflación moderada impulsada por la oferta, en lugar de llevar las tasas oficiales a territorio restrictivo.

Las acciones chinas también son posiciones favorecidas tanto para DBS como para BII, dada la probabilidad de una política más flexible a medida que otros bancos centrales se ajustan, aunque BII advirtió que “los vínculos de China con Rusia han creado un riesgo de estigma geopolítico que podría presionar a algunos inversores a evitar los activos chinos”.

PUBLICIDAD
Acciones borran pérdidasdfd

Sanciones y materias primas

“Incluso si levantaran las sanciones mañana, los clientes tradicionales de Rusia buscarían diversificar sus proveedores”, dijo Christopher Smart, estratega jefe global de Barings (BBDC).

PUBLICIDAD

Barings se inclina por las divisas vinculadas a productos básicos y evita los importadores líquidos.

Entre los favoritos de BlueBay están el dólar australiano (AUD) y el rand sudafricano (ZAR).

Las coberturas cada vez más baratas contra la estanflación global incluyen posiciones largas en el dólar estadounidense frente al franco suizo (CHF) o el euro, según Ian Tomb, estratega de Goldman Sachs.

-Con la asistencia de Ishika Mookerjee.

PUBLICIDAD